• Sáb. Sep 18th, 2021

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » Campeona Real Sociedad » Athletic de Bilbao 0 Real Sociedad 1 » Enhorabuena Real » Por Tojimo Y Barmar «

Poractualidadcanarias

Abr 3, 2021

La Real Sociedad ganó la final de Copa del Rey del año pasado. La más larga y la más especial porque el rival era el Athletic. Un gol de penalti de Oyarzabal en el minuto 63 le bastó al equipo guipuzcoano para levantar al cielo de Sevilla el trofeo que 34 años después regresa a las vitrinas de la Real Sociedad. El Athletic lo intentó hasta el final, pero el penalti de Íñigo Martínez le condenó a perder la primera de las dos finales de Copa que tiene. Sí, porque el próximo 17 de abril juega la de este año ante el Barcelona en el mismo escenario, La Cartuja.

La final de Copa del Rey es el partido más especial del año dicen los entendidos en esto del fútbol que no son otros que los propios futbolistas. Si a ese carácter especial se le suma que llevas un año esperando ese partido y que el equipo que tienes enfrente es tu mayor rival, la final de Copa entre Athletic y Real Sociedad fue la más especial de los últimos años. Un derbi vasco al que sólo le faltó un ingrediente, la afición. El maldito coronavirus nos robó esta final el año pasado y nos sigue robando poder ir a un estadio de fútbol. Si en Primera eso ya se nota, en la final de Copa es poco más que un pecado que no haya aficionados en la grada . No sólo para los seguidores de los finalistas, si no para todos los que quieren y disfrutan del fútbol.

Ese carácter especial de la final se notó en el inicio del duelo. Mucho respeto, quizás demasiado, entre los dos equipos que mostraron claramente sus estilos de juego. El Athletic, presión arriba, equipo muy bien ordenado y balones largos aMuniain, Iñaki Williams y Raúl García. La Real Sociedad, toque y toque de balón para que le llegara a David Silva y creara su magia destinada a Ikak o a Oyarzabal. En ese arranque fue el equipo vizcaíno el que se llevó el gato al agua creando mucho peligro a través de Iñaki Williams y Raúl García más Muniain moviéndose por todo el frente de ataque. La Real Sociedad era incapaz de tener el balón y sin eso, sólo algunas esporádicas acciones de Isak lograban meterle algo de miedo a Unai Simón. El equipo guipuzcoano se dio cuenta que así no podía seguir y a partir del minuto 20 comenzó a tener el balón y a través de él dominar el partido. La Real mandaba y generaba ocasiones ante un Athletic que no sólo no se descompuso, si no que quiso entrar en ese juego para salir a la contra y poner en serios aprietos aRemiro que a la media hora evitó el gol con una gran parada a disparo de Íñigo Martínez .

La Real Sociedad se dio cuenta que no podía despistarse ni un segundo porque el Athletic no le iba a perdonar. Eso provocó que el equipo de Imanol abandonara un poco el control del partido a través del balón para estar más pendiente de no perderlo. Gloria para los de Marcelino que seguían al pie de la letra el guion establecido para disputar esta final. Con este panorama de máximo respeto entre los dos equipos se llegó sin goles al descanso .

Penalti y gol de Oyarzabal

La segunda parte arrancó con polémica por una mano de Íñigo Martínez que el colegiado señaló fuera del área mientras la Real pedía penalti. El VAR, tras un rato, dio OK a la decisión de Estrada Fernández en una acción muy dudosa, de esas que están al borde de ser falta o penalti. Íñigo Martínez volvió a ser protagonista poco después al cometer un penalti sobre Portu en el minuto 58 que en un principio era roja para el central del Athletic, pero el VAR avisó a Estrada Fernández que fue al monitor al revisar la roja, no el penalti, y acabó cambiándole la roja por una amarilla. Mientras todo eso pasaba, Oyarzabal estaba esperando a lanzar el penalti que acabó marcando para poner el 0-1 en el marcador en el minuto 63.

La Real Sociedad había dado primero y ahora le tocaba al Athletic dar su respuesta a ese golpe. Los de Marcelino se pusieron a ello, pero los de Imanol, con el viento a favor, medía cada pase, cada jugada para no cometer un error. Viendo que el tiempo y la final se le escapaba, Marcelino dio entrada a Vesga y Villalibre para buscar el ansiado gol. Los minutos iban cayendo a favor de la Real Sociedad y pesando como una losa para el Athletic que era incapaz de encontrar el camino del gol. Y no lo encontró a pesar de sus intentos que se vieron siempre frustrados por la Real Sociedad que supo aguantar y defenderse con mucho orden para no perder su ventaja.

El Athletic tendrá una nueva ocasión para intentar ganar la Copa el próximo 17 de abril ante el Barcelona en la final de este año. Pero la del pasado es de la Real Sociedad que ganó la Copa del Rey más especial de los últimos años y que ya forma parte de la historia del fútbol español. No por lo que se vio en el césped, pero sí por todo lo que rodeó desde el primer momento .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *