• Mar. Ago 9th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Cuba » De la Enmienda Platt a la americanización de Cuba: la estrategia definida por EE. UU. » Por Pedro Ríoseco «

Poractualidadcanarias

Jun 15, 2021

Impuesta por la fuerza de ocupación estadounidense como condición para conceder a Cuba una amañada «independencia», el 12 de junio de 1901, en sesión secreta de la Asamblea Constituyente, en Camagüey, se incorporaba la Enmienda Platt como apéndice a la naciente Constitución de la República.

Con la votación de 16 delegados a favor y 11 en contra comenzaba a inscribirse una nueva página de hipocresía y engaño, siempre tras el propósito estadounidense de controlar Cuba, esta vez con un apéndice a su primera Constitución de la llamada seudorrepública para subordinar a Washington las decisiones trascendentes de la Isla.

La citada enmienda, propuesta por el senador republicano Orville H. Platt, fue aprobada por el Congreso de Estados Unidos el 2 de marzo de 1901 y sancionada como ley al día siguiente por el presidente William McKinley, como sustituto a los fracasados intentos de anexar la Isla al naciente imperio.

Ferretería La Cantera

Calle Salvia 17

Teléfono 928 570 595

 Y

639 203 707

La Barrera Valsequillo

Gran Canaria

C. P. 35217

Correo Electrónico 

Ventas@fcanteravalsequillo.es

Dicha enmienda atenazaba por el cuello la soberanía de la Mayor de las Antillas, lo cual fue reconocido por el interventor norteamericano, general Leonard Wood (1899-1902), quien en carta a Theodore Roosevelt el 28 de octubre de 1901 expresaba: «Por supuesto que a Cuba se le ha dejado poca o ninguna independencia con la Enmienda Platt y lo único indicado ahora es buscar la anexión. Esto, sin embargo, requerirá algún tiempo y durante el período en que Cuba mantenga su propio gobierno, es muy de desear que tenga uno que conduzca a su progreso y a su mejoramiento. No puede hacer ciertos tratados sin nuestro consentimiento, ni pedir prestado más allá de ciertos límites y debe mantener las condiciones sanitarias que se le han preceptuado, por todo lo cual es bien evidente que está en lo absoluto en nuestras manos y creo que no hay un gobierno europeo que la considere por un momento otra cosa, sino lo que es, una verdadera dependencia de Estados Unidos, y como tal es acreedora de nuestra consideración… Con el control que sin duda pronto se convertirá en posesión, en breve prácticamente controlaremos el comercio de azúcar en el mundo. La Isla se americanizará gradualmente y, a su debido tiempo, contaremos con una de las más ricas y deseables posesiones que haya en el mundo…».

Ese engendro jurídico fue insertado como una enmienda a la Ley de Gastos del Ejército de Estados Unidos, con la instrucción de que fuera anexada como un apéndice a la Constitución de la futura república cubana. En ese anexo Washington se abrogaba el derecho de intervenir en la Isla cuando lo estimara oportuno, controlar su comercio, las relaciones exteriores, y establecer bases carboneras en territorio cubano, como la de Guantánamo, devenida posteriormente en base militar para el control hegemónico del mar Caribe.

Ninguno de estos puntos contenidos en la Enmienda Platt se abolió el 29 de mayo de 1934 con la firma del Tratado Permanente de Relaciones Recíprocas entre Estados Unidos y Cuba, pues esas humillantes condiciones se mantuvieron vigentes en el nuevo documento, solo que, elaboradas un poco más sutilmente. La Enmienda y el Tratado eran el mismo perro con diferente collar, basado en la llamada «política del buen vecino» y para intentar apaciguar el auge revolucionario y antimperialista de la Revolución del 33, del pasado siglo, que derrocó a la dictadura de Gerardo Machado.

En los años sucesivos, los gobiernos de Washington contarían en la política cubana con su representante más fiel, el general Fulgencio Batista, personaje clave en la frustración del proceso popular de los años 30, en socavar la llamada Revolución del 33, y regir los destinos del país con su demagogia y ascendencia en las fuerzas armadas, que le llevaron al poder nuevamente con el golpe militar del 10 de marzo de 1952.

Ferretería La Cantera

Calle Salvia 17

Teléfono 928 570 595

 Y

639 203 707

La Barrera Valsequillo

Gran Canaria

C. P. 35217

Correo Electrónico 

Ventas@fcanteravalsequillo.es

Tendrían que transcurrir 25 años después del Tratado Permanente de Relaciones Recíprocas hasta enero de 1959 para que definitivamente Cuba aboliera todos los acuerdos existentes con el Gobierno de Estados Unidos, declarándose un país verdaderamente independiente para labrar su propio destino y establecer el camino de justicia social emprendido por la Revolución Cubana.

Pero los propósitos del imperialismo yanqui de imponer su voluntad sobre Cuba se mantuvieron presentes después del triunfo revolucionario de 1959, con su invasión mercenaria por Playa Girón en abril de 1961, la Crisis de Octubre y la imposición en 1962 del extraterritorial y genocida bloqueo económico, comercial financiero y diplomático contra la Isla que, en casi seis décadas, ha evidenciado su fracaso ante la firme resistencia del pueblo cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *