• Mar. Feb 7th, 2023

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

»  Crónica »  Cadiz C. F. 2 R.C.D. Español 2 » Salvavidas Lucas Pérez » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Oct 9, 2022

El ariete puso el 2-2 en una locura de partido que por momentos mereció ganar el Cádiz y en otros, el Espanyol.

Además pudo poner el 3-2 en el último minuto, con una falta que lanzó al larguero.

Un partido puede concentrar varias vidas en una. El Cádiz-Espanyol (2-2) es la mejor muestra de ello. Los amarillos apabullaron a su rival durante una primera mitad en la que pudieron irse con varios tantos de ventaja al vestuario (se marcharon 1-0). Los blanquiazules despertaron en la segunda mitad para poner el 1-2 y perdonar el 1-3 en dos ocasiones. Y de nuevo dominaron los amarillos en los 15′ finales para poner el 2-2 y terminar con remate al larguero de Lucas Pérez. Diego Martínez sorprendió desde el inicio dando la titularidad a un Lecomte al que precisamente había quitado la titularidad por sus fallos. Los errores de Álvaro Fernández ante Real Sociedad y sobre todo, Valencia, pesaron más de lo esperado para el técnico vigués. En el Cádiz, la única variante fue la entrada de Zaldua, por el sancionado Iza. Sergio quiso premiar a su equipo tras el puntazo logrado ante el Villarreal y repitió equipo.

Los locales llegaban con la intención de dar continuidad al mejor momento de juego y resultados y desde el inicio lo mostraron sobre el terreno de juego. Antes de que se cumpliera el primer minuto de juego, ya había sonado el primer ‘uy’ en la grada, con un remate de Sobrino con la cabeza que se marchó desviado. La ocasión conectó de lleno a los jugadores con una afición que comenzó a rugir envalentonando al equipo. No iba a ser testimonial. Los de Sergio agobiaron a su rival desde línea de tres cuartos, con largas posesiones y continuos cambios de orientación. Alejo y Bongonda tiraban diagonales con la pelota y olían sangre sin ella con una presión asfixiante, Alcaraz y Fede lanzaban al equipo una y otra vez y si al Espanyol le daba por acercarse al área, ahí estaban Chust y Luis Hernández para desbaratar el peligro casi sin pestañear, siempre certeros al quite.

El Cádiz lo hizo todo bien durante la primera parte y parecía una utopía que no llegara al descanso por delante en el marcador. A pesar de intentarlo con paredes, pases en profundidad a Negredo y jugadas individuales desde las bandas, el gol llegó con un grotesco error de Lecomte. Luis Hernández, que tiene un cañón en las manos, la colgó de banda. El meta midió mal en la salida, la defensa no alcanzó a despejar y por allí estaba Chust para hacer historia. El central la empujó dentro de la portería para anotar su primer gol desde que es profesional.

Día y noche. Todo lo bien que estaba el Cádiz en la primera mitad tornó en nubarrones en la segunda. El paso por vestuarios pareció beneficiar a un Espanyol que mejoró bajo la batuta de Darder. El centrocampista no pudo brillar durante la primera mitad por la continua presión local, pero en la segunda le dieron metros y los amarillos lo acabaron pagando. Cabrera avisó en un córner nada más comenzar y a la segunda no perdonaron los visitantes. Centro de Brian Oliván y remate de Joselu a placer ante un Chust que estando mal colocado, midió mal en el salto. Los de Diego Martínez querían más y se volcaron sobre la meta amarilla ante la incredulidad de la afición amarilla. En cuestión de siete minutos enlazaron dos ocasiones de Puado en las que lo normal hubiese sido cantar el gol, pero ahí estaba Ledesma para evitarlo. Intentaba desquitarse el Cádiz tratando de controlar algo más el partido, pero era imposible. Los visitantes se plantaban en tres toques en la meta rival.

Vinicius para Expósito. Expósito para Joselu. Y Joselu frente a Ledesma, sin oposición. Así llegó el segundo gol de los visitantes, en una acción en la que el ariete no falló ante el argentino con pierna zurda (1-2). Les tocaba remar a los locales, algo que nunca acabó bien para sus intereses. Y en esas apareció Álex, que buscó a Espino con un centrito llovido para que el uruguayo se la llevara con pundonor y asistiera a Lucas. El ariete dio un pase a la red para poner las tablas en el marcador. Un gol celebrado con rabia por el delantero, necesitado de este tipo de alegrías. Al igual que ante el Valladolid hace dos jornadas, los amarillos se encontraron más cómodos que su rival en los minutos finales y de nuevo volcaron el juego sobre la meta del Espanyol. Álex, con un remate acrobático que paró Lecomte y sobre todo Lucas Pérez, con una falta lanzada al palo, pudieron poner el 3-2 en una locura de partido que acabó en empate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.