• Lun. Abr 19th, 2021

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» La Gomera » Las sospechas por las oposiciones sin errores de la hija del presidente del Cabildo de La Gomera llegan a los juzgados «

Poractualidadcanarias

Abr 1, 2021

Una asociación nacional ratifica en los juzgados de la isla colombina una denuncia, presentada en 2019, que alude al inédito hecho de que tres aspirantes con vínculos entre ellos fueran los únicos que no incurrieran en ningún fallo y a las quejas de otros candidatos por la falta de precintos en los paquetes que contenían los test de evaluación.

Las sospechas por los resultados de las oposiciones de Enfermería celebradas en 2019 en el Servicio Canario de Salud (SCS) llegan a los juzgados. El abogado Manuel Martos, en representación del Sindicato Nacional de Trabajadores en Fraude (SINTEF), ha ratificado este martes en sede judicial una denuncia que presentó en La Gomera en noviembre de 2019, días después de conocerse que tres personas residentes en la isla colombina y con vínculos entre sí, entre ellas la hija del presidente del Cabildo Casimiro Curbelo (Agrupación Socialista Gomera)-, habían sido las únicas de entre más de 10.000 aspirantes que no habían cometido ningún error en la prueba realizada en mayo de ese mismo año en el Archipiélago.

Las diligencias se tramitan en el Juzgado de Primera e Instancia e Instrucción número 1 de San Sebastián de La Gomera. La denuncia presentada pone de manifiesto, aparte de los vínculos entre esos tres enfermeros y del «llamativo» hecho de que no incurrieran en ningún fallo en la prueba (aunque sí dejaron algunas cuestiones sin contestar), la existencia de quejas por parte de personas que participaron en ese proceso selectivo por «la falta de precinto de algunos de los paquetes que contenían los test de evaluación». Algunos de ellos dejaron constancia en un escrito presentado la misma fecha del examen (12 de mayo) de que la caja que contenía las pruebas llegó abierta al aula número 10 del Instituto de Enseñanza Secundaria de San Sebastián de La Gomera, aunque la Consejería de Sanidad restó importancia en su momento a este hecho y defendió que se habían respetado en todo momento los protocolos y que si se había roto el precinto antes había sido simplemente «para facilitar la logística del reparto».

Los resultados de esas oposiciones, en la que se ofertaban 1.095 plazas de Enfermería, fueron publicados el 21 de octubre de 2019. Almudena Curbelo, hija del presidente del Cabildo de La Gomera, acertó 113 de las 120 preguntas y dejó sin contestar las otras siete, lo que le permitió situarse en el puesto número doce de entre los candidatos del turno de acceso libre. Por su parte, Mirta Piñero, representante del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) y amiga de Curbelo, y la pareja de esta, Juan Manuel Serván, tampoco fallaron, aunque dejaron en blanco ocho respuestas, una más. En la relación de aspirantes, figuran en los puestos 20 y 21.

La denuncia destaca lo inédito de superar unas oposiciones de este tipo sin errores y más de que lo hagan tres personas a las que les une una estrecha relación. En la anterior OPE, celebrada en 2016, ningún aspirante lo consiguió. Curbelo, Piñero y Serván también concurrieron a ese proceso selectivo, acumulando 21,14 y 17 fallos y 22, 19 y 13 respuestas en blanco, respectivamente. SINTEF expone también que Almudena Curbelo fue nombrada directora de Enfermería del hospital público Nuestra Señora de Guadalupe de la capital gomera y que Mirta Piñero, además de miembro de la Comisión Ejecutiva de C.C.O.O. y responsable del área sanitaria de esta central sindical en la isla, había sido designada también en fechas cercanas coordinadora de Enfermería en la gerencia de Atención Primaria de la isla.

Para la organización denunciante, la relación de estas personas con un alto cargo político también es relevante, un «extremo no baladí». Casimiro Curbelo ha sido presidente del Cabildo de La Gomera durante las últimas tres décadas. Histórico dirigente del P.S.O.E., abandonó el partido en 2015, después de que el partido rechazara que volviera a ser candidato en las elecciones celebradas ese año tras una serie de desencuentros que comenzaron con un polémico y sonado incidente con la Policía Nacional en una sauna en Madrid cuando era senador. Fundó la Agrupación Socialista Gomera (A.S.G.)., con la que concurrió a los comicios de 2015 y obtuvo tres diputados con poco más de 5.000 votos. Esta fuerza ha sido un apoyo clave de los dos últimos gobiernos de Canarias. En la segunda mitad del pasado mandato sustentó y dio estabilidad al Gobierno en minoría de Coalición Canaria (C.C.) tras la ruptura del pacto que los nacionalistas habían firmado con el P.S.O.E.. Tras los elecciones de 2019, se incorporó al denominado ‘pacto de las flores’, junto a socialistas, Sí Podemos y Nueva Canarias.

Para el Sindicato Nacional de Trabajadores en Fraude, los hechos denunciados en torno a las oposiciones de Enfermería de 2019 pueden ser constitutivos de un delito de prevaricación administrativa o de infidelidad en la custodia de documentos y de la violación de secretos, por lo que pide que se depuren posibles responsabilidades penales y que se determine su autoría. Además, reclama en los juzgados que el Servicio Canario de Salud aporte diversa documentación relacionada con este proceso selectivo, como los exámenes originales y las actas de las personas denunciadas; la composición del tribunal y los cargos que ocupan sus miembros; las reclamaciones, quejas o comunicación de incidencias presentadas, sobre todo las referidas a rotura de precintos; el historial de pruebas sin fallos en oposiciones anteriores; la identificación de los autores de la elaboración de los exámenes o la cadena de custodia desde su aprobación a su depósito en cada tribunal.

Tras la ratificación de la denuncia por parte del letrado de esa organización estatal, está previsto que presten declaración el próximo lunes 5 de abril los tres aspirantes que no cometieron ningún fallo en la prueba, además de una cuarta sin relación con los anteriores y que ha sido citada por su parentesco con un alto cargo de uno de los hospitales de referencia del Archipiélago, aunque el escrito no hace ninguna otra alusión a esta enfermera, que concluyó el examen con cinco errores en sus respuestas.

El proceso selectivo para proveer esas 1.095 plazas de Enfermería se celebró al amparo del decreto de la Oferta de Empleo Público (OEP) de 2018, que ha sido anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) por una cuestión formal, aunque la sentencia no es firme. El Servicio Canario de Salud pidió la aclaración y subsanación de esa resolución judicial y no descarta recurrir al Supremo. Además, mantiene todas las actuaciones acometidas hasta la fecha y tiene previsto publicar el próximo 9 de abril la lista provisional baremada de esa OPE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *