• Mar. Sep 28th, 2021

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » S.D. Eibar 3 Deportivo Alavés 0 » Kike García enciende la luz al final del túnel eibarrés » Por Tojimo Y Barmar «

Poractualidadcanarias

May 1, 2021

Tres goles del punta armero, inmenso, asustan al Alavés de Calleja y dan un poco de oxígeno y esperanza a un Eibar que acaba con casi cuatro meses sin ganar.

El primer ‘hat-.trick’ del manchego.

El Eibar ve algo de luz al final de un larguísimo túnel que duraba ya 16 semanas.

Todo el conjunto, guiado por un inconmensurable Kike García, demostró que aún cree, que no lo tiene todo perdido, mientras que el Alavés no apareció en el partido prácticamente en ningún momento. De hecho, Kike es el primer jugador armero en marcar un “hat-trick” en Primera en Ipurua. Tal vez sea tarde, pero los armeros albergan esperanzas, y con razón.

Ya desde el primer momento del choque se vio que este Eibar no era el de toda la segunda vuelta. Si acaso, parecía la continuación de la buena segunda parte del último partido ante la Real, pero con gol, que es lo más importante. En el minuto 3 empezó el festival de un Kike García que ya era el alma de este equipo hasta este encuentro, pero lo volvió a demostrar, y con creces. Marcó un gran gol en el minuto 3, y era lo que los de Mendilibar necesitaban para volver a creer. Porque a partir de ese tanto, el Eibar no sufrió. Es más, casi incluso disfrutó.

Los primeros minutos de la segunda parte parecían dar la sensación de un Alavés más agresivo, pero fue un simple espejismo. Era el día de Kike, y nadie se lo iba a robar. A los 4 minutos de la reanudación, el conquense volvió a marcar sentenciando casi de forma definitiva el partido. El Eibar volvía a ser el equipo reconocible de las últimas temporadas, y por si fuera poco, el propio Kike firmó un “hat-trick” con un gol de esos que no se ven todos los días, anotando con calidad y sin ángulo.

Acabó entre sollozos el guerrero azulgrana, con Dmitrovic subido a su hombro como un saco.

Los héroes locales acabaron en el centro del campo ovacionando a los aficionados de las torres próximas. Un clásico. Aún no está todo dicho, y el Eibar lo tiene muy difícil, pero con esta versión del equipo la afición aún tiene opciones para poder seguir soñando.

Y el Alavés sabe que aún va a tener que sufrir para mantener la categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *