• Dom. Jun 13th, 2021

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Valencia C. F. 2 Real Sociedad 2 » Gabriel Paulista frena a la Real » Por Tojimo Y Barmar «

Poractualidadcanarias

Abr 11, 2021

Guevara e Isak adelantaron a una Real mermada por las bajas; Carlos Soler falló un penalti con 0-0; Paulista forzó el polémico penalti del 1-2 y firmó el 2-2; Maxi Gómez fue expulsado.

La Real Sociedad digirió mejor las bajas con las que llegaba a Mestalla que su ventaja de dos goles con la que llegó al descanso. Los donostiarras quedan a merced de lo que haga el Betis contra el Atlético de Madrid para mantenerse en la quinta plaza, la única que hoy da acceso a la Europa League. Guevara e Isak, tras fallar Carlos Soler un penalti, pusieron por delante a una Real que tenía diez bajas, a cuál más titular. Pero, tras el paso por los vestuarios, Gabriel Paulista se erigió de protagonista, forzando primero un penalti que transformó Wass y anotando de inapelable remate el 2-2, un empate que en la recta final peligró para el Valencia por una irresponsable expulsión de Maxi Gómez.

La tarde comenzó con pasillo al campeón, un aviso para el Valencia de quién le visitaba. La Real, además, llegaba para defender su quinta plaza en Liga, aunque en San Sebastián se quedasen muchos de los que le hicieron tocar el cielo en Sevilla. Alguacil tenía casi un once en casa y el joven De Zárate se aprovechó de ello. A sus 20 años recién cumplidos debutaba como titular en Mestalla, que no en Primera, porque su estrenó fue en septiembre contra el Real Madrid aunque solo jugara un minuto. De Zárate cerraba la línea de cinco por la que optó Alguacil, con Guevara, su único pivote disponible, llevando el peso de su centro y más allá.

Gracia, por el contrario, puso su once más parecido al de gala. Entre ellos Diakhaby, que regresaba tras lo sucedido en Cádiz al césped, de dónde nadie debería tener que irse por su raza. Así, la principal novedad del Valencia fue la vuelta a la titularidad de Cheryshev. Guedes ha hecho suyo el puesto de segundo delantero que tanto reclamaba y Maxi Gómez otra tarde con la misión de romper una sequía cara a puerta que prolonga desde el 4 de enero y que por su absurda expulsión lo hará durante mínimo 15 días más.

El fútbol consiste en aprovecharse de los errores del rival y eso la Real lo hizo a la perfección. La primera parte fue de un ritmo anodino, en la que los donostiarras se impusieron por pegada y credibilidad en sus aspiraciones. El Valencia ni metió intensidad con la que castigar a la Real, que venía de jugar una final y otro derbi entre semana, ni sacó provecho a la ocasión que tuvo en forma de penalti. Carlos Soler envió el balón a la grada desde los 11 metros, errando así su segundo penalti de ocho que ha lanzado esta temporada. El penalti llegó por esas manos que hoy en día se pitan, aunque ni Gorosabel, el infractor, la protestó en esta ocasión.

La Real tenía la posesión, aunque le faltaba profundidad. Pero solo cuatro minutos después del fallo de Carlos Soler, la encontró en un balón en largo que buscaba a Isak y, tras zafarse Oyarzabal de tres defensas, Guevera lo envió al fondo de la red desde la frontal con más precisión que potencia. El Valencia reclamó fuera de juego posicional, aunque desde el VAR dijeron que a sacar de centro.

Ese gol quizás no hacía justicia a los méritos de la Real, aunque sí castigaba los deméritos del Valencia. Ni Gayà ni Thierry encontraban espacios para profundizar y Guedes y Maxi Gómez eran el rostro de la impotencia, un quiero y no puedo. Y cuando el partido se abocaba al descanso, un error de Gabriel Paulista y una mala colación de Jaume propició que Isak se plantara en el área y su posterior remate mordido acabara en el 0-2. Decimotercer gol del sueco, que va camino de superar los 16 que hizo el curso pasado entre Liga y Copa.

Alguacil dejó fuera De Zárate tras el paso por los vestuarios. El chaval arrastraba tarjeta y el partido no estaba para la Real como para complicárselo por una expulsión. El panorama en el césped cambió poco de salida. La Real seguía a lo suyo, con dos goles de ventaja, y el Valencia seguía sin meterle una velocidad más a su presión e insistencia. Sin embargo los che se metieron en el partido con un penalti de los de bufanda. Clarísimo en Valencia, inexistente en San Sebastián. Carlos Fernández pisó a Gabriel Paulista tras despejar el balón y el VAR respetó la decisión de Pizarro Gómez.Carlos Soler se hizo a un lado y fue Wass quien lo transformó.

El Valencia tenía media hora para mantener su racha en Mestalla y la entrada de Yunus y Gameiro por Cheryshev y Racic fue una declaración de intenciones de Gracia. Guedes cayó en banda izquierda y desde ahí tuvo el protagonismo que no había tenido de enganche. El Valencia empezó a hacer valer su frescura física y el empate llegó, precisamente, de un centro del portugués que remató a la perfección Gabriel Paulista. El hispano-brasileño se convertía así en el protagonista de la remontada y se resarcía del error que cometió en el 0-2. Inclusive fue el actor de otra decisión protestada por la Real, una acción en la que pudo ser expulsado.

El Valencia tenía el partido donde ni hubiera imaginado al descanso y sin embargo Maxi Gómez se empeñó en complicárselo más aún. El uruguayo se dejó llevar por su carácter en su protesta a Pizarro Gómez y en 30 segundos vio amarilla por falta y otra por su queja. La roja del irresponsable. Con uno menos, el Valencia dio ya por bueno el empate y hasta el final el dominio fue otra vez de la Real, que con más voluntad que piernas, se lanzó a por el tercer gol, al cual ronroneó Januzaj, aunque sin encontrar portería su remate, y Bautista, que a la media vuelta en el área se topó con Jaume.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *