• Sáb. Feb 4th, 2023

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Rayo Vallecano  5 Cadiz C. F. 1 »  Vallecas se pega un homenaje   » Por Tojimo » 

Poractualidadcanarias

Oct 22, 2022

El Rayo goleó al Cádiz, que se hizo el harakiri con la expulsión de Iza que supuso el 1-0 de penalti. A partir de ahí, los franjirrojos se dieron un festín con doblete de Lejeune y tantos de Isi, Álvaro y Camello.

Vallecas tenía hambre bondades del horario y se pegó un homenaje a costa del Cádiz. Ese festín comenzó cuando los amarillos se metieron el primer tiro en el pie, con la expulsión de Iza en el 41′, que trajo consigo el 1-0 de Isi de penalti. Ni tres minutos tardó Álvaro en encontrar el 2-0. Ahí se acabó el partido, aunque aún había platos y platos. Todavía restaban tres goles franjirrojos (los dos de Lejeune y el de Camello) y otro de los amarillos, aunque fue de Balliu en propia puerta. Además de otras dos expulsiones, una por cada bando: Alcaraz y Nteka. Esta manita deja dos conclusiones, que el Rayo en Vallecas es mucho Rayo y que el Cádiz va a sufrir mucho si quiere salvar la categoría.

Iraola regresó a su once tipo para meter mano al partido desde los primeros instantes. Apenas sin cortejo ni palabras bonitas. Pronto avisó el Rayo con un tiro de Fran García, que despejó Ledesma y el rechace le cayó a Óscar Valentín en fuera de juego. El balón se marchó alto. También escorado murió otro zurdazo de Isi desde 30 metros. Los franjirrojos eran dueños y señores del balón, asiduos del área amarilla, mientras que los de Sergio sólo aparecían para achicar agua. Se afanaron en dichas funciones y cumplían a duras penas. Sin ofrecer nada más.

Los vallecanos atacaban desde todos los frentes. Por la izquierda, propiedad de los García. A balón parado. Y en esa lluvia de disparos, Ledesma secó el peligro y mantuvo la portería a cero. Casi milagroso. Isi botó una falta que repelió la defensa, entonces Álvaro se sacó un zapatazo de primeras que el guardameta despejó, pero Comesaña cogió el rechace y volvió a toparse con el muro Ledesma, que sacó una mano providencial desde el suelo, para desesperación de la parroquia rayista. El medio gallego volvió a enganchar la pelota en la misma jugada, pero esta vez la mandó a las nubes. No quedó ahí la cosa. Álvaro lo intentó de nuevo por su carril, que canalizaba el caudal ofensivo vallecano, y el final volvió a amargarlo Ledesma. Como otro misil de Fran García.

Vallecas tenía ganas de fiesta y llegó, después de una dura entrada de Iza sobre Álvaro en el área. El lateral derecho pisó el tobillo del extremo cuando éste ya había soltado la bola. El VAR avisó a Muñiz Ruiz, quien determinó penalti y expulsión. He aquí el punto de inflexión de la contienda. El pichichi Isi no falló desde los once metros y por fin se abrió la lata. Ni tres minutos tardó en llegar el 2-0. Catena divisó en la lejanía a Álvaro y le puso un pase certero para que éste con la zurda dictara sentencia al filo del descanso.

El paso por los vestuarios no colmó el hambre local. Isi, por partida doble, probó a Ledesma con igual resultado, agua. Ese mismo destino tuvo un cabezazo de Fali, a pase de Alcaraz. Una de las contadas ocasiones en las que el Cádiz asomó por los dominios de Dimitrievski. Las pulsaciones fueron bajando y el duelo se fue espesando, hasta que los visitantes se hicieron otra vez el harakiriAlcaraz derribó a Fran García y vio la segunda amarilla, dejando a los suyos con nueve. La Franja no desaprovechó la oportunidad y Lejeune puso el 3-0 con un libre directo perfecto. Un cañonazo imparable, de falta, su especialidad.

Los madrileños estaban desatados. Balliu probó por si caía el suyo, también Unai, pero fue Isi quien filtró un pase para Camello que le dejó solo ante Ledesma. El delantero no perdonó e hizo el 4-0. Momento en que la grada entonó: “Es de Primera, el Cádiz es de Primera”. De ahí que también celebrase el 4-1, fruto de un error entre los defensas franjirrojos. Lejeune despejó una pelota que se estrelló en la cara de Balliu y así llegó el gol de la honra. Para equilibrar algo más las fuerzas, Nteka propinó un cabezazo a Fali, que le costó la roja cuando llevaba poco más de veinte minutos en el campo. No estaba el encuentro finiquitado, ni mucho menos. Un córner fue el origen de la segunda diana de Lejeune, que remató a puerta vacía el 5-1 y éste, el de los primeros acordes de ‘La Vida Pirata’.

El idilio de Vallecas con su Rayo continúa, tal y como acreditan tres victorias y un empate en sus cuatro últimas citas. Sigue la pasión, por más que pasen los años. Sigue la racha, por más que corran los partidos. Mientras, sus hermanos gaditanos continuarán sufriendo por la permanencia, suspirando por unos puntos que les permitan regresar a Vallecas el próximo curso. Misión difícil, que no imposible…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.