• Dom. Oct 2nd, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Especial Cuba » Presidente de Cuba acompaña a los jóvenes en su homenaje a los 8 estudiantes de Medicina «

Poractualidadcanarias

Nov 27, 2021

Huracanes políticos, meteorológicos y epidemiológicos ha debido enfrentar durante los últimos dos años el pueblo de Cuba, ese que hoy se levanta unido, en marcha apretada, para reafirmar su compromiso con la soberanía de la Patria y con su historia, que es esencia de la nación.

7:00 a.m. SUENA EL HIMNO NACIONAL EN LA ESCALINATA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

Se oye una voz y, en la escalinata de la Universidad de La Habana, se escuchan los nombres de jóvenes que hicieron historia en Cuba.

En este acto que da inicio a la marcha en homenaje a los ocho estudiantes de Medicina asesinados hace 150 años por el colonialismo español, se encuentran presentes el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y Aylín Álvarez, Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), simbiosis de experiencia y juventud en el liderazgo político en defensa de la Patria.

Foto: Www.actualidadcnarias.com 

También se encuentra presente el Dr. Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Cuando la historia es presente e inspiración

GRANMA.–Al filo de las 12 de la madrugada de este 27 de noviembre, el emblemático Monumento Nacional Braulio Curuneaux, en el municipio granmense de Guisa, se tornó sitio cálido y especial para el reencuentro de los jóvenes universitarios de las Ciencias Médicas con la historia patria.

Hasta allí llegaron, tras recorrer unos 17 kilómetros a pie, 200 estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas de Bayamo, para rendir tributo a los ocho estudiantes de Medicina que fueron fusilados por el Ejército Español hace hoy 150 años.

Hasta el Monumento Nacional Braulio Curuneaux llegaron 200 estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas de Bayamo, para rendir tributo a los ocho estudiantes de Medicina que fueron fusilados por el Ejército Español hace hoy 150 años. Foto: Mailenys Oliva Ferrales

La caminata que, desde hace algunos años se ha convertido en tradición y mérito para los universitarios de Granma, en esta ocasión estuvo protagonizada por estudiantes de las carreras de Medicina, Estomatología, Enfermería y otras especialidades de la Salud.

Ya en el monumento –erigido en recordación de la épica batalla de Guisa, que del 20 al 30 de noviembre de 1958 hizo vibrar a la nación con la victoria de los rebeldes sobre el Ejército Batistiano– los jóvenes homenajearon también al Comandante en Jefe, Fidel Castro –líder de la acción militar– con la realización de una acampada que culminó al amanecer.

Un poco antes, en el Parque Central de Guisa, entre versos, canciones e intercambios de saberes, los bisoños estudiantes junto a jóvenes del municipio, recordaron detalles del atroz fusilamiento que, aquel nefasto noviembre de 1871, le tronchó la vida a ocho inocentes, víctimas del odio de los voluntarios españoles, quienes no habían encontrado el modo de acallar las ansias libertarias que emergían desde el oriente cubano con el estallido de la Guerra de 1868.

Esta mañana, de retorno a su universidad, estos muchachos y muchachas aseguraron que vuelven más comprometidos con su país, donde la historia sigue siendo presente y motivo de inspiración.

Siglo y medio después, la vocación de justicia continúa en pie

SANTA CLARA. —La vocación de justicia y la rebeldía contra cualquier tipo de ignominia, fue ratificada este 27 de noviembre por la juventud villaclareña, que en marcha apretada, desfiló para recordar el vil asesinato de los ocho estudiantes de Medicina en 1871.

Foto: Www.actualidadcnarias.com 

Durante la caminata, que partió de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, Dr. Serafín Ruiz de Zarate Ruiz y concluyó en el parque Vidal, los estudiantes entonaron consignas y cantos patrióticos, en homenaje a los jóvenes injustamente ultimados por el colonialismo español.

El Dr. Sandy Sotero Rojas, secretario de la UJC de la Universidad villaclareña, dijo que la marcha era para condenar una acción injustificada y llena de odio contra jovenes indefensos, y también para recodarle a los enemigos actuales de la Revolución, que la determinacion de lucha de los cubanos contra quienes intenten mancillar su honra y la independencia de la Patria, continúa intacta.

La Brigada de Solidaridad, integrada por estudiantes extranjeros que se forman como profesionales de la Salud en nuestro país, estuvo presente en el recorrido, ocasión que resultó propicio para reconocer a estudiantes y profesores que realizaron una labor meritoria en los tiempos más difíciles de la pandemia.

Aquel día la codicia de los voluntarios al servicio de la metrópoli los hizo ignorar la capacidad del alma cubana «para alzarse, sublime, a la hora del sacrificio, y morir sin temblar en el holocausto de la patria» como dijo Marti.

Un dia como hoy el alma cubana vuelve a alzarse esta vez contra un enemigo mayor y más cínico.

Estudiantes de Medicina de Cienfuegos recuerdan un hecho inolvidable

CIENFUEGOS.-   La marcha estudiantil arrancó, temprano, desde la sede de la Universidad de las Ciencias Médicas, Raúl Dorticós Torrado; abarcó diversas avenidas de la ciudad de Cienfuegos y desembocó frente al conjunto escultórico a los mártires de la independencia, donde los jóvenes rindieron tributo a las víctimas del crimen del 27 de noviembre de 1871.

Foto: Www.actualidadcnarias.com 

Allí, los alumnos de la casa de altos estudios de Cienfuegos rindieron homenaje a las mártires de un fusilamiento injustificado, en razón de un presunto crimen moral nunca cometido y el cual el propio hijo del periodista español presunta víctima reconoció como nunca cometido, años después del fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina.

En la ocasión, los jóvenes depositaron una ofrenda floral al pie del referido conjunto escultórico y evocaron a los muertos de uno de los crímenes más aberrantes de la historia patria.

Entre vítores y remembranzas, se sucedió una jornada de reafirmación revolucionaria, en la cual se aprovechó para que estudiantes del nivel preuniversitario, integrantes del pre-destacamento Carlos J. Finlay de las Ciencias Médicas, firmasen su Juramento de Ética.

Claudia Díaz de la Rosa, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria en la Universidad de las Ciencias Médicas de Cienfuegos, expresó que  siglo y medio no logran borrar la indignación ante los sucesos del 27 de noviembre de 1871.

La juventud de hoy día reafirma su compromiso con la historia; asumimos esa responsabilidad, y no con consignas ni palabras vacías, sino con la voluntad de hacer cuanto haga falta, sostuvo además la futura galena.

Marcha sin rezagados

HOLGUÍN.­ El odio y la rabia de los opresores es pólvora para los redentores. Los victimarios de los 8 estudiantes de medicina lo olvidaron la tarde del 27 de noviembre de 1871, cuando proyectiles infames ultrajaron la carne de aquellos muchachos. Creyeron que los abatieron, pero sus cuerpos, cubiertos por un sudario de pueblo, marchan incorruptibles a lo largo de 150 años.

Con el don de la ubicuidad que se concede a quienes se erigieron mártires por oponerse a tenebrosas sombras, también estuvieron hoy en la capital de esta provincia.

Ataviados con batas blancas, se reunieron al pie de una estatua del Quijote, y a diferencia de este, que confundió molinos con aviesos gigantes, saben que el enemigo que los acosa tiene garras de águila, más pérfidas y peligrosas  que las del león ibérico colonialista, que, al aprobar su fusilamiento, los hizo inmortales.

No hubo rezagados en la remontada hasta la sede de la sede residencia estudiantil de la universidad de Ciencias Médicas «Mariana Grajales». Allí fue la cita para evocar a muchos caídos en el anhelo de vivir en un país soberano e independiente.La bandera de la FEU que presidió la marcha seguía al frente de la multitud.

Reynaldo Pupo Osorio, un muchacho menudo, que bien pudo ser Alonso Álvarez, Anacleto Bermúdez, José Marcos, Ángel Laborde, Juan Pascual Rodríguez, Carlos Augusto, Eladio González o Carlos Verdugo, dijo ante la multitud, que permitir grietas en la unidad nacional sería el más ingenuo y profano de los actos.

Es cierto, unidos como puños que protegen sueños y sostienen las verdades de un pueblo, Cuba y su Revolución serán imbatibles.

A 150 años del fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina: ni olvidados ni muertos (+Video)

Era un nuevo preludio de laureles este mes del 27 luctuoso, «día sangriento en que una tumba rifó la vida y gozó la muerte de los ocho estudiantes de la Universidad de La Habana»*, cuando la historia, esa espiral que no termina, colocaba en la Cuba del siglo XXI a los herederos de los voluntarios que sirvieron a los colonialistas españoles.

A estos nuevos rayadillos, al igual que aquellos, les esperaba la derrota en las calles, plazas y campos, más de una vez regados por la sangre de los mejores hijos de Cuba.

Acusados de haber rayado el cristal de la tumba de un periodista español enemigo de la independencia, Don Gonzalo de Castañón, «hombre de odio» como lo calificara José Martí, un grupo de jóvenes estudiantes de Medicina, escogidos al azar entre los inculpados, fueron fusilados el 27 de noviembre de 1871.

El Cuerpo de Voluntarios en La Habana, para quienes Don Gonzalo era un ídolo, prácticamente levantado en armas contra las autoridades colonialistas, logró llevar a juicio a toda una clase de estudiantes.

Años después, cuando el hijo del periodista hispano fue a extraer del nicho los restos de su padre para llevarlos a España, declaró que el ataúd estaba intacto y que no había ocurrido profanación alguna.

Todo había sido un pretexto, hijo del deseo de los integristas de saciar la sed de venganza contra los cubanos independentistas. Las calles de La Habana fueron testigos de la furia desatada por los servidores del poder hispano, entre ellos no pocos cubanos que habían escogido el camino y la «gloria de los apóstatas».

El Comandante del Ejército Libertador J. Buttari Gaunard, quien fuera secretario de José Martí, refiriéndose a los cubanos al servicio de la metrópoli colonialista, decía en su libro Boceto Crítico Histórico: «¡Oh vergüenza! Guerrillero hubo, criollo muy criollo, que, imitando el acento español, prometía a la dueña de sus pensamientos, traer las orejas del primer mambí con que se tropezase».

Foto: Www.actualidadcnarias.com 

En pleno siglo XXI, con malas artes, el enemigo preparaba el golpe; malos cubanos al servicio de otro imperio se proponían hacer correr la sangre de sus compatriotas.

Pero abril se acercaba a noviembre con aires de mar y camisa de milicia marcada por los mapas del sol y los caminos de la pólvora, trotes de caballos y cornetas mambisas atronaron las calles. Los espectros del odio fueron exorcizados por los ecos siempre vivos de la victoria.

Iguales en saña antipatriótica y en odio, los nuevos Media Cara comparten, además, la vocación por el ridículo de sus antecesores. Convocados a sembrar el terror y la muerte a nombre de la inhumanidad y la codicia, los mercenarios cosecharon la vergüenza de la apostasía, al ignorar la capacidad del alma cubana «para alzarse, sublime, a la hora del sacrificio, y morir sin temblar en el holocausto de la patria».

Cuba no olvida a sus muertos. La historia sigue hablándonos.

* José Martí en el diario Patria, noviembre de 1893.

SÁBADO ROJO

6:00 a.m. Desde la madrugada de este sábado por algunas de las principales avenidas de La Habana pueden verse cientos de jóvenes caminando en grupos. Llevan banderas en sus manos, y carteles, y sonrisas que a cualquiera le transmiten alegría.

Y no es para menos.

Después de casi dos años marcados por un fuerte aislamiento preventivo debido a la  expansión de la COVID-19 en Cuba y tras fuertes tensiones políticas aupadas desde el exterior, finalmente este 27 de noviembre pueden volver a tomar las calles para conmemorar una fecha que inspira al estudiantado cubano en su vocación anticapitalista: el homenaje a los ocho estudiantes de medicina asesinados un día como hoy pero de 1871.

Foto: Www.actualidadcnarias.com 

La Unión de Jóvenes Comunistas convocó.  Se conmemora el 150 aniversario del infame fusilamiento y el homenaje de los jóvenes revolucionarios honrará,  además de la memoria de los ultimados por el colonialismo español, la firmeza y respaldo de las generaciones actuales a su Revolución y a la independencia y libertad conquistadas.

Como parte de la marcha, a las 7:30 am deben partir desde la escalinata de la Universidad de La Habana hasta el Monumento a los ocho estudiantes de Medicina, ubicado en la esquina de Prado y Malecón.

«En el resto del país, según las condiciones lo permitan, se estarán desarrollando actividades de homenaje a la efeméride, marchas patrióticas protagonizadas por la UJC, sus organizaciones estudiantiles y movimientos juveniles, acompañados por las organizaciones de masas con sus representantes más jóvenes», indica el comunicado publicado en la web de la UJC.

«Nuestra juventud y el pueblo en general estarán marchando porque nuestros héroes y mártires no están ¡¡¡ni olvidados ni muertos!!!», concluye el Comité Nacional de la organización política juvenil en la convocatoria.

FIDEL ES UNA GRAN INSPIRACIÓN PARA LA JORNADA

Foto: Www.actualidadcnarias.com 

Apenas a dos días del homenaje de nuestro pueblo al Comandante en Jefe Fidel Castro, en conmemoración del 5to aniversario de su desaparición física, y tras habérsele asestado un duro golpe a la contrarrevolución, mediante el desmontaje de sus planes desestabilizadores y la fragmentación de sus estructuras y proyectos, tiene lugar esta movilización juvenil.

Su materialización constituye un claro mensaje a los enemigos de la tranquilidad ciudana en Cuba, quienes continúan promoviendo convocatorias para generar estallidos sociales y persisten en el despliegue de campañas provocativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.