• Mar. Jun 28th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Objetivo 2022: apuntalar la recuperación » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Dic 26, 2021

Las vacunas, las ayudas europeas, la reactivación del turismo y el ahorro de los hogares, que favorece el consumo, impulsarán en 2022 un crecimiento económico.

2021 pasa a la historia como el año de las vacunas. En España se han administrado más de 76 millones de dosis para combatir el coronavirus y, hoy en día, casi el 90% de la población mayor de 12 años tiene ya la pauta completa. La campaña de vacunación, que fue más lenta de lo esperado en la primera mitad del año, pisó el acelerador en el segundo semestre, permitió levantar la mayoría de las restricciones y ha hecho posible el despegue de la economía.

Se espera que España crezca este año entre el 4,5% y el 5%, y que en 2022 consolide la recuperación, elevándose el crecimiento del PIB por encima del 5,5%, según las previsiones que manejan diversos organismos y entidades. España podría recuperar los niveles precovid de producto interior bruto a finales del próximo año.

La recuperación se encuentra firme, aunque algo ralentizada”, asegura Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales. “España debería ser uno de los países con mayor recuperación de Europa el próximo año”, apunta Nieves Benito, responsable de Fundamental Research de Santander AM.

Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research, cree que “la recuperación ha ido claramente de menos a más y se ha vuelto a alcanzar el nivel de afiliación efectiva anterior a la pandemia”. Menos optimista se muestra Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School, que entiende que “no se trata de un repunte sólido, sino muy flojo e inestable”. “Aún nos quedaría por recuperar unos 7 puntos de PIB sin el efecto de la inflación que lastra este crecimiento”, añade.

Todo apunta a que la evolución positiva del turismo internacional será en 2022 motor de crecimiento en España. Este sector que, según CEOE, representaba en 2019, antes de la pandemia, el 12,4% del PIB apenas alcanzó el 5% en 2020. Impulsado por los visitantes nacionales y europeos, el turismo comenzó a reactivarse en el verano de 2021, pero la patronal cree que, en el mejor de los escenarios, no se superarán este año los 77.200 millones de euros, la mitad de lo que suponía en 2019. La esperanza está puesta en el año que viene, para el que se prevé que haya una recuperación del turismo internacional que permita volver a las cifras de los años previos a la Covid.

España podría recuperar los niveles precovid de PIB a finales de 2022

La hostelería, uno de los sectores más castigados por la pandemia, ha empezado a ver la luz, pero no prevé recuperar las cifras anteriores a la crisis hasta la segunda mitad de 2023. La Confederación Empresarial de Hostelería de España considera que 2022 será un año de transición para un sector perjudicado por el alza en el precio de la electricidad. Esta patronal denuncia que 60.000 establecimientos aún no han podido reabrir y que en el sector hay en la actualidad 110.000 trabajadores menos que hace dos años.

Los fondos europeos, clave

Los expertos coinciden en señalar, por otro lado, que los fondos europeos, cuya ejecución está siendo más lenta de lo previsto y deseable, van a ser esenciales para afianzar la recuperación económica en 2022.

Se calcula que la ayuda procedente de los Next Generation podría representar el próximo año en torno a un 1,5% del PIB. “España debe aprovechar la oportunidad de utilizar estos fondos para facilitar la transformación de su economía, con reformas estructurales que aumenten su crecimiento potencial”, afirma Rafael Doménech. En esa misma línea, Emilio Ontiveros cree que “esos fondos son muy importantes, no solo para asentar la recuperación, sino para facilitar la modernización de la economía española”. Más crítico en su análisis, Juan Carlos Higueras advierte que las ayudas “son un elemento clave siempre y cuando se utilicen inteligentemente en inversiones productivas y gasto que tenga efecto multiplicador, algo que no parece estar muy claro que vaya a ocurrir”.

De los 24.200 millones procedentes de los fondos incluidos en los Presupuestos de 2021, se han comprometido ya el 65%, según el Gobierno, lo que no significa que estén ya ejecutados. De hecho, BBVA calcula que, a finales de año, la ejecución podría rondar los 8.000 millones. “La ejecución irá aumentando previsiblemente hasta situarse alrededor de 21.000 millones en 2022”, señala Doménech.

España podría recuperar los niveles precovid de PIB a finales de 2022

Otro elemento que, junto al turismo y las ayudas europeas, está llamado a fortalecer la economía en 2022 es el ahorro que generaron los hogares en los meses más duros de confinamiento y restricciones, en 2020. Se estima que los españoles acumulan un ahorro embolsado de unos 50.000 millones por el gasto que entonces no pudieron o no quisieron realizar y que, previsiblemente, va a estimular el consumo el próximo año.

La sombra de la inflación

Además de la amenaza que para la economía mundial representa la aparición de la variante ómicron y del indudable efecto negativo que pueden acarrear los posibles rebrotes en la población, “el principal riesgo para nuestro escenario de crecimiento reside en un entorno no transitorio de inflación que tensione las curvas de tipos de interés globales”, afirma Nieves Benito.

La inflación, espoleada por los alimentos y los carburantes, se situó el pasado mes de noviembre en el 5,6%, el registro más alto desde septiembre de 1992, según los datos publicados por el INE.

El aumento de los precios reduce el poder adquisitivo de los hogares y modera el consumo, “aunque no de forma muy significativa”, cree Emilio Ontiveros, que recuerda también que la mayoría de las previsiones anticipan una reducción gradual a partir del segundo semestre de 2022.

La crisis energética mundial provocada, entre otros factores, por el aumento de la demanda, se traduce en una escalada de los precios del gas y la electricidad que afecta a las familias y estrecha los márgenes empresariales. El incremento en la factura impacta especialmente en las industrias de consumo intensivo que, en muchos casos, se están viendo abocadas a reducir producción para hacer frente a este obstáculo.

Es de esperar que el precio de la energía baje a partir de finales del segundo semestre de 2022, cuando muchos de los factores coyunturales que han estado detrás de la reciente subida decaigan”, pronostican desde el área de Fundamental Research de Santander AM.

No obstante, Juan Carlos Higueras recuerda que “aunque se consiga frenar el caballo desbocado que supone la inflación, eso significa que se estabilizarán los precios, pero en ningún caso que vayan a bajar. Por tanto, una vez se hayan superado nuevos niveles de precios, estos se mantendrán en el tiempo (por tanto, todo más caro), aunque la inflación sea muy baja”. Y añade que estos precios tan elevados serán trasladados vía aumento de precios al consumidor.

Crisis de suministros

Otro de los interrogantes que asaltan a los mercados de cara a 2022 es el tiempo que van a prolongarse las actuales disrupciones en las cadenas de suministros a nivel mundial. Las empresas manufactureras asiáticas ocupan hoy un espacio protagonista en la economía global y los cuellos de botella en el comercio internacional están provocando retrasos significativos y problemas de abastecimiento. El Banco de España estima que lo peor de esta crisis está por llegar y puede costarle a nuestro producto interior bruto entre dos y tres décimas en 2021 y entre cinco y nueve décimas en 2022, lo que se traduciría en una pérdida de unos 13.500 millones para España en el transcurso de estos dos años.

Uno de los sectores más afectados es la automoción, que se ve dañado además por una falta de semiconductores que solo en Europa ya ha provocado el retraso en la fabricación de medio millón de vehículos, según la Asociación Europea de Proveedores Automovilísticos.

No obstante, los expertos consultados creen que el problema tiende ya a corregirse. “Los últimos datos apuntan a caídas en los precios de transporte y semiconductores. Aunque algunos con circunstancias particulares tardarán en corregir más allá de 2022, la mayoría de los costes tenderán a estabilizarse conforme la oferta se ajusta a la demanda”, opina Nieves Benito.

Mejora del empleo

Entre los economistas existe el convencimiento generalizado de que en 2022 seguirán mejorando los datos de empleo en España. BBVA Research prevé que el empleo EPA aumente el año que viene un 3,2% y que la tasa de paro disminuya al 14%.

“La tendencia bajista de desempleo podría consolidarse en la medida en la que se recupere la movilidad, lo que continuará impulsando al sector de servicios y ocio, con tanto peso en la economía española”, apuntan desde Fundamental Research de Santander AM. “Es razonable pensar que el empleo mantenga su tendencia favorable, aunque modere el ritmo de mejora”, señalan en esa misma dirección desde Analistas Financieros Internacionales.

“Seguirá siendo en todo caso una tasa de paro inaceptablemente alta, lo que, junto con la temporalidad y el desempleo de larga duración, requiere reformas y cambios en la regulación laboral que resuelvan estos problemas estructurales”, asegura Rafael Doménech. Al cierre de la edición de este especial Perspectivas 2022, Gobierno y agentes sociales seguían negociando la reforma laboral. Preguntado por la misma y con la negociación aún abierta, Doménech señala que “lo conocido a día de hoy no invita a pensar que vaya a ser tan ambiciosa como sería necesario”. Va más allá incluso Juan Carlos Higueras, que cree que “la reforma del mercado del trabajo se va a quedar en un puro maquillaje político para justificar que se ha hecho algo, pero sin un efecto acelerador en el empleo”.

Otra reforma clave es la de las pensiones que viaja al Senado tras ser aprobada por el Congreso con el objetivo de entrar en vigor el próximo 1 de enero. Las pensiones volverán a revalorizarse anualmente según el índice de precios de consumo (IPC) y existirá un mecanismo de equidad intergeneracional que subirá transitoriamente las cotizaciones sociales para compensar el fondo de reserva. En relación a los ERTE y las ayudas, prorrogados hasta el 28 de febrero, Emilio Ontiveros destaca que “han demostrado ser muy útiles para minimizar daños en las empresas y familias. En ausencia de percances internacionales mayores, es razonable que vayan moderando su presencia, pero siempre muy atentos y sin excesivas prisas para su retirada”. BBVA Research, por su parte, pone de relieve que los ERTE se concentran ya en los sectores más perjudicados por la pandemia –turismo, hostelería y restauración– y sostiene que “la mejora de estos sectores en la próxima primavera debería ser suficiente para eliminar su uso”.

Retirada de estímulos

Una de las incógnitas que habrá que despegar en la ecuación de 2022 es qué pasará con el programa de compras de emergencia frente a la pandemia que activó el Banco Central Europeo. La mejora del panorama macroeconómico y el avance de la vacunación ya han llevado al organismo regulador a reducir ligeramente la cuantía de las compras de deuda.

Al otro lado del Atlántico, la Reserva Federal ya ha iniciado la retirada de los estímulos monetarios. “La primera subida de tipos de interés se realizará previsiblemente en el cuarto trimestre de 2022, aunque podría adelantarse si la inflación sigue sorprendiendo al alza”, apunta Doménech.

“Los responsables políticos deben mantener un difícil equilibrio a la hora de continuar el apoyo a la recuperación y, al mismo tiempo, prepararse para actuar rápidamente si las expectativas de inflación se alejan de los objetivos”, señala Nieves Benito. Emilio Ontiveros cree, por su parte, que el BCE va a mantener los tipos de interés actuales durante todo 2022. “Una cosa es que vaya retirando estímulos, compras de activos en el mercado secundario, y otra es que suba sus tipos de referencia”, aclara.

China-EEUU

En el tablero geopolítico, la mayor amenaza proviene de las tensas relaciones entre Estados Unidos y China. Un deterioro en la coexistencia de las dos grandes potencias económicas mundiales podría “inhibir los flujos de capital y de comercio internacionales y, con ello, las posibilidades de crecimiento económico”, advierten desde Analistas Financieros Internacionales. Juan Carlos Higueras recuerda que “China es la fábrica del mundo, acapara la gran mayoría de las materias primas, y si se resfría, el mundo sufre una fuerte gripe con dolores de cabeza”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *