• Lun. Oct 26th, 2020

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » C. D. Leganes 3 Cartagena F. C. 1 » El Leganés disipa sus dudas a cañonazos » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Sep 27, 2020

Su pegada le valió para golear a un Cartagena que no asustó a los pepineros en la segunda parte. Sabin (doblete) y Conde (paradones) héroes locales. Rubén Castro marcó el gol visitante.

Disipó el Leganés las dudas de su titubeante arranque de Liga con un machete entre los dientes, pero sin continuidad en su fútbol. Los pepineros golearon al Cartagena, fugaz equipo de intenciones estéticas, pero escaso margen competitivo. En Butarque jugaron bayonetas contra acuarelas. Y apabullaron las primeras a lomos del soldado Merino. El de Urdúliz fue meritorio del Lega en Primera y ha retornado a Butarque en Segunda como huracán implacable. Su eficaz primera parte (doblete) condicionó un partido que fue incierto en la segunda. Pese al 3-0 con el que terminó el descanso (el otro gol lo hizo Rosales) el Cartagena regaló pánico en Butarque.

Rubén Castro y su tempranero gol (50’) avivaron los miedos locales.

Asunto, el de amedrentar al rival, en el que se esmeró Martí desde que anunció el once, un 4-4-2 disfrazado de 4-2-4 en color sepia. Como de otra época. Avilés y el propio Sabin en los costados y Borja Bastón y Juan Muñoz en punta. Además, debutaron Lasure de pepinero y Omeruo en la temporada. Palabras mayores. Aunque por momentos le pesó demasiado el arrojo.

Enfrascado en su obsesión por atacar, el Lega se partió muchas veces en dos.Obreros, por un lado. Soldados, por otro. Y el Cartagena, que es alumno aplicado en eso de tratar bien la pelota, se esmeró en dominarla para asustar al Lega. Lo logró al inicio con Rubén Castro en el papel de ratonil dolor de cabeza. Más de 39 años asustando defensas. Un zapatazo suyo en una falta obligó a Conde a demostrar que es digno heredero del trono que han dejado vacante Cuéllar y su lesión. Luego lo hizo en muchas ocasiones más. Demasiadas, pensará Martí.

Sufrió el Lega, pero curó su mal de altura a cañonazos. El primero retumbó en la zurda (no es la suya) de un Rosales asistido por ese frontón que es Borja en punta. Pared y gol. Golazo. El segundo lo ejecutó Sabin en una bella volea con la diestra (no es la suya) a pase de Avilés. El tercero también lo empujó Sabin con la diestra en medio de la verbena visitante. Aún pudo haber un cuarto, pero el latigazo de Borja rebotó en el palo.

El Lega quería aplanar la pradera de Butarque con una apisonadora, pero los cambios del Cartagena (tres al descanso) dibujaron grietas en su césped. La que dejó Omeruo en el 3-1 de Castro fue abisal.

Rubén Castro la aprovechó temprano (50’) e inoculó pánicos que acularon al Lega hasta dejarlo colgado de Conde y sus estiradas. Paradones. Y así, en el alambre del miedo por el qué pasará transcurrió una segunda parte con más adrenalina que ocasiones y el pálpito de que uno y otro tendrán que mejorar en lo que ofreció el otro. Continuidad en el Lega, pegada en el Cartagena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *