• Lun. Dic 5th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Racing Santander 0 U. D. Las Palmas 0 » Un Racing heroico salvó un punto ante una coherente Las Palmas » Por Laura Quintero «

Poractualidadcanarias

Sep 18, 2022

La tarjeta roja a Pombo, en el 44′, lo cambió todo, pero los canarios no se traicionaron a pelotazos y los cántabros defendieron con el alma.

El Racing-Las Palmas de esta tarde es de esos partidos que pierden mucho por la televisión. Los 10911 espectadores que estuvieron en El Sardinero vivieron un duelo apasionante, los de la tele solo lo vieron, con altos y bajos, entre un equipo con alma y otro con mucha clase. Nadie se traicionó y no hicieron falta goles para disfrutar del espectáculo. El Racing fue mejor, y generó tres grandes ocasiones, en el primer tiempo y Las Palmas lo fue en la segunda mitad, con dos opciones claras de gol. Entre medias, claro, la expulsión de Jorge Pombo que supuso el punto de inflexión.

El Racing entró al partido enchufadísimo, intenso en la presión, agresivo, buscando la portería rival en cuanto recuperaba el balón, mientras que los de García Pimienta parecían querer dejar que los cántabros de desbravaran. Tuvo suerte Las Palmas de salir viva los primeros 20′. Un mano a mano de Pombo, tras un robo de Íñigo Vicente a Sidney, bien resuelto por Valles (11′), un remate de cabeza al travesaño de Gassama que se adelantó al portero rival (16′), y un remate de Mboula, solo en el segundo palo, que resolvió una gran acción de Vicente y Pombo, que abortó de nuevo Valles en una gran parada (19′). Tres ocasiones como tres soles.

A partir de ese momento, Las Palmas empezó a encontrar la manera de sacar el balón jugado, metiendo a Óscar Clemente por dentro para ganar superioridad en el centro del campo, dejando toda la banda izquierda para Sergi Cardona y el Racing ya no robaba tan fácil. A la media hora tuvo Lemos una opción de cabeza que se le fue lejos de los palos e inmediatamente el partido se calentó, con entradas duras por ambos bandos, y en el reparto de tarjetas salió malparado el Racing. Justo después de perdonar una a Óscar Clemente por una dura entrada por detrás a Mantilla, que los racinguista pedían como roja, el VAR invitó a Ávalos a rectificar la amarilla que acababa de sacar a Pombo en el 40´. Fue a por el balón, pero llegó tarde y clavó los tacos violentamente a Jonathan Viera en el tobillo. El árbitro estaba al lado, pero viendo la pantalla cambió el color de la tarjeta y el Racing se quedó con uno menos.

La segunda mitad fue otra cosa. Con el Racing con uno menos y enfrente un rival con tanta calidad con la pelota, estaba claro que a los de Romo les iba a tocar achicar agua y que el partido estaba en las botas de los de García Pimienta. A los amarillos hay que reconocerles que lo intentaron todo, que fueron coherentes con su fútbol y no se traicionaron a pelotazos. Tuvo dos problemas Las Palmas, el alma que tiene el Racing (y su público, que estuvo inmenso) y la lentitud con la que circula el balón. Jonathan Viera tiene tanta calidad como le falta cambio de ritmo, y él determina el juego gran canario. Generó menos ocasiones de las que cabría suponerles.

Romo sacó al campo a Camus para intentar cazar una contra de 50 metros…, y a punto estuvo en un par de ocasiones. El resto fue defender, correr y sufrir. Y lo hicieron. El partido se tornó en la última media hora pura emoción. Sobre todo cuando Moleiro chutó al poste de Parera desde fuera del área o cuando otro de los recambios, Pejiño, mandó ligeramente por encima del larguero un trallazo tremendo casi desde el punto de penalti. Al final, cuando Ávalos cerró el partido, tras consultar al VAR una posible mano de Mantilla en su área, más emoción, El Sardinero explotó de alegría. A veces, los empates valen más que un punto, aunque solo sea eso lo que sumas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.