• Jue. Sep 16th, 2021

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Vacunajetas » También en los sindicatos: delegados vascos de U.G.T, C.C.O.O. y E.L.A. se cuelan para vacunarse «

Poractualidadcanarias

Ene 28, 2021

Crece, día a día, la lista de los ‘vacunajetas’ que se han inoculado la dosis de la vacuna contra el Covid. Una de las últimas en engrosarla es una delegada del sindicato CCOO (Comisiones Obreras) que se inoculó la dosis saltándose el protocolo en el hospital de Santa Marina de Bilbao. Mientras, ELA y UGT han defendido que sus representantes recibieran la dosis y LAB ha informado de que su delegado no se vacunó.

Tras conocerse el caso, CCOO del País Vasco ha cesado este miércoles de sus funciones a dicha delegada del sindicato que puso la vacuna del covid-19 de forma irregular en el hospital de Santa Marina de Bilbao, donde se produjo una «vacunación masiva». Pero, pese a cesarla, el sindicato oculta el nombre de la delegada, cuya identidad no ha trascendido.

La central sindical ha dado a conocer esta destitución, tras la comparecencia en comisión en el Parlamento vasco de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en la que ha dado a conocer que en el centro hospitalario de Santa Marina había habido una «vacunación masiva», que ha atribuido a «un error y una descoordinación».

Sagardui ha explicado que, además de su director gerente, José Luis Sabas, que fue cesado, también se pusieron la vacuna contra el coronavirus cuando no les correspondían otros directivos y 16 personas no adscritas al centro, entre ellos cuatro representantes sindicales, otras cuatro personas de servicios religiosos y cuatro más de personal que gestiona la cafetería.

En un comunicado, el sindicato CCOO ha informado de que ha tenido conocimiento hoy de la vacunación «indebida» de esta persona, que tenía la responsabilidad sindical de visitar centros hospitalarios y de asesorar a sus trabajadores, entre otros, del hospital de Santa Marina de Bilbao.

Por ello, ha decidido cesarla, ya que «saltarse el protocolo de vacunación es un hecho de la gravedad suficiente como para tomar las medidas necesarias».

«Este mismo nivel de exigencia para quienes representan a Comisiones Obreras, se va a trasladar a la Consejería de Salud del Gobierno vasco a la hora de aclarar los protocolos de vacunación y demandar la transparencia necesaria en su ejecución», ha asegurado.

Más casos en ELA y UGT

Por su parte, ELA ha justificado la vacunación de su delegado sindical porque «se le conminó a vacunarse inmediatamente, ya que la Dirección del Hospital había determinado que, para seguir haciendo esa labor en condiciones de seguridad y proteger al hospital, debía vacunarse una vez que ya había finalizado la vacunación de toda la plantilla, motivo por el cual recibió la vacuna una vez finalizada la reunión», ha señalado, según informa Efe.

ELA ha sostenido que Sagardui «intenta desviar la atención a otras cuestiones» y ha considerado que si en «algunas OSI no se ha respetado el protocolo de vacunación es, sin duda, producto de la opacidad y la deficiente gestión con la que el Departamento de Salud está llevando todo el proceso».

UGT-Euskadi ha advertido a Sagardui de que «no puede echar balones fuera en su responsabilidad de la vacunación, cuando desde que ha llegado al cargo ha mantenido la falta de transparencia de todo lo que hacen, incluido de los protocolos de vacunación».

«Nuestros delegados sindicales en los centros sanitarios se vacunan cuando lo indican las unidades básicas de prevención del centro en que prestan sus servicios. Ni lo tenemos que hacer público ni lo tenemos que ocultar. Sencillamente, seguimos los dictados de los servicios de prevención de riesgos laborales, como así ha sido en este caso. Ni hemos presionado a favor ni tenemos que resistirnos en contra, seguimos las indicaciones de estos servicios».

Investigación del Gobierno vasco

La investigación de Osakidetza ha sacado a la luz la administración de otras 16 vacunas a personas a las que «no correspondía». Entre ellas, se encuentran cuatro representantes de sindicatos, cuatro personas pertenecientes a servicios religiosos, cuatro trabajadores de la empresa que explota la cafetería, dos empleados de una empresa de ‘vending’, y dos trabajadores de una empresa de mensajería.

La consejera ha explicado que este «mal uso» de parte de las dosis recibidas, unido a la actitud «poco ejemplar» de los altos cargos que reciben vacunas destinadas a personas vulnerables o expuestas al covid, es lo propició la exigencia de responsabilidades al director gerente.

Sagardui ha defendido la gestión de su Departamento ante este problema. «En cuanto se tuvo conocimiento de un incumplimiento en los criterios de vacunación, se ha actuado con celeridad, solicitando a las personas en cuestión, que asumieran su responsabilidad. En pocas horas, estas personas estaban fuera de la organización», ha subrayado.

En el caso del «error» y la «descoordinación» que derivó en la vacunación «masiva» de profesionales sanitarios de Santa Marina ha asumido su «responsabilidad», y ha anunciado medidas para mejorar la coordinación. No obstante, ha reiterado que en ningún caso dio una «autorización» para que se procediera de esa forma.

La consejera ha concluido su intervención respondiendo a las peticiones de dimisión que le han dirigido varios grupos de la oposición.

«De verdad que entendería que pidieran mi dimisión por no hacer nada, por tapar una actitud poco ejemplar o por ocultar lo ocurrido; pero cuando lo hemos sabido, hemos actuado», ha manifestado, tras lo que ha asegurado «no entender» que se solicite su renuncia al cargo.

Otros casos en el País Vasco

En el País Vasco se han producido más vacunaciones irregulares. Dos ex concejales del PNV, Eduardo Maíz y José Luis Sabas, también se colaron en la campaña de vacunación valiéndose de su posición como directores de los hospitales, respectivamente, de Basurto y Santa Marina. Los dos han presentado ya su dimisión por vacunarse sin ser profesionales sanitarios en primer línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *