• Lun. Dic 5th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Levante U.D. 2 R.C. D. Mallorca 0 » Morales pone el broche a la primera victoria del Levante » Por Sabari Mesa Y Tojimo «

Poractualidadcanarias

Ene 8, 2022

273 días después del último triunfo, más de ocho meses, para un total de 27 partidos, Soldado y Aitor cortaron la mala racha del conjunto de Orriols ante el Mallorca.

273 días después, más de ocho meses, para un total de 27 partidos, el Levante volvió a celebrar un triunfo en Liga. Roberto Soldado y Aitor Fernández cortaron la racha del conjunto de Orriols ante el equipo frente al que comenzó el proceso de «autodestrucción». El Mallorca se lleva el dudoso honor de ser el primer en caer frente a los granotas en un partido que tuvo de todo: el primer gol de Soldado como granota, un penalti parado por Aitor, susto final con el gol anulado a Fer Niño por el VAR y el éxtasis con el gol de Morales. La primera victoria no podía llegar de otra manera. «Sí se puede», gritó el Ciutat de València.

Alessio Lisci agitó el árbol para tratar de dotar al equipo de mayor solidez en defensa con una línea de tres centrales. Mientras, Fer Niño ocupaba la vacante en la punta de ataque por la ausencia de Ángel. A los pocos minutos, el joven Javi Llabrés, descarado a la hora de encarar y buscar portería, ya había probado a Aitor desde lejos.

El Levante arrancó especialmente voluntarioso, pero muy errático en el envío, especialmente Campaña, llamado a llevar el peso del juego junto a Pepelu y Bardhi. El Mallorca aguardaba agazapado en campo propio para tratar de dar un mordisco en una de sus transiciones vertiginosas, ahogando el juego pausado de los granota. Hasta que comenzó a brotar la figura de Kubo para acelerar los ataques de los de Luis García, con Maffeo y Costa percutiendo constantemente por las bandas, sin encontrar rematador.

Precisamente la apuesta de los laterales largos también surtió efecto en el planteamiento de Lisci, con Miramón y Franquesa, que tuvo la más clara del primer tiempo, sirviendo balones y llegando a línea de fondo sin éxito. Sin embargo, pese a acumular ocasiones, el ritmo lento no habría brechas en la ordenada defensa bermellona y la grada comenzó a impacientarse. El «Quico vete ya» sonó en más fuerte que nunca en el Ciutat, pese a los silbidos que contestaban al cántico. La división de opiniones era patente.

Todo cambió en el segundo tiempo. La tangana que cerró el primer acto caldeó el ambiente en Orriols, y en ese escenario Roberto Soldado es de los que se mueve como pez en el agua. Nada más salir de vestuarios Bardhi filtró un balón que el veterano ariete introdujo con oficio en la portería de Leo Román para firmar su primer gol liguero como levantinista. Agradecido el Ciutat, le regaló una gran ovación a su salida del campo diez minutos después de su gol. Morales, a escena.

El partido se volvió loco, recordando tiempos mejores. Roger envió un balón larguero, pero Róber Pier devolvió al Levante por un momento a su realidad actual con un inocente penalti sobre Fer Niño. Fue un tan sólo un espejismo. Aitor detuvo la pena máxima a Oliván y el Ciutat explotó de alegría.

Como no podía ser de otra forma, la cosa no podía acabar ahí. Tras unos minutos espoleados por el público del Ciutat, acumulando ocasiones en las botas de Morales, el recién ingresado Salva Sevilla vio el desmarque de Niño, que fusiló a Aitor. La historia sin fin se repetía en las cabezas de los granotas. Pero faltaba el último actor: Figueroa Vázquez. Desde el VAR llamó a Iglesias Villanueva para revisar su error y anular el gol. Por fin salió cara para el Levante. Morales cerró el cuento de la forma más épica: con una contra marca de la casa en el 97.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.