• Mié. Oct 5th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Fallece el ex concejal y hostelero de Las Lagunetas Juan Perera «

Poractualidadcanarias

Ago 23, 2021

El restaurante Juan Perera ha sido un lugar de paso obligatorio para ir la Cumbre

Era un alcalde pedáneo, según Benito Ortiz

El concejal de San Mateo y empresario hostelero Juan Perera Perera, propietario del Restaurante Perera (1937-2021), del barrio de Las Lagunetas, en San Mateo, fallecido ayer en su casa. Su negocio ha sido un punto de parada casi obligatorio durante décadas en la ruta desde la capital a La Cumbre.

Levantaba las tapas de los calderos y les decía: esto es carne de cochino, esto es un potaje de berros, y esto chicharrones.

Esta era la conversación que se podía encontrar cualquier persona entre Juan Perera y un turista que hiciera una parada en su local. No sabía idiomas, pero sabía cómo ganarse a su público, gracias a su particular idiosincrasia de la gente de pueblo. «Sabía interactuar con ellos», señalan quienes le conocían, porque en esa casa nadie se podía ir sin comer.

Juan Perera era un empresario hecho a sí mismo. Comenzó con una tienda familiar en los años 70 del siglo pasado, con su abuela y una hermana, hasta que se casó y comenzó a tener hijos. Entonces tomaron la decisión de construir y abrir un restaurante, para no pagar un alquiler.

Y, en contra de la opinión de personas de la zona, lo hizo en un cercado de papas, pese a que las tierras siempre son un seguro para subsistir. Sobre todo, cuando se venía de aquella época anterior de tanta hambruna.

En el año 1974 inauguró a unas decenas de metros de la tienda el Restaurante Perera, que se convertiría en un lugar de referencia gastronómica de las medianías, y que sigue en pie en su segunda generación en la actualidad.

Su vecino Benito Ortiz señala que el local fue un punto de parada obligatoria para las guaguas de Utinsa (hoy Global), cuya línea que salía del Hoyo (San Telmo) de Las Palmas de Gran Canaria hacia Tejeda tenían por obligación que hacer una escala técnica en el lugar, debido a la distancia y el tiempo que llevaba cubrir el servicio.

Eso supuso un impulso para el negocio, tanto la zona gastronómica como la tienda anexa que llevaba su mujer, Carmen ‘Carmelita’ Araña, que también procedía de familia de pastores.

«Era el alcalde pedáneo de Las Lagunetas», señala Benito Ortiz, para describir su singular personalidad, ya que todo el pueblo tenía siempre algo que ver con él y estaba para todo. Además, según le retratan, cumplía una función social.

Rallies, cazadores y Boy Scouts

El rincón ha sido también un lugar de pausa para cazadores y pilotos de rallies, que han tenido en las carreteras del interior de la Isla su particular trazado de competición. Allí encontraban un lugar de descanso para reponer fuerzas y cambiar impresiones sobre los coches. Y también para senderistas y grupos, como los Boy Scouts.

En los años 80 fue concejal con Francisco Ojeda (Agrupación de Agricultores de la Vega de San Mateo), llegando a ser primer teniente alcalde del municipio en el grupo de gobierno.

Juan Perera se hizo a un lado en el restaurante en el año 2000, siguiendo su estela su hijo Sito, mientras su hermana Araceli tomaba las riendas de la tienda anexa, manteniendo la tradición de comercializar productos de la tierra y, sobre todo, del lugar.

Sito Perera resalta que era una persona de la que pudo aprender mucho en su negocio, y que trató de ayudar mucho a sus vecinos. «Era bien dado para los favores, siempre con su particular forma de ser».

Y recuerda momentos como el grave accidente de un camión en la zona, tratando siempre de aportar su granito de arena en las personas que lo necesitaban. Incluidas las épocas de nieve, como de incendios, que le tocaron vivir.

El alcalde de San Mateo, Antonio Ortega, recordaba ayer que Juan Perera era una persona muy implicada en la defensa de su barrio, Las Lagunetas. Y tiene grabada su imagen sentado en la terraza, en un lugar de paso obligado para muchos vecinos, por la ubicación estratégica del restaurante que sigue en pie tras 47 años, superando los muchos vaivenes durante este tiempo, y logrando sacar adelante a su familia. De ahí que resalte el entorno familiar de este negocio, tanto por el restaurante como por la tienda, y por las distintas personas que lo han llevado durante este tiempo.

Juan Perera estaba casado con Carmen, y tenía tres hijos: Esther, Araceli y Sito Perera Araña, así como seis nietos: Yanira, Tairy, Ademar, Yuneisy, Isora y Óscar; y un bisnieto, Loick.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.