• Sáb. Dic 5th, 2020

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Santa Maria de Guia » Luces y sombras del mundo de la prostitución «

Poractualidadcanarias

Nov 5, 2020

Desde las discípulas de Afrodita, diosa griega del amor, pasando por María Magdalena y hasta llegar a Julia Roberts en aquella famosa película que todas las mujeres adoran, el rol de las prostitutas ha servido para inspirar personajes en cine y literatura pero, ¿qué se conoce exactamente de cómo y cuándo surge la profesión más antigua del mundo?

Responder al cuándo es una tarea complicada. Hay constancia (en diferentes formas de historia del arte) de la existencia de mujeres que, consideradas además sagradas, vendían su cuerpo a cambio de dinero, que luego ofrecían a los dioses, o aquellas que lo hacían como una forma de culto a la ardiente diosa griega del amor.

En la época en la que los dioses bajaban del Olimpo a la tierra y campaban por ella a sus anchas, ser una prostituta sagrada en un templo destinado a Afrodita era todo un honor.

Sin embargo con el correr de los tiempos, la evolución del ser humano le ha llevado a darse cuenta que, el hecho de que una persona venda su cuerpo a otra (independientemente de su sexo, que también existen los gigolós) no es algo bueno.

A pesar de esto, lo datos sobre consumo de prostitución son escalofriantes. Como si de una peli de Almodóvar se tratara muchas personas se lanzan cada noche a la oscuridad que supone “hacer la calle”. ¿Por qué? ¿Qué lleva a alguien a tomar la decisión de comercializar con su cuerpo como si de un objeto se tratase?

Éstas son preguntas complicadas de contestar. Como dice el refrán “hay de todo en la viña del Señor”. Los habrá que lo hagan por necesidad, que tengan responsabilidades y no se les ocurra otra forma de conseguir dinero, y habrá también los que lo hagan por el morbo, el vicio, ¿quién sabe? Quizá incluso por curiosidad.

Estamos en la era de las nuevas tecnologías, todo está a un solo click de ratón. Un momento de revolución en el que parece que la sexualidad se ha convertido en el referente que todo atrae. El cine, la literatura, las series de televisión, los realitys, la música, todo parece pensado para incitar al sexo. ¿Por qué no probar qué se siente cuando, después de irte a la cama con alguien, te despiertas con cien euros en la mesilla de noche? El miedo y el morbo a los desconocido son los afrodisíacos que más atraen a la gente. Eso sí, no hay que olvidar que la curiosidad mató al gato.

Si hacemos un recorrido a través de la historia de la prostitución se encuentran nombres que son por todos conocidos.

María Magdalena pasó a los anales de la historia religiosa por ser una prostituta a la que Jesús perdonó por el pecado de vender su cuerpo. Esto siempre que no se crean la teoría del El código Da Vinci, en el que Dan Brown, basándose en los evangelios apócrifos, defendía que en realidad era su mujer.

Madame Pompadour: La prostitución no es siempre sinónimo de bares de carretera y chulos con cadenas de oro que cobran por el trabajo que en realidad hacen “sus chicas” Hubo una época en la que en ese mundo también había glamour. La aristocracia y la realeza se ha servido de la “ayuda” de estas mujeres desde que el mundo es mundo. Este es el caso de Madame Pompadour, que siendo una gran mecenas de la Ilustración, peleó por los favores sexuales de Luis XV.

Teodora de Bizancio de puta a emperatriz: Ejerció desde los dieciséis años y se hizo famosa por sus striptease y porque se casó con un príncipe heredero que, cuando alcanzó el trono decretó varias leyes en favor de las prostitutas.

Vivian: Es la prostituta más famosa de Hollywood que con su melena de rizos pelirrojos conquistó nada menos que a Richard Gere en una película que resulta ser la favorita de muchas mujeres, que suspiran con vivir una historia de amor así, con un ricachón atractivo que las lleve de compras sin pararse a pensar ¡que ella es puta!

Como siempre les invito a reflexionar conmigo, ¿está el mundo de la prostitución lleno de luces y sombras? ¿Habrá personas que se lancen a vivir la experiencia solo por el morbo de ver qué se siente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *