• Lun. Sep 26th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Rayo Vallecano 1 R.C.D. Español 0 » Hasta la suerte sonríe a Vallecas » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Dic 5, 2021

El Rayo sigue imparable en casa. Venció al Espanyol gracias a un gol en propia puerta de Cabrera, al intentar cortar un centro de Álvaro.

Los locales fueron superiores, pero terminaron sufriendo.

La vida sigue igual en Vallecas. El Rayo vence y convence, nadie es capaz de doblegar a este equipo con reminiscencias a los mejores Rayos de la historia. Tiene trazas de aquel Matagigantes, de ese de la época europea de Juande y del tiqui-taca de Paco. Por tener, tiene hasta suerte. Este domingo se alió con los locales, que se impusieron al Espanyol gracias a un gol en propia puerta de Cabrera, cuando intentó cortar un centro de Álvaro.

Los de Iraola fueron superiores, aunque sufrieron más en la recta final, que terminó con tangana, expulsión y con la grada entonando ‘La Vida Pirata’, después de ‘El año que viene, Rayo-Liverpool’, que se ha convertido en el hit de esta temporada. Ese puerto cada vez parece más cerca…

Era día de reencuentros. El de Vallecas con su Rayo y el de De Tomás y Embarba con la que fuera su afición. También el de dos equipos que se conocen bien. No hubo sorpresas en sus onces ni en los planteamientos, el esférico era propiedad franjirroja. Se desperezó el partido con una pérdida de balón de RdT, que Isi aprovechó para buscar el desmarque de Álvaro y Sergi Gómez se erigió en el muro que cortó la primera ocasión de peligro local.

No sería hasta pasados los veinte minutos cuando los pericos asomaron por la portería de Dimitrievski. Saveljich desvió un disparo de Puado y el Espanyol recobró el pulso. De hecho, RdT probó los reflejos de Dimi con un cabezazo picado. Acto seguido, los locales montaron una contra que murió con un disparo demasiado alto de Isi.

No hubo tregua. Trejo se la robó a Aleix Vidal y, tras una cabalgada, se apoyó en Guardiola, cuyo centro desvió Cabrera. Instantes después, Diego López fue quien sofocó un centro peligroso de Fran García y el rebote le cayó a Guardiola, quien no pudo encontrar portería. Más cerca estuvo de inaugurar el marcador un trallazo de Trejo desde el punto de penalti que se marchó al fondo de Bukaneros.

El Rayo seguía a lo suyo, a presionar, a trenzar jugadas, a asediar a los de Vicente Moreno, a hacer que Vallecas cantara y disfrutara como siempre porque eso ya empieza a ser una tradición. La parroquia rayista se desgañitó con una falta botada por Trejo y cabeceada por Catena que rozó el palo. La entrega en el campo se corresponde con la entrega de la grada, que se dejó las manos aplaudiendo a Isi, después de que bajara la pelota con el pecho e intentara batir a Diego López con un remate cruzado.

El guion no viró tras el descanso. El asedio llevaba impresa la Franja y no tardó en sonar The Final Countdown para anunciar el 1-0. Guardiola ganó un balón por arriba y se lo mandó a Álvaro, quien al centrar hacia atrás contó con la inestimable ayuda de Cabrera, que al tratar de cortarlo batió a su compañero Diego López. Ahí, se desató la tormenta del Rayo. Fran García chutó alto un centro pasado de Balliu y el rosario de córners a favor de los locales terminó con un disparo de Álvaro que cruzó demasiado.

Los cambios dejaron aplausos para Embarba, ovación grande para Guardiola y aún mayor para el regreso de Falcao.

Y como no hay gloria sin sufrimiento, Dimitrievski tuvo que intervenir para sacar un tiro de Puado, que previamente había hecho un extraño, y Catena apagó las últimas ascuas de ese fuego perico. De ese porque, poco a poco, los blanquiazules se iban metiendo en la contienda y le quitaron el esférico a los madrileños. Puado rozó el empate, en el 84′, con un derechazo y las pulsaciones se dispararon en propios y extraños.

Hasta el punto de que hubo tangana final por una falta de Óscar Valentín sobre Melamed, que terminó con la expulsión de Fran Mérida que estaba en el banquillo.

El encuentro se había roto, pero no la racha de un Rayo que continúa imparable y en Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.