• Mié. Oct 5th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » R.C.D. Español 0 Rayo Vallecano 2 » Rayos y truenos en Cornellà » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Ago 19, 2022

En un partido con dos expulsados, el talento de Isi puso por delante al Rayo Vallecano y desnudó a un Espanyol voluntarioso en la presión pero incapaz de generar juego. Una parte menor de la grada coreó.

“Raúl de Tomás”.

El Espanyol empezó como un torbellino, arrinconando al Rayo Vallecano en su campo, y acabó descosido perdiendo el primer partido de la temporada después de un ejercicio de impotencia, especialmente cuando Figueroa Vázquez expulsó a Sergi Gómez y dejó a los blanquiazules con diez en el minuto 30. Los mismos jugadores tenían los de Iraola desde el minuto 17 por la doble amarilla a Lejeune. Esos truenos levantaron al Rayo, que encontró portería por el talento de Isi, esa bestia negra del Espanyol que ha convertido el césped del R.C.D.E. Stadium en el jardín de su casa, y después manejaron los tiempos con la calma y la precisión con el balón que le faltó al equipo de Diego Martínez, que atacaba a la inglesa: balón a la banda y a poner centros.

Y eso que el equipo perico empezó el partido como la dinamita, de la fábrica ACME. Los de Diego Martínez fueron el coyete en los primeros 30 minutos pero el Rayo Vallecano escapó vivo de los dos mini partidos que hubo. El primero, hasta la expulsión de Lejeune, justa por dos amarillas de manual en apenas tres minutos. Antes de eso, con una presión al límite, el Espanyol tuvo hasta tres ocasiones de ponerse por delante con un Melamed eléctrico y un Sergi Gómez que no atinó a cabecear a gol una jugada de estrategia. No podían salir los vallecanos con igualdad, menos cuando el Espanyol se quedó con uno más.

Pero todo viró en el minuto 30 en, a priori, una situación intrascendente. Una pugna entre el central perico y Camello que acabó con este en el suelo, revolcándose. Tumulto, protestas y VAR. Roja a Sergi Gómez. El partido volvía al punto de inicio y el Rayo estuvo más sereno y tuvo más ideas en ataque. Diego Martínez e Iraola movieron ficha. El técnico blanquiazul metió a Calero por Melamed mientras que Iraola simplemente cambió de posición a Ciss. Isi, de falta, evidenció la fragilidad perica en su área. El atacante es un dolor de cabeza siempre que pisa el RCDE Stadium. Su golpeo seco y raso se coló tocando el poste pero Cabrera pudo hacer más para taponar ese tiro y Lecomte para desviarlo. 0-1, de nuevo a remar. La primera parte acabó con hasta nueve minutos de añadido. Rayos y truenos en Cornellà.

De los tres postes a cánticos de Raúl de Tomás

Con un Espanyol menos revolucionado por la fatiga y sometiéndose a un uno contra uno constante, el Rayo llevó el peso de la segunda mitad. Le metió anestesia al juego, al trantán, profundizando por la izquierda y templando por la derecha con Isi hasta que salió del campo en el 57′. El Espanyol acumuló córners y evidenció sus problemas con el balón, poco capacitado para atacar por dentro, solo por los costados, sin rematadores cuando el juego llegaba al área. El partido estaba más cerca del 0-2 que del 1-1. Y ese momento llegó cuando Pathé Ciss marcó a placer después de una pared por el costado izquierdo que centró Álvaro García. El Espanyol quedó ‘groggy’ unos minutos. Luego siguió remando. Expósito estrelló un balón en el poste, una estrella fugaz en medio de la oscuridad, como el remate de Puado también al poste después del servicio de un córner a falta de diez minutos y otro en el minuto 89′ en otro centro a la desesperada. El Espanyol las tuvo de forma aislada, pero ni con esas.

Pese a los cambios, el Espanyol no mejoró y el Rayo tuvo aproximaciones para hacer el 0-3 en alguna acción aislada. Lejos de ser el equipo de Vigo, donde logró igualar un 0-2 en la última media hora de juego, esta vez la dinamita blanquiazul se mojó y quedó inutilizada. Demasiados rayos y truenos en un estreno para olvidar en un R.C.D.E. Stadium que, en la zona de la grada donde su ubica la Juvenil, se coreó el nombre de Raúl de Tomás y el resto de la afición, la mayoritaria, reaccionó con silbidos. Cuando llegan las derrotas, los debates se avivan.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.