• Jue. Ago 18th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Cuba » Joven cubano paga multa de mil pesos en pesetas «

Poractualidadcanarias

Jun 7, 2021

Yaniel Tejeda Medina vive en Sancti Spíritus y decidió abonar su sanción de esta forma para comprobar si el Gobierno es capaz de certificar la falta de valor de la moneda de veinte centavos. «Yo pago en pesetas. Eso es lo que ustedes valen», dijo.

El joven cubano Yaniel Tejeda Medina, residente en Sancti Spíritus, abonó en pesetas una multa de mil pesos que le impusieron las autoridades cubanas.

«Yo pago en pesetas. Eso es lo que ustedes valen», dijo en respuesta a la sanción.

Tejeda se declara simpatizante del Movimiento San Isidro y defensor de la liberación de los presos políticos, camuflados en las cárceles cubanas como presos comunes.

«Quiero hacer este vídeo para que el mundo entero, no sólo Cuba, vea el pago que yo voy a hacer en pesetas, de una multa de mil pesos que me metieron», dijo en un material audiovisual compartido en el grupo de Facebook Libertad, Patria y Vida.

Según explica, pudo reunir las monedas gracias a todas sus amistades. Cada uno de sus amigos le regaló «40 kilos».

«Voy para el cobro de multas para pagar una de 1.000 pesos en pesetas. Voy a pagarla, para si no me la quieren recibir ahí, que el mundo entero vea que en Cuba las pesetas no tienen validez, como no tienen validez en ningún lado: esto tiene validez aquí nada más», dice en el vídeo, sosteniendo dos monedas en una mano.

Esa falta de valor de las pesetas la da el hecho de que ya nada se puede comprar con 20 kilos en Cuba: «Ni el pan, ni la leche, ni nada», recalcó.

Tejeda asegura que optó por las pesetas y no por los pesos porque estos últimos tienen grabada una imagen de José Martí y él respeta mucho al Apóstol.

Al llegar a la oficina del pago de multas, una empleada del local le dijo que esperara a que llamara al director porque «nunca en la vida hemos recibido esto así y yo no estoy autorizada a recibirlo», dijo mientras era grabada.

«Demasiado es que te cojan a las 6:05 y te metan la multa por cinco minutos», respondió Tejeda, en referencia al motivo de la sanción.

Críticas al Gobierno

Por los cálculos de Tejeda, hay unas cinco mil personas que colaboran en la lucha clandestina. Aparte, mencionó a otras tres mil y pico, que son de Sancti Spíritus y no dan la cara, pero están ahí.

«No se hacen visibles porque tienen motivos», señaló, aclarando que él respeta esa decisión «porque ustedes saben de la forma que opera aquí la Seguridad del Estado», dijo en alusión a la política de represión, del divide y vencerás y del uso de la vulgaridad que caracteriza a la Policía política del Partido Comunista de Cuba.

El joven cuenta que en una ocasión intentó llegar a Díaz-Canel, durante una visita que hizo el sucesor de Raúl Castro a la sede provincial del Partido Comunista en Sancti Spíritus y un mayor de la Seguridad del Estado lo retuvo y le prometió que lo iba a «desaparecer».

Como sabe que la forma de encerrarlo es acusándolo de delitos comunes, Tejeda aclaró que el único delito que él ha cometido en Cuba es pensar diferente. «Yo sé chapistear, sé carpintería, sé dulcería, sé hacer bombillas para carros; sé trabajar en todo lo que me ponga. Tengo noveno grado», señaló.

En todo caso, asegura estar preparado para lo peor. «Si después de ver este vídeo, me van a meter preso, estoy dispuesto a cumplir», dijo y aprovechó para enviar un mensaje a Humberto López por si le da por sacarlo en el noticiero.

Al vocero de la Seguridad del Estado le pide que denuncie los golpes que dan los agentes de la Policía política a los detenidos y cómo rompen los teléfonos de quienes piensan diferente al PCC. Los mismos a los les impiden trabajar en cuanto manifiestan su insatisfacción.

También denuncia que el Gobierno intenta recaudar el dinero de las familias cubanas en el extranjero después de dedicarse a separar y dividir durante décadas, llamando traidores a los que se marchaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *