• Vie. May 20th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» El Papa » Yo no sé si España está reconciliada con su propia historia, sobre todo con la del siglo pasado «

Poractualidadcanarias

Sep 1, 2021

Francisco, en una entrevista de Carlos Herrera en la COPE, habla de la reforma de la Curia, la corrupción en el Vaticano, su posible viaje a Santiago o el drama de Afganistán, pero la charla pasa de puntillas en temas como la pederastia en la Iglesia.

«Yo no sé si España está totalmente reconciliada con su propia historia, sobre todo la historia del siglo pasado». Así contesta el Papa Francisco a Carlos Herrera cuando el locutor estrella de la COPE le pregunta sobre la situación en Catalunya y la Ley de Memoria Democrática. La primera entrevista de un Papa tras su operación sirve para que Bergoglio vuelva a pedir a los españoles más reconciliación y menos ideología. «Son ustedes los españoles los que tienen que juzgar, dando bien su actitud. Pero para mí, lo más clave en este momento en cualquier país que tiene este tipo de problemas, es preguntarme si se han reconciliado con la propia historia», responde a un sorprendido Herrera.

«Yo no sé si España está totalmente reconciliada con su propia historia, sobre todo la historia del siglo pasado. Y, si no lo está, creo que tiene que hacer un paso de reconciliación con la propia historia, lo cual no quiere decir claudicar de las posturas propias, sino entrar en un proceso de diálogo y de reconciliación; y, sobre todo, huir de las ideologías, que son las que impiden cualquier proceso de reconciliación», añade Bergoglio, quien apunta que «las ideologías destruyen. Unidad nacional es una expresión fascinante, es verdad, la unidad nacional, pero nunca se valorará sin la reconciliación básica de los pueblos».

Durante algo más de una hora, Francisco y Herrera repasan la situación en Afganistán, la reforma de la Curia o el ‘caso Becciu’, y pasan de puntillas por las leyes de la eutanasia o el aborto. «Sigo vivo», responde cuando se le pregunta por su hipotética renuncia tras la operación, aunque admite que «siempre que un Papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave».

También se refirió el pontífice sobre Europa: «Para mí la unidad de Europa en este momento es un desafío. O Europa continúa perfeccionando y mejorando en la Unión Europea, o se desintegra»

Contra la corrupción y las misas en latín

Sobre el juicio al cardenal Becciu, Bergoglio sostiene que «hay que poner todos los medios para evitar (la corrupción). Este es el camino, no le tengo miedo a la transparencia ni a la verdad. A veces duele, y mucho, pero la verdad es lo que nos hace libres», subraya el Papa, quien admite que «yo quiero de todo corazón que (Becciu) sea inocente (…). Ahora, la justicia es la que va a decidir».

«Yo no soy de dar golpes sobre la mesa, no me sale. Más bien soy tímido», apunta Francisco, a quien en cambio no le tembló la mano con las misas según el rito preconciliar. «El año pasado vimos con los responsables del Culto y de la Doctrina de la Fe que convenía hacer otra evaluación a todos los obispos del mundo. Y se hizo. Llevó todo el año. La inquietud que más aparecía era que una cosa hecha para ayudar pastoralmente a quienes han vivido una experiencia anterior, se fuera transformando en ideología. O sea, una cosa pastoral a ideología. Entonces había que reaccionar con normas claras. Normas claras que pusieran un límite a aquellos que no habían vivido esa experiencia», relata a Herrera.

Sobre el Camino Sinodal alemán, Francisco apunta que «yo me pondría tampoco demasiado trágico. En muchos obispos con los que hablé no hay mala voluntad. Es un deseo pastoral, pero que por ahí no tiene en cuenta algunas cosas que yo explico en la carta que hay que tener en cuenta».

Reforma de la Curia: «Nada inventado»

Respecto a la reforma de la Curia, Bergoglio habla de «ajustes», no de revolución. «Se está trabajando en esto, y el último paso es que yo la lea –debo leerla porque la tengo que firmar y la tengo que leer palabra por palabra–, no va a tener nada de nuevo de lo que se está viendo ahora».

«No hay nada mío inventado, lo que hice desde el principio es procurar poner en marcha lo que los cardenales dijimos en las reuniones precónclave para el próximo Papa: el próximo Papa tiene que hacer esto, esto, esto, esto. Y esto es lo que yo empecé a poner en marcha. Creo que quedan varias cosas por hacer todavía, pero no hay nada inventado por mí. Yo estoy obedeciendo a lo que se marcó en aquel momento. Quizás algunos no se daban cuenta de lo que estaban diciendo o pensaban que no era tan grave, pero algunos temas provocan escozor, es verdad. Pero no hay una originalidad mía en el plan. Y mi proyecto de trabajo, ‘Evangelii Gaudium’, es una cosa en la que traté de resumir lo que los cardenales dijimos en ese momento».

Los adelantos de su posible viaje a nuestro país, «si voy a Santiago, voy a Santiago pero no a España, que quede claro», su presencia en Glasgow y la negociación abierta por la Secretaría de Estado para ayudar a paliar el drama de Afganistán donde, apunta, «no se tuvieron en cuenta todas las eventualidades» antes de proceder a la salida de las tropas estadounidenses de Kabul son otros de los temas abordados en la charla, en la que también se tocan, si bien brevemente, temas como la inmigración, el confinamiento o el drama de la pederastia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *