• Dom. May 22nd, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Especial Cuba » Hay certezas que no tienen precio » Por Yeilén Delgado Calvo «

Poractualidadcanarias

Nov 9, 2021

En el horizonte vive la utopía. Pudiera parecer, a veces, que tanto uno como la otra se alejan más ante cada esfuerzo por alcanzarlos. Pero ese es su fin, hacernos caminar, impulsarnos a ello. Para eso sirven, lo dijo Eduardo Galeano.

El escritor uruguayo supo ver y escribir a Cuba en los detalles más pequeños que hacían su singularidad y, de paso, su grandeza. La Isla lleva seis décadas con la utopía en su horizonte, y solo creen inútil tal recorrido quienes ignoran que cuando la meta es noble en el camino siempre se planta nobleza.

Los meses de pandemia, de aguda crisis económica, de inflación y de bloqueo inhumano y obcecado por parte del Gobierno de Estados Unidos han supuesto una dura prueba para el Estado cubano y también para el ámbito privado de sus habitantes.

Sería injusto desconocer que ha existido, además, mucho heroísmo, épico y cotidiano. Si hemos llegado hasta este día, en que ya podemos hablar de esperanza, se lo debemos a grandes nombres de la ciencia y de la política, por ejemplo, y también a anónimos seres de barrio o del consultorio médico.

Para avanzar hay que ver el sol, sin desconocer las manchas. En el presente y en el horizonte está la necesidad del proyecto de país de revisar, ordenar y renovar de acuerdo con los preceptos constitucionales.

No es en la línea capitalista y entusiasta de la anexión y de la destrucción del socialismo donde encontrarán soluciones los problemas del pueblo, verdadero y único dueño de este proceso. Se trata de hacer más Revolución allí donde ha faltado lo revolucionario.

Enfrentar la covid-19, poco a poco, a través de vacunas propias y con un vertiginoso ritmo de inmunización, loable incluso si se compara con países donde lo que sobra es dinero y desarrollo, supone una prueba irrefutable de las potencialidades de Cuba y de los valores del patrimonio tangible e intangible que ha fundado desde 1959.

Aunque en la confianza sigue el peligro y la mascarilla está lejos de pasar de moda, el número de contagiados y fallecidos disminuye poco a poco. Ya se habla, incluso, de dosis de refuerzo.

En medio de ese panorama se acerca el 15 de noviembre, cuando reabrirán las fronteras nacionales, un primer paso para la paulatina recuperación económica, impulsada por la reactivación de la industria turística.

Sin embargo, la mayor razón para decir que es un día tremendo por llegar habita en los miles de niñas y niños que ese día abandonarán el encierro de sus hogares para encender las escuelas, y este 8 de noviembre es su antesala en las aulas. No hay mayor símbolo de vida ni de futuro.

Prima el absurdo y la maldad en quienes llaman a las familias a boicotear ese comienzo para proteger a sus hijas e hijos de ciertos peligros.

Hay certezas que no tienen precio. La de la infancia con educación es una de ellas. Ya se sabe, porque lo dijo Silvio Rodríguez, que quien tenga una canción tendrá tormenta, pero también que vale la agonía de la prisa, aunque se llene de sillas la verdad. El día de hoy y el 15 son fechas para no sentarse y seguir en el camino.

EN CONTEXTO

  • Más de 612 800 educandos de 6to. grado, secundaria básica y la enseñanza media reanudarán hoy el curso escolar en Cuba.
  • Solo no ocurrirá en las provincias de Las Tunas, Granma, Holguín, Camagüey, Villa Clara y Mayabeque, pues comenzaron la vacunación contra la covid-19 una semana después de lo previsto.
  • Los estudiantes de esas seis provincias se incorporarán a las aulas el día 15 de noviembre, junto con el resto de los alumnos de primaria y preescolar.
  • Al estar inmunizado con Abdala o Soberana 02 más del 90 % del estudiantado, se decidió aumentar la presencialidad de acuerdo con las condiciones de cada centro, pues de enero a julio se impartieron clases televisivas.
  • Unas 14 instituciones educativas del país no empezarán el proceso docente, pues se encuentran en reparación capital, mientras que 32 (de 398) siguen usándose en el enfrentamiento a la pandemia. Los más de 3 000 educandos afectados por estas circunstancias se reubicarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *