• Dom. Oct 2nd, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Real Zaragoza 1 C. D. Mirandes 1 » El Zaragoza no sabe ganar y cae al descenso » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Nov 1, 2021

Un gol de Brugué en el descuento le hace justicia al Mirandés e impide que el equipo de JIM, al que le faltó ambición y le sobró miedo, acabe con su peligrosísima racha de empates.

Un gol de Brugué en un largo descuento le hizo justicia al Mirandés en La Romareda y manda al descenso a un Zaragoza que parece no tener remedio. Al equipo de Juan Ignacio Martínez le faltaron ambición y fuerzas y le sobró el miedo que acabó condenándole. Al técnico alicantino se le acaban los argumentos y las soluciones: su equipo sigue sin ganar y cada vez juega peor, pese a encontrarse con un gol nada más empezar. El empate fue cruel, pero merecido, porque si alguien debió ganar fue el Mirandés, que se da un respiro en la clasificación, tras dos derrotas consecutivas en Anduva.

Francés, James y Álvaro Giménez fueron las tres novedades en el once de JIM, que mantuvo a Petrovic como titular en perjuicio de Eguaras, mientras Lolo Escobar también agitó su alineación con otros cuatro cambios: Letic, Álex López, Simón e Íñigo Vicente relevaron a Iago López, Capellini, Hassan y Brugué.

El partido no pudo empezar mejor para el Zaragoza, que se adelantó al minuto de juego, tras dar validez el VAR a un gol de Nano Mesa que había anulado inicialmente Sagués Oscoz. El delantero tinerfeño se aprovechó de un rechace de Odei a disparo de James -que salió con una camiseta sin escudo- para batir a Lizoain junto a su poste izquierdo y firmar su primer gol de la temporada, un logro que había vaticinado JIM en las vísperas.

El Mirandés respondió enseguida con un disparo de Álex López que atajó con mérito Cristian Álvarez, pero el Zaragoza, aplicando el librillo del curso pasado cuando adquiría ventaja, se dedicó a dormir el duelo, a meterlo en el congelador, para intentar que ya no pasara nada. Y a ello colaboró durante media hora el equipo de Lolo Escobar, que no ordenó una presión alta para intentar forzar el error del Zaragoza. Aun así, el Mirandés fue capaz de generar hasta tres ocasiones de gol, todas percutiendo por su banda derecha, con remates finales de Vicente, Simón y Camello, este último en el descuento con un cabezazo que pegó en el palo y no botó entero dentro por milímetros.

JIM movió el banquillo en el descanso y dio entrada a Zapater por Adrián y a Nieto por Chavarría, con una tarjeta amarilla y muy exigido por las internadas de Carreira, con el objeto de neutralizar más las virtudes del Mirandés, que estuvo otras dos veces cerca de empatar: en un cabezazo de Camello, un incordio constante para los centrales del Zaragoza, y en tiro junto al poste de Íñigo Vicente. La respuesta del equipo aragonés se quedó en un disparo sin consecuencias de Álvaro Giménez, que casi nunca está en posición de remate, antes de que Nano Mesa pidiera el cambio y fuera sustituido por el extremo panameño Yanis.

A veinte minutos del final, y cuando el Zaragoza ya caminaba sobre el alambre, Lolo Escobar se jugó el todo por el todo con las entradas de Gelabert y Riquelme y el encuentro dio un vuelco hacia la portería del Zaragoza, temeroso, falto de energía y cada vez más metido en su área. Cristian Álvarez volvió a sostener a su equipo con una nueva parada y Riquelme no acertó con todo a su favor en el minuto 89. Pero la insistencia del Mirandés obtuvo justo premio en el minuto 95 cuando Brugué, recién salido al campo, aprovechó un rechace en un córner para firmar la igualada.

El Zaragoza sigue de mal en peor, ya con la soga al cuello antes de afrontar los inmediatos partidos frente al Burgos y el Sporting. El Mirandés lo acabó de desnudar con jóvenes futbolistas cedidos por el Atlético y el Madrid, como Camello, Riquelme o Gelabert, que cuando el Zaragoza fichaba bien no se hubiera dejado escapar, y más en una economía de guerra. Pero la planificación de Torrecilla, hay que decirlo alto y claro, ha sido sencillamente desastrosa y el Zaragoza puede pagarlo muy caro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.