• Lun. Mar 4th, 2024

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Rayo Vallecano 1 Sevilla F.C. 1 » Al Sevilla se le atraganta Vallecas «

Poractualidadcanarias

Mar 13, 2022

Bebé adelantó a los locales y Delaney igualó la contienda, dando a los hispalenses su quinto empate consecutivo a domicilio.

El Rayo, por su parte, rompe su mala racha con un punto vital.

La vida tiene un color diferente según el cristal con el que se mire. El empate fue oro para el Rayo, que rompe su mala racha y puntúa siete jornadas después, y mirra para el Sevilla, que cosecha unas nuevas tablas a domicilio y ya van cinco seguidas. Bebé adelantó a los franjirrojos con un trallazo marca de la casa, mientras que Delaney tiró de pillería para poner el 1-1. El VAR se coló en el partido con dos intervenciones que tuvieron a Rafa Mir como protagonista, por un gol y un penalti anulados.

La banda sonora de Vallecas sonó a todo volumen desde que las señales horarias marcaron el inicio del encuentro. Sin descanso. El Sevilla trató de intimidar a balón parado y por la banda de Navas, pero el Rayo iba aguantando las arremetidas. Rafa Mir metió el susto en el cuerpo a la grada cuando remató un córner al fondo de la red. Eso sí, el delantero había controlado el esférico con el brazo y el VAR avisó a Martínez Munuera para que lo invalidara. Acto seguido, Sergi Guardiola insufló oxígeno a los franjirrojos con una vaselina que se estrelló en el larguero.

Las pulsaciones y los decibelios no bajaban. Bebé brujuleó a Nteka, que no la pudo controlar, confirmando que el ala derecha estaba siendo más prolífica también en los locales. Eso no impedía que el Sevilla amenazara. Koundé oteó a Rafa Mir y le sirvió un pase largo que éste controló de espuela para darse de bruces con Dimitrievski. No obstante, el mayor uyyyy de la primera parte lo gritó Vallecas con el cabezazo de Comesaña, a centro de Balliu, que murió en las manoplas de Bono. A partir de ahí, el partido fue a trompicones y las faltas deshilachaban las jugadas. El 0-0 reinaba al descanso. A cero, el mismo número de remates de los hispalenses, que se habían convertido en los dueños de una posesión estéril.

Ya en Vallecas se respiraba un aire diferente. Aires de cambio. Bebé los confirmó. Balliu le habilitó y el portugués dribló a Augustinsson y soltó un derechazo con muy poco ángulo, doblando las manos de Bono para delirio de la grada. Pai ya ha demostrado que se le dan bien los rivales sevillanos. Este curso ya ha fusilado a Betis en Copa y a los hispalenses en Liga. De hecho, Bebé se vino arriba e intentó calcar la jugada del gol, aunque el desenlace esta vez terminó en un córner. Cuando mejor estaba el Rayo, irrumpió el Sevilla para ponerle los pies en el suelo. Tecatito uno de los revulsivos de Lopetegui— cambió de banda para Delaney, quien se metió por detrás de Fran García, se lanzó para cazar el esférico con la zurda y poner el 1-1.

Vuelta a empezar. El Rayo no estaba dispuesto a tirar la toalla y sólo hubo un momento en que cundió el pánico, cuando Martínez Munuera señaló penalti de Catena sobre Rafa Mir en el 78′. Instigado por el VAR y los gritos de Vallecas, el colegiado fue a revisar la acción a la pantalla y comprobó que no había nada. El choque parecía destinado al empate, aunque Dimitrievski tuvo que volar para frenar una volea de Martial y, en el consiguiente córner, un testarazo de Delaney. El normacedonio volvió al once y se enfundó la capa de héroe.

Lopetegui se marchó de la que fuera su casa con un punto que le aleja de la pelea por el título con el Real Madrid. Ahora a siete puntos, que pueden ser diez este lunes. Por su parte, el Rayo respira. Este punto le saca de la espiral de derrotas y le invita a mirar con optimismo a la permanencia y a su próximo rival, un Atlético que no lo tendrá fácil en Vallecas. Y es que volvió a ser el fortín de antaño, la guarida del guerrero, porque la Franja promete pelea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *