• Mar. Jun 28th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Fuenlabrada C. F. 2 S.D. Huesca 3 » La defensa del Fuenla, rampa de descenso y de playoff «

Poractualidadcanarias

Abr 10, 2022

Los azulones consiguieron igualar el marcador hasta en dos ocasiones, pero tres fallos defensivos fueron suficientes para la victoria oscense.

El Huesca se llevó los tres puntos del Fernando Torres en un partido en el que no mereció la victoria sino el empate ante un Fuenlabrada que no sabe ganar por mucho orgullo y fútbol que despliegue. Una semana menos para lograr la permanencia en los locales, una oportunidad más para seguir peleando por la promoción en los visitantes.

¿Qué motivos tiene para creer la afición del Fuenlabrada en la salvación? Pocos si en el minuto 3, jugándote la permanencia y la vida en tu casa, ves como el rival se adelanta por otro fallo defensivo de tus defensas. Diéguez metía dentro un remate de Insua que fácilmente atajaba Belman. De esta espantosa manera, los oscenses se ponían por delante cuando no cumplían ni cinco minutos.

No le quedaba otra al Fuenlabrada que irse para arriba y buscar la igualdad y la honra. El Huesca, mientras, tranquilo al ver que con poco no sufría pero sí hacía sufrir a sus rivales. Ontiveros, con una calidad de Primera División, estuvo cerca de rondar el gol del empate con una jugada de mago: recorte de tacón y tiro envenenado. Esto fue la antesala del gol del empate en el minuto 30’. En un saque de esquina botado con peligro por Ontiveros, Adrián González remataba con maestría un balón a media altura que se paseó por el área. Dos errores clamorosos de ambas zagas y todavía quedaría el más grosero.

Sólo tres minutos habían pasado desde que el Fuenlabrada consiguiese el empate cuando el equipo oscense volvió a adelantarse en el marcador. Pulido intentaba despejar con el pecho, sí con el pecho, un saque de banda de Marc Mateu. De esta manera, asistió a Ignasi Miquel que ante la impasible mirada de Iribas, el mencionado Pulido y Adrián González, sí tres azulones, ponía el esférico dentro de las mallas. Así es imposible salvarse, así se desciende cuesta abajo y sin frenos.

Al Huesca le valió con poco o nada para irse victorioso a los vestuarios, pero es que la imagen defensiva del Fuenlabrada hace tiempo que dejó de ser de fútbol profesional.

Tal fue la actuación de los azulones en la primera parte que Sandoval, hoy sancionado pero dando las instrucciones tecnología mediante, introdujo tres cambios tras el paso de los vestuarios. Amigo, Zozulia y el debutante Diamé sustituyeron a Bravo, Pulido y Adrián. Con estos cambios y la charla de Bouldini, lástima que sólo se vaya a disfrutar de él seis meses en el Torres, los azulones salieron envalentonados y rozaron la igualada hasta en dos ocasiones. El Huesca, sin control con el balón ni defensivo. Su banquillo, desesperado y buscando soluciones.

Pol Valentín, con una de sus internadas, rozó la igualada por centímetros. Después, Iribas estuvo cerca de poner el 2-2 en el marcador con un centro lateral que tocó en Ignasi Miquel. La mejoría del Fuenlabrada fue tan visible como inservible hasta que entró Kanté, quién lo diría. Amigo, perla fuenlabreña, servía un centro medido a la cabeza de Bouldini que no llegó a cabecear pero que distrajo lo necesario para que Kanté la metiese en la escuadra. 2-2 y media hora cardiaca por delante.

Y es que el Huesca no le cogió el tono en ningún momento de estos primeros minutos del segundo tiempo. El Fuenlabrada, por su parte, hizo olvidar la penosa imagen de la primera parte con pundonor y, lo más importante, fútbol. En el enésimo centro lateral, los azulones rozaron la remontada en un fallo de Bouldini que no cabeceó con tino.

Este fallo condenó al equipo cuando menos lo merecía. Una mala transición de un Fuenlabrada volcado dejó a Joaquín en ventaja para con un sutil corte y un potente tiro volviese a poner en ventaja a los visitantes en el 69’. El Torres, enmudecido viendo como su equipo nada y muere en la orilla, como lo intenta y no le da.

La tercera diana en sólo tres tiros del Huesca enterró el ímpetu azulón. Primero, Mikel Rico y Poveda después estuvieron cerca de ampliar la ventaja, pero Belman se lo negó con dos grandes jugadas. Sucede que los de Xisco, viendo el partido desde la grada por su sanción como su homólogo, encontraban una autopista sin obstáculos para llegar al área azulón con un Fuenlabrada completamente volcado. Estos buscaron la machada con más corazón que fútbol por lo que todos sus acercamiento finales quedaron sin premio.

Otra derrota del Fuenlabrada, otro pasito más lejos de la salvación y más cerca de un descenso del que escapar sería algo casi histórico. El Huesca, por su parte, sigue con su agónica carrera para disputar el playoff venciendo la primera de las finales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *