• Mar. Feb 7th, 2023

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Racing De Santander 0 Burgos C. F. 1 » El Burgos le da al Racing una taza de su propia medicina » Por Laura Quintero «

Poractualidadcanarias

Nov 20, 2022

Tras un primer tiempo igualado, en el que Gassama falló un penalti, el Burgos dio un paso adelante, dominó y Curro marcó un gran gol.

Se esperaba un partido trabado, con pocas ocasiones y que, muy probablemente, ganara el que fuera capaz de marcar un gol. Así fue. Lo logró el Burgos y no hay nada que objetar, en el cómputo del partido fue mejor que el Racing. Los de Calero superaron más claramente a los de Romo en la segunda parte que lo que los cántabros fueron capaces de hacer en la primera. Los detalles, además, tampoco ayudaron a los santanderinos: un penalti fallado lastimosamente (sin quitar mérito a Caro, el tiro de Gassama fue muy pobre), hubo un gol anulado, justamente, y una roja de VAR a Íñigo. Estaba de salir mal para los locales. El Burgos fue lo que ha sido toda la temporada, un equipo que juega bien, que no bonito, de hecho empezó el partido sin un delantero nato en el campo.

El inicio del partido no defraudó. El Racing fue el Racing y el Burgos fue el Burgos. Orden, 4-2-3-1 los locales (4-4-2 en defensa) y 5-4-1 los castellanos, escaso riesgo en campo propio y paciencia, mucha paciencia. Tan claro se vio desde el principio que el partido se podía resolver a balón parado, que las respectivas aficiones celebraban los saques de esquina y las faltas, por lejanas que fueran, como si fueran medio gol.

Caro, portero del Burgos, deteniendo un penalti a Gassama, del Racing.

Una llegada de Tienza a zona minada, con pase al área pequeña en busca de Gassama, que no llegó, en el 27′ fue el primer uyyyy en la grada. No hubo muchos más en el primer tiempo: un error de Parera, que sacó con la mano al borde del área y se la regaló a Gaspar (la falta de costumbre), aunque corrigió en el mano a mano y, sobre todo, en el penalti que señaló el árbitro por mano de Areso a un centro de Íñigo Vicente. Lo tiró Sekou Gassama en la línea de la casa, horriblemente mal, tanto que Caro, sin estirarse, la cogió a dos manos.

La segunda parte empezó con el Burgos dando un paso adelante, más en lo anímico que en lo territorial y se hizo con los mandos del partido. Sin grandes ocasiones, fue avisando, con tiros mal intencionados de Navarro (48′), Gaspar (51′), Bermejo (53′) y Curro (58′). Solo con un remate de cabeza de Sekou Gassama, que salió cerca de la escuadra (57′), dio el Racing señales de vida en el arranque de la segunda parte. La guinda la puso Curro en el 66′ con un trallazo soberbio, imparable, desde la frontal que subió el 0-1 al marcador, haciendo justicia a esa primera mitad del segundo tiempo.

Tampoco después del gol supo el Racing coger el timón al partido. Romo fue haciendo cambios ofensivos, pero esta vez no dieron fruto. Solo un cabezazo que se le escapó a Tienza, solo en la frontal del área pequeña en un córner, estuvo cerca de igualar el marcador. Al final, ya tras quedarse el Racing con diez tras una expulsión de VAR de Íñigo, de esas en las que el árbitro ve amarilla y en Las Rozas le animan a cambiarla de color (fue al balón, pero llegó tarde y pegó en el tobillo), los de Romo fueron capaces de asustar. Otro de esos detalles que deciden estos partidos tan igualados, un rebote en la mano de Matheus lo caza Peque para empatar, pero el árbitro lo anuló por mano. Lo que no entendió el árbitro en Andorra en una situación similar de Tienza, Milla Alvéndiz lo interpretó como mano punible. El Burgos, en la segunda parte, fue mejor. Y su afición, en la grada, también superó a la cántabra.

Milla Alvéndiz expulsa a Íñigo, capitán del Racing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.