• Dom. May 22nd, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » U. D. Las Palmas 2 S. D. Ponferradina 1 » El líder fue Jonathan Viera » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Sep 25, 2021

Secundado por el juvenil Moleiro, el ’21’ lleva a Las Palmas a vencer a la Ponferradina, que llegaba a Gran Canaria como primer clasificado.

Las Palmas se reencontró con la victoria después de tres jornadas después de doblegar en el estadio Gran Canaria a la Ponferradina, que llegaba líder a su feudo y que, pese a mostrarse en algunos tramos como un igual en el juego, acabó sucumbiendo merced a la sociedad formada por el juvenil Moleiro y por Jonathan Viera.

El partido comenzó trepidante, tanto, que en menos de un minuto hubo dos acciones de gol. En la primera la Ponferradina no llegó a embocar, aunque lo rozó Espiau, con un disparo que detuvo abajo Raúl Fernández. Nada más ponerse el balón en juego, el conjunto amarillo salió rápido y un buen movimiento de ruptura de Jesé le permitió servir el centro para que Pejiño hiciera el 1-0 llegando en segunda oleada.

Yuri replicó rápido, y la contrarréplica llegó en el siete, mediante una jugada hilvanada por Jonathan Viera que acabó en los pies de Moleiro, quien, dentro del área, se giró con calidad y se topó con la zaga. El rechazo, ejecutado por Jesé, se marchó alto. Apenas había pasado tiempo, pero, pese al intercambio de golpes, al líder se le empezaba a torcer el morro al ver cómo los futbolistas más técnicos de Las Palmas entraban pronto en juego.

Lo hacía, además, generando siempre sensación de peligro en transición. Jonathan Viera se sacó de la chistera un pase filtrado allí donde percutió Peñaranda, que salió precisamente por Pejiño, lesionado, y el venezolano se adentró en los dominios de Amir para poner el cuero lejos de sus extremidades y elevar la desventaja a dos goles. La Deportiva no cejó en su empeño de dañar a Las Palmas, aunque le faltaba claridad en el último tercio.

La voluntad del conjunto berciano era llevar el balón hacia Yuri, aunque no lo encontraban en demasía. Eso sí, como demostró Naranjo en el tiempo complementario, el peligro podía ser real cuando se acercaban a puerta. Lo pudo comprobar de nuevo en esa intentona Raúl Fernández, que salvó el tanto del empate en lo último que aconteció en un primer periodo que acabó trabado, sin tanto fútbol como el que prometió hasta el ecuador.

En el segundo periodo, Las Palmas jugó a que pasaran pocas cosas, pasó a un bloque medio, cuanto menos, y a transitar un poquito menos. No obstante, en el minuto 55 una buena jugada de Jesé sobre la línea de cal fue a parar a las botas de Jonathan Viera, que disparó al palo con algo de fortuna para Amir, ya que el remate golpeó en él. Pasó de ‘quaterback’ a ejecutor el capitán, aunque sin atinar a la hora de tratar de sentenciar.

La Ponferradina se adueñó del balón, como diría aquel, con un ‘taki taki’ que le sirvió de poco, más allá de dos lamzamientos tímidos y alejados de Zalazar y de Cristian, que lo intentaría también de falta directa a menos de 20 minutos para el final. Con un brío reencontrado, los de Pepe Mel volvieron a dar un paso adelante y llegaron, cómo no, dirigidos de nuevo por Viera, que asistió a Clemente, si bien Amir puso la mano dura a la hora de evitar el tercero.

Y lo cierto es que los amarillos terminaron echándolo de menos, puesto que la Ponfe se volvió a meter en el partido con un gol de falta de Agus Medina, que ajustó un libre directo a la izquierda de Raúl Fernández aprovechando que varios compañeros se colocaron a la altura de la barrera para impedir la visión del cancerbero, el que más, Becerra, que dos minutos antes había disparado al palo con todo de cara.

Merced al gol, la Deportiva tuvo un último arreón de quien tiene corazón, aunque la cabeza no acompañó en los solo tres minutos de tiempo agregado, que hicieron a Bolo llevarse las manos a la cabeza. No les sirvieron esos segundos para arañar un empate frente a un rival que ya había dado por bueno lo que estaba pasando retirando a Jonathan Viera y a Jesé, y que acabó quedándose con un triunfo pírrico, pero merecido, merced a unas cuantas buenas combinaciones trenzadas lideradas por el jovencísimo Moleiro y por su líder Viera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *