• Sáb. Feb 4th, 2023

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Málaga C. F. 0 S. D. Eibar 1 » El Eibar enseña al Málaga el camino del descenso » Por Laura Quintero «

Poractualidadcanarias

Oct 30, 2022

Un error imperdonable de Escassi fue aprovechado por Tejero para dar el gol de la victoria a Quique González.

El Málaga se hunde en el fango y el Eibar mira a la zona alta.

El Málaga se hunde. Bloqueado, sin ideas, atropellado y sin confianza, volvió a perder y la palabra ‘descenso’ es mucho más que una amenaza. El Eibar, con línea de cinco defensas, dando la pelota al contrario y esperando su momento, aprovechó el regalo habitual de la zaga malaguista, que fue firmado en esta ocasión por Escassi que rifó la bola y el afortunado fue Tejero que regaló el 0-1 a Quique González. Tres puntos de oro para los ameros y desplome dramático de un Málaga que da pena.

Por diferentes razones estos dos equipos están encontrando baches en la carretera. Lo del Málaga es un socavón colosal que le obliga a resetear en tiempo récord. Nada de lo que se planificó en verano sirve. Y los objetivos son, dramáticamente más modestos. El Eibar está algo más entonado, pero se le nota aún la depresión por haberse quedado sin ascenso contra todo pronóstico.

Gallar intenta irse entre Nolaskoain y Stoichkov.

El Málaga, con Hervías y Gallar como extremos de amplitud, arrancó con algunas dudas. Presión alta y atención en la retaguardia para evitar licencias a Juan Diego Molina, ‘Stoichkov’ y Quique González. Al minuto de juego Reina detiene un disparo raso de Peru Nolaskoain y a los 14 N’Diaye no atina con un remate en atropellada tijereta. Los de Mel cargaban el juego por la banda derecha a donde acudía Gallar para colaborar con las paredes entre Juanfran y Hervías que terminaban en melones sin destinatario.

A los 21′ el fallo habitual de un equipo calamitoso en este tipo de situaciones. Manolo Reina saca de pena hacia Escassi quien, sin mirar cede a Javi Jiménez que no está atento. Tejero intercepta el balón, gana la línea de fondo y da una asistencia que Quique alcanza a convertir en el 0-1. La Rosaleda responde con indignación y gritos de “¡directiva dimisión!”.

Con los nervios a flor de piel el Málaga empujaba en busca del empate y el Eibar, de oro obsequio del nervioso anfitrión para clavarle la daga. A los 31′ Zidane desviaba a saque de esquina un zapatazo de N’Diaye. A los 36′ Rubén Castro remató su primer disparo… por supuesto estaba en fuera de juego. El cortocircuito era tan antológico que el Málaga de Mel se mezclaba por momentos con el de Guede. Al menos, y esto es de agradecer, el Málaga no perdía la cara.

El Eibar, aun con ausencias importantes, es un equipo estimable con jugadores de nivel como Tejero, un puñal por su costado o los inquietos Quique y Stoichkov. Un Eibar bien situado que manejaba las angustias de un oponente bloqueado. Quizá los de Garitano abusaban de un juego rácano. Pero es que se sentían superiores. Con la afición local muy tensa se llegó al intermedio con la típica ventaja forastera.

Entran Leschuk y Cristian.

Tras la reanudación Garitano situó a Blanco Leschuk, un jugador currante, honrado y obrero, por Stoichkov. Dejó buen recuerdo en la Costa del Sol. En el Málaga, Cristian, recurro de La Academia, por Gallar. A los 50′ Javi Muñoz tuvo el 0-2 en sus botas tras otro momento donde la defensa malaguista celebraba las 12 campanadas. La echó fuera. Cuanto más veía el Eibar la opción de hacer sangre, la grada se encrespada. A los 56′ Fran Sol salta a la cancha para encontrar ideas frescas ante su anterior equipo. A los 61 Gaizka metía a un jugador de quilates, Corpas. Poco después Fran Villalba, despedido con pitos, fue cambiado por Febas.

Los jugadores del Eibar festejan su gol.

Con más corazón que recursos, el Málaga empujaba pero sin último pase no hay disparo. Volcado sobre la organizada zaga armera, apenas hacía cosquillas con malos centros, penosas acciones de estrategia y un Rubén Castro diluido en su desazón. A los 90′ el Málaga reclama un posible penalti de Aketxe sobre Febas que el árbitro no tiene en cuenta.

Y en el crepúsculo de otro nuevo sofocón la afición, que no paró de animar, soltó toda su frustración con los reproches habituales donde quien peor parado sale es, una vez más, Manolo Gaspar, director deportivo. Manolo Reina, a lo Palop, cabeceó pero con menos puntería que el gran portero del Sevilla. Pitido final. El Eibar se engancha a la parte alta y el Málaga se hunde sin remedio y sin soluciones. El proyecto rimbombantemente vendido para ir a Primera va a ir a Primera… RFEF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.