• Mar. Feb 7th, 2023

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Villarreal  C. F.  2 U.D. Almería  1 »   En inferioridad, en el descuento y con Llaneza en el recuerdo: ciencia ficción lo que hizo Parejo  » Por Tojimo » 

Poractualidadcanarias

Oct 23, 2022

Una asistencia maravillosa del español dejó solo a Jackson que no perdonó para dar la victoria al Villarreal sobre la bocina.

Era la noche de Llaneza, la que el Villarreal tenía que homenajear al arquitecto de este proyecto. Y lo hizo de la mejor forma posible. Cuando ya nadie creía. Después de que un árbitro quisquilloso expulsara a Baena precisamente por mostrar una camiseta con una dedicatoria para él justo después del 1-1. Cuando el reloj marcaba el 94′, justo el límite del alargue. La segunda amarilla a Baena fue una injusticia fundamentada en una norma ridícula que hay que cambiar hoy antes que mañana. Una faena gorda además para un Submarino que volaba en pos de la remontada.

Pero precisamente esa decisión del colegiado generó una sensación inédita en cada jugador del Villarreal. Una fuerza interior extra que parecía llegar del tercer anfiteatro tras sentirse vilipendiados por un castigo cruel por el mero hecho de homenajear al amigo fallecido. Parejo levantó la cabeza en la última jugada del partido y dibujó un pase que ha hecho “200.000 veces”, como dijo Melero tras el partido. Jackson se quedó sólo, mano a mano, en una jugada que este año le ha costado materializar. Pero esta vez no podía fallar. Por José Manuel. Por el Villarreal, Por todos.

Tampoco todos. Porque fue una derrota muy dolorosa para el Almería, un conjunto que cuajó un partido notable en el Ciutat pero que le condenaron dos errores defensivos graves y otros cuantos en la definición, en la segunda mitad, cuando el Submarino navegaba hacia delante y dejaba espacios a su espalda. Una desilusión para Rubi, que sorprendió al Villarreal con su planteamiento con cinco defensas, que a veces incluso eran seis cuando Eguaras se sumaba a la línea si veía amenaza en un centro lateral. Eso sí, tardó unos minutos en ajustarse. Pacheco, en el 6′, evitó el gol de Chukwueze tras un centro lateral.

El Submarino no daba con la tecla y nunca encontraban a Baena y Morales, los dos puntas móviles por los que había apostado Emery. El Almería, en cambio, interpretaba a la perfección la cuadrícula que les había pautado su entrenador en la charla técnica. Y encima encontró el premio del gol en una gran transición, en la que Touré puso la pausa, se giró y vio la internada de Melero. El mediapunta, que conoce bien esa portería, la ajustó al palo y celebró. Su primer gol para el pequeño Diego, otro más para Lucía. El gol aumentó la caraja general en el Villarreal. Tanto que la sensación en el ambiente era que parecía más cerca el 0-2 que el empate. Ni un acercamiento amarillo hasta que en el 44′, Mojica probó suerte desde fuera del área, con la derecha, y a punto estuvo de sorprender a Pacheco, muy seguro hasta el momento.

De Burgos observa a Baena levantándose la camiseta.

Tras el descanso, todo se volvió loco. Touré erró un mano a mano contra Rulli, mandando alto una vaselina. El error se encadenó con el gol de Baena, en un córner botado por Parejo, que desató la locura en el Ciutat. Pero en un abrir y cerrar de ojos la alegría se tornó en indignación cuando De Burgos Bengoetxea castigó a Baena con tarjeta amarilla (la segunda) por levantarse la camiseta y mostrar el siguiente mensaje: “Gracias por todo Llaneza”. Inverosímil pero, por lo visto, en base a la ley.

La injusta situación encorajinó al Villarreal que se lanzó a por la victoria. El homenaje ya iba a ser épico o no iba a ser, con uno menos y tras un revés arbitral que tocó la fibra de los diez que quedaban en el césped. Sin embargo, las ocasiones eran para el Almería. Melero, que la dejó atrás cuando la mejor opción era rematar de primeras; Akieme, de volea; Embarba, de duro disparo. Rulli estaba en todas. Y cuando parecía que el homenaje se quedaba en un empate cargado de indignación, llegó el júbilo final con el gol de Jackson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.