• Mar. Dic 6th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Ingresado en urgencias tras inyectarse espuma en el pene para hacerse la picha más grande «

Poractualidadcanarias

Ene 23, 2022

El intento de un hombre y su pareja de tratar su disfunción eréctil salió desastrosamente mal. Un informe médico reciente detalla cómo la pareja inyectó accidentalmente espuma aislante en el pene y la vejiga del hombre mientras insertaba una pajita conectada a una lata de spray en su uretra. Posteriormente, comenzó a orinar sangre. Aunque los médicos pudieron eliminar la espuma endurecida, el hombre requerirá procedimientos adicionales para reparar su uretra.

La desafortunada historia se publicó en la edición de noviembre de Urology Case Reports, aunque solo parece haber captado la atención de los medios esta semana. Según el informe, el hombre de 45 años había estado insertando varios objetos en su uretra durante algún tiempo como ayuda para la disfunción eréctil. Durante una de esas ocasiones, él y su pareja habían decidido usar una pajita adherida a una lata de spray impermeabilizante, cuando la pareja “sin darse cuenta presionó el botón que disparaba la espuma”. La espuma relleó toda su uretra, llenando incluso su vejiga. El hombre esperó tres semanas antes de buscar atención médica en una sala de emergencias, tiempo durante el cual tuvo cada vez más dificultad para orinar, y orinaba sangre cuando lo hacía.

La inserción de objetos en el pene puede provocar algo llamado enfermedad de estenosis uretral, o cicatrización que estrecha el paso de la uretra, que ya es estrecha de por sí. En el caso de este hombre, su estrecha uretra aparentemente atrapó la espuma en aerosol a lo largo de su pene. Y aunque los médicos pudieron quitar la espuma de su vejiga con relativa facilidad, su condición significaba que no podían sacar el resto con una cirugía endoscópica mínima. En su lugar, tuvieron que cortarlo a través del perineo (la piel entre el pene y el ano).

La cirugía pareció realizarse sin problemas, sin mayores complicaciones en las tres semanas posteriores. Pero el hombre seguía necesitando un catéter suprapúbico, un tubo que se inserta en la vejiga fuera de la uretra para que pueda orinar cuando lo necesite. Según el informe, al hombre se le mantiene el catéter en “anticipación de una reparación uretral”.

La gratificación sexual es una de las principales razones por las que las personas insertan cosas en la uretra, pero también puede ser el resultado de una enfermedad mental, y las personas que realizan estos actos pueden correr el riesgo de repetirlos, anotaron los médicos. Aunque el hombre no parece haber tenido ningún episodio desde entonces, es probable que deba someterse a una evaluación psicológica antes de realizar cualquier intento de cirugía reconstructiva, según el informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.