• Vie. May 20th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » U.D. Las Palmas 1 Real Sporting De Gijon 0 » Las Palmas se sana a costa del Sporting » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Dic 5, 2021

Berrocal marcó en propia puerta intentando salvar un disparo de Benito.

La derrota de los rojiblancos deja muy tocado a David Gallego.

La noche de domingo de Segunda echó el telón en el Gran Canaria con un Las Palmas-Sporting. Dos históricos del fútbol español que acumulan juntos 76 años en Primera. Una categoría a la que —de frente, de reojo o en el imaginario— miran sus aficiones desde el portal cuando no andan por ático de Primera.

Probablemente si fuera en abril este choque tendría el vértigo del pastor que corre entre riscos. Pero a estas alturas conociendo la naturaleza voluble de Segunda lo que estaba en juego era cortar malas rachas para llegar Navidad con el camino más desbrozado.

Pero nada definitivo. Porque si los locales se presentaban a esta jornada tras más de cuatro partidos sin ganar y estaban en el filo por dentro de la promoción, los visitantes acumulaban siete encuentros sin vencer y veían el candil de la sexta plaza detrás de varias cabezas cuando incluso habían empezado este curso futbolístico llevando la antorcha de líderes.

Y con este aroma a revancha consigo mismos salieron los jugadores al césped. Parecía que los de Gallego saltaron con la intención de presionar arriba a Las Palmas cuando le tocaba sacar la pelota, si conseguían esto tendrían mucho andado. Los de Mel usaron la misma estrategia defensiva. En estos embates tácticos salieron ganando los amarillos y poco a poco se pudieron ir haciendo con el ritmo del encuentro. Pero eso no quiere decir que los sportinguistas se inactivaran.

En el minuto cuatro el primer susto lo pusieron los asturianos. El ‘Puma’ Rodríguez recibía abierto en banda izquierda y como la defensa canaria reculaba en cuanto el panameño se acercaba en diagonal se le creó un espacio en la frontal a Gaspar que llegando desde atrás encañonó a Raúl Fernández obligando al cancerbero a dibujar una bonita palomita que evitaría el primero.

En el 20′, Jesé se quedó mano a mano con un pase extraordinario de zurda del diestro Lemos por encima de la defensa. Tras un magnífico control el 10 amarillo intentó hacer una vaselina en un escorzo que superara a Mariño quien estuvo muy atento y le cerró el espacio minizando el peligro.

Para esas alturas de la película Jonathan Viera estaba entrando en juego. La mejor noticia anímica para Las Palmas, porque da la sensación si Las Palmas pone su música es la estrella del baile y cuando no es así la verbena le pasa por encima y si Viera aparece, hay fiesta.

Cuando quedaban 10 minutos para llegar al descanso los del Sporting pudieron deshacerse del control canario, lo que les permitió no solo coger aire sino quitárselo un poco a los amarillos. El ‘Puma’ Rodríguez hacía de punta de lanza de los visitantes. No se concretó en tiros, pero sí en inquietud local.

Hasta que en el 40 el partido rompió a hervir. Primero, la polémica, al saque de un córner la pelota le cayó a Loiodice quien chutó a puerta y marcóEl árbitro interpretó que Jonathan Viera, por detrás del último defensor, dificultó la visión de Mariño estando en fuera de juego. Algo que ratificó tras varios minutos de deliberación el VAR. Gol anulado.

En el 45 vuelven dos de los tres protagonistas anteriores a encontrarse, los dos capitanes. Falta al borde del área que lanzaría el 21 de Las Palmas chocaría el larguero y Mariño supo reaccionar para evitar el 1-0. Tanto tras el rebote como cuando cayó al suelo.

No habían salido los jugadores al terreno y el Sporting prácticamente había protagonizado la primera acción de peligro de la segunda parte y volvía a presionar la salida de pelota amarilla. Algo efímero, sin muchos problemas Las Palmas conseguía hilvanar jugadas para llevar la pelota al campo rival y llegaron los primeros tiros a puerta de Viera y Moleiro.

Los de Gallego cambiaron su propuesta en la segunda parte. La primera opción ya no sería sacar en corto sino en largo. Con los de Mel desplegados arriba buscarían las contras encabezadas por Rodríguez como principal arma ofensiva.

En el 55′, Mariño volvería a salvar a los visitantesCardona llegó a línea de fondo y con potencia remontó en dirección al área como un salmón en un río canadiense. Se la cedió a Clemente en la frontal del área pequeña y a pesar de estar rodeado de defensores consiguió rematar pero justo estaba el portero asturiano para evitar el tanto con su pie derecho.

Las Palmas estaba volcado en el campo rival, atacaba y recuperaba en el campo sportinguista. Dos minutos después de la ocasión de Clemente, de nuevo falta al borde del área, de nuevo Viera y Mariño. La pelota botada por el capitán amarillo salió besando el poste, pero por fuera. Poco después el esférico no besaría sino golpearía el poste a lanzamiento de Lemos, el rechace estaba vivo, botó en Jesé y se dirigió al centro del área, Clemente con Mariño vencido empujó a puerta pero chocó contra un zaguero del Sporting.

El ‘momentúm’ de Las Palmas poco a poco iba pasando. Mel cambió a Benito por Clemente y Gallego dio entrada a Djuka y a Méndez y los asturianos se empezaron a desplegar en ataque. Nada concreto pero el viento estaba cambiando y los visitantes ganando confianza y sobre todo tiempo de pelota. Paradójicamente ahí llegó la oportunidad para los locales. Lo que no consiguió proactivamente lo obtuvo reactivamente.

Guille Rosas y Grageras cometieron un error a la salida de una pelota. Recupera Las Palmas con espacio por delante y pocas camisetas blancas (la segunda equipación sportinguista en la noche). La jugada le llega a Benito encarando desde el lado izquierdo de la puerta defendida por Mariño. Chuta de zurda supera al guardameta asturiano pero con incertidumbre porque no se adivinaba si iba a puerta o fuera. Sin embargo, Berrocal despejó las dudas y la introdujo cuando iba a despejarla.

En el 77′, Pedro Díaz encontró desde su campo, en un fantástico pase a la espalda de Curbelo, a Djuka. El Gran Canaria se heló, mano a mano del máximo artillero sportinguista con Raúl Fernández quien le achicó el espacio y dejó sin hueco al serbio salvando el tanto sportinguista.

Y como la vida da segundas oportunidades, el fútbol no iba a ser menos. El Sporting botó una falta que tras un rebote en el barullo del área llevó el silencio al estadio local como en la ocasión de Djuka. El balón cogería un efecto de vaselina y golpearía el larguero.

Con este último vértigo llegaría el final del encuentro, un partido en que los locales merecieron ganar y dejan muy tocado, al ya herido Gallego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *