• Dom. Oct 2nd, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Especial Cuba » Plan B » Por Leslie Díaz Monserrat «

Poractualidadcanarias

Nov 23, 2021

El cubano tiene la capacidad de conversar con cualquiera, conocido o no, y hacer que el tiempo pase de una forma más grata. Cuando por cuestiones de horario varias personas confluyen en una parada, casi todas las tardes, se crea una especie de cofradía. Así fue como me enteré de la historia de la amiga de alguien, una abogada que después del retiro le asignaron el «plan b». Hasta el momento pensaba que optó por tomar otro camino, pero no, no era cuestión de elección.

«Imagínate –contaba mientras yo bajaba la música de mi celular para atender, motivada por la curiosidad– primero se lo pedían de favor, luego se convirtió en una obligación.

«Aquello era ve a la tienda a buscar los mandados, ve a llevar al nieto al círculo, ve a la farmacia a la cola de la medicina, ve al mercado por carne de puerco…».

Sí, porque el «plan B» era en realidad el «plan ve», que tenía a la mujer de un lado para el otro.

«Por eso no me retiro –expresó una de las presentes–, porque te sueltan todas las responsabilidades de la casa. Si yo llego el lunes más cansada a mi oficina de lo que salí el viernes. Voy a estar en el trabajo hasta que use bastón», alegó con fuerza.

«El consejo que le di a mi amiga es que descansara –intervino la iniciadora del tema–, pero ella volvió a ponerse sus collares en combinación con su cartera y se fue para el trabajo, para que la volvieran a recontratar».

Para ese instante, la conversación estaba tan animada que parecía una reunión de amigos. Disfrutaba la variedad de criterios, de la calidez de la gente, esa forma espontánea de hablar.

Pero llegó la guagua, justo cuando empezaba el cuento de la que, en vez de someterse al «plan ve», aplicó el «plan C» y se fue para la Universidad del Adulto Mayor. Porque la vida no termina, está llena de comienzos si nos los proponemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.