• Dom. Oct 25th, 2020

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Telde » La Verguenza de Telde » Los inquilinos del portal 25 de la calle Manuel Alemán Álamo llevan dos años esperando a que Fomentas arregle los numerosos desperfectos que dejó la última obra. «

Poractualidadcanarias

Oct 5, 2020

Recibieron con entusiasmo la noticia de que su desmejorado edificio por fin iba a ser rehabilitado, y aguardaron pacientes los quebraderos de cabeza habituales que todo trabajo de construcción conlleva dando por hecho de que las molestias valdrían la pena.

Pero la alegría fue efímera entre los vecinos del portal 25 de la calle Manuel Alemán Álamo, una de las principales vías de Jinámar situada en pleno núcleo del parque público de viviendas más grande de Canarias.

Lo que se suponía que iba a resultar una mejora sustancial de una infraestructura de avanzada antigüedad, terminó siendo una decepción que, con el paso del tiempo, se tornó en indignación. «Todavía me pregunto qué arquitecto firmó esta chapuza de obra. La empresa privada se ha llevado su dinero y ha engañado al Ayuntamiento», se queja el presidente de la comunidad de vecinos, Pedro Santiago Duque.

Este afectado ya se ha reunido en varias ocasiones con Carmen Hernández, concejal de Viviendas (área de la que depende Fomentas) y con el propio alcalde, Héctor Suárez, además de con varios concejales e, incluso, con el senador Ramón Morales.

Sin embargo, el problema persiste: grietas en la fachada, acumulación de nidos y excrementos de palomas en los paneles con los que sustituyeron las celosías metálicas, desprendimientos en los laterales traseros del edificio, caída de pintura en los jardines, oxidación de armaduras, vigas y pilares, o telefonillos estropeados son algunas de las anomalías que presenta este bloque.

Y la sospecha es que no es el único de Manuel Alemán Álamo, ya que inquilinos de edificios vecinos han pedido consejo a esta comunidad de cómo proceder para presentar sus propias reclamaciones.

«Nos dijeron que nos iban a colocar redes para evitar los excrementos de los pájaros, y nada. En las mejoras del ascensor no se renovaron los cuadros de luz, magnetos, ni la palanca general, y está todo obsoleto. La puerta de la cubierta no es la pertinente.

No se revisó la red de saneamiento, ni se ejecutó ninguna actividad de control de abastecimiento en los contadores de agua…», prosigue Duque sobre una lista interminable de desperfectos para los que él y sus vecinos demandan soluciones de una vez por todas.

Canarias7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *