• Jue. Oct 28th, 2021

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Previa » R.C.D. Español — U. D. Las Palmas » Raúl de Tomás y Jesé, reunión en el rellano camino del ascenso » Por Adol «

Poractualidadcanarias

Abr 24, 2021

Ambos canteranos del Real Madrid llegan estimulados. El Espanyol trata de amarrar cuanto antes su retorno a Primera.

Último tren a la promoción para Las Palmas.

En un 99 por ciento fijan los expertos las opciones de ascenso directo del Espanyol, un 97 por ciento más de las que dan a Las Palmas de acceder a la promoción. Matemáticamente, un paseo. Pero nada más lejos de la realidad. Primero, porque ni los pericos se fían de la estadística, y quieren amarrar su retorno a Primera cuanto antes, ni los canarios renunciarán a sus probabilidades por remotas que parezcan, de ello se encargará un Pepe Mel que mira al futuro. Y, sobre todo, porque sobre el césped del RCDE Stadium comparecen dos viejos compañeros, azuzados ahora mismo por el pellizco del fútbol. Nada más peligroso que un aguijonazo de Raúl de Tomás o Jesé.

Canteranos blancos ambos, compartieron vestuario en el Castilla hace ya ocho temporadas –junto a Lucas Vázquez, Burgui, Álex Fernández o Andrés Prieto, futuros (pasados) pericos– e incluso llegaron a pasarse el relevo en un Real Madrid-Milan amistoso un año más tarde, con Diego López en la meta ‘rossonera’, con Cristiano, Benzema y El Shaarawy en danza, y hasta con Djokovic haciendo el saque de honor. Es más, coincidieron en su enfoque para relanzar sus carreras, el curso pasado, al firmar por Benfica y Sporting de Portugal, respectivamente, aunque sin demasiado éxito. Ahora, sin embargo, pugna De Tomás por el ‘pichichi’ de Segunda y contra la mala pata de los tres penaltis seguidos que lleva fallados. Y Jesé, de vuelta desde febrero a su hábitat, encadena siete titularidades –con un gol y dos asistencias–, que solo se vieron truncadas por su sanción de la pasada jornada.

No podía encontrar este Espanyol-Las Palmas mejores cabezas de cartel que el madrileño y el canario, ya que si algo destilan ambas plantilla es talento. La de Vicente Moreno, además, rezuma un pragmatismo que lo ha llevado a enlazar 12 jornadas sin perder, la base capital sobre la que ha constituido su liderato y, especialmente, los diez puntos en que aventaja al Almería, tercero, por lo que una victoria serviría ya para ir descontando los días hacia el obligado ascenso. Lo intentarán los pericos con el retorno a la titularidad de David López, quien se reservó en el 1-1 ante el Almería, con Dimata complementando de nuevo a RdT en la punta del ataque y condiversos candidatos para el flanco izquierdo de la vanguardia, que se mueve entre Puado, Melamed y Melendo. Benditas dudas.

«Qué mejor sitio para reivindicarse que Cornellà», dijo ayer Pepe Mel antes de emprender viaje a Barcelona. Ocurre que Las Palmas rinde mejor contra los equipos de la zona noble de la clasificación, y hoy se enfrenta contra el mejor, o peor, según se mire, rival posible, en el mejor escenario posible de la categoría. Ni que fuera una lenta y dolorosa agonía, el equipo afronta cada jornada, desde hace un tiempo, con la sensación de que llega tarde a esa intensa carrera por los playoff. La irregularidad ha sido su penitencia, y además es imposible dar el hachazo con semejante cantidad de goles encajados: 44. Su potencial en ataque es inmenso, pero no siempre le basta. Precisamente, para el frente ofensivo recupera a Kirian, Mujica y un Jesé, con Pejiño lesionado, que casa bien con un Araujo que viene de lucirse ante el Málaga.

Tampoco es que ahora valga de mucho, pero en Las Palmas anida el recuerdo del buen partido, y la victoria, contra el Espanyol en el primer partido de 2021. Consuelo menor, nada desdeñable en estos tiempos. Una victoria alentaría sus ilusiones de playoff, mas no ganar aumentará el soporífero final de temporada que le puede esperar a la entidad grancanaria. Cosas de la vida, ese mismo 1-0 con que arrancaba el año escuece en el vestuario de un Espanyol que, como ya sucedió hace 15 días ante el Leganés, quiere quitarse la espinita. Y, de paso, acercarse aún más al ascenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *