• Vie. Oct 7th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » C. D. Leganes 0 Real Oviedo 0 » Femenías frena a un Leganés desatado, aunque sin puntería » Por Tojimo «

Poractualidadcanarias

Nov 14, 2021

Los locales desperdiciaron 18 tiros, entre ellos, un remate de Arnáiz al larguero.

La zaga local secó a Borja Bastón y Borja Garcés acabó aplaudido.

El Leganés de Nafti sigue sin perder.

El Leganés de Nafti indultó al Oviedo en un partido que mantiene la inviolabilidad de los pepineros bajo el mando del franco-tunecino (dos empates, una victoria), pero que supo a premio insuficiente ante la productividad ofensiva con la que los madrileños asediaron la meta de un magnífico Femenías.

Fue el cancerbero héroe recurrente en el bando visitante para salvaguardar este empate a cero con intervenciones incluso épicas. La que le sacó a Arnáiz en el 27’ acabó en el larguero e inauguró un cuarto de hora de acercamientos constantes de una primera mitad pepinera hasta el extremo, con ocho remates a puerta, aunque sólo dos entre palos. También se lució el guardarredes en una segunda parte en la que el cansancio lastró las piernas locales hasta dar por bueno un punto que les mantiene en descenso, aunque a dos puntos de salir. El Oviedo ya ve a cinco los playoff.

Abusó el Leganés de la posesión en un inicio pepinero y diésel. Plan de menos a más que llegó al descanso con los de Nafti acaudillando la pelota (también las ocasiones) hasta un 65%, pero que tardó en decantarse del lado local. Quiere el franco-tunecino que los suyos sean equipo firme, con el riesgo brillando sólo en el área ajena y la seguridad amurallando las piernas de sus motores.

En resumen: cero riesgos. Así comenzó su escuadra el acto inaugural. Todo muy al trantán, con intenciones pausadas al compás de Recio (segunda titularidad seguida tras la sequía de la era Garitano) y el Oviedo avisando más que los blanquiazules. Tampoco mucho. Borja Bastón jugó atado en corto.

Por eso los cerca de 200 carbayones que poblaron las gradas de Butarque sólo secaron sus gargantas con dos ‘uy’ durante 45 minutos de escasa producción ofensiva. Matheus y Viti fueron los autores de sendos remates. Tímidos, por cierto. Los dos llegaron antes de una primera hora que tampoco lució agresiva para el Leganés.

Arnaiz y orballo de ocasiones

Fue un latigazo lejano de Arnáiz al larguero (27’) el que descorchó las hostilidades, derramadas sobre el área de un magnífico Femenías. El arquero evitó con la mano zurda que el tiro del talaverano se colara por la escuadra. Con Fede Vico enhebrando pespuntes de electricidad en el balcón del área (suya la asistencia del gol que le anularon al propio Arnáiz en el 16’ por fuera de juego), el Leganés se desató hasta ser orvallo para el enemigo astur. Un calabobo de ocasiones al que se sumaron Pardo, Recio, Randjelovic, Javi Hernández o el reinsertado Garcés, apenas silbado por las gradas en su primera titularidad tras la indisciplina que acaparó hace tres semanas.

El delantero, de hecho, se llevó una ovación cuando salió cojeando en el 50’. Costas le pisó el tobillo. Podría haber sido la segunda amarilla, pero la acción no se señaló. Tampoco se revisó. Doloroso acto inaugural de una reanudación con Femenías de nuevo desatado y la efervescencia poblando el césped. También las gradas. Al Leganés se le quebraron los pulmones y el partido rompió en un vaivén intenso al que ayudó Ziganda y sus cambios, aunque el ritmo seguía acampado más cerca del área visitante que de la local.

El miedo en el cuerpo

Productividad que no destiló en goles pese a que los cambios de Nafti facilitaron el retorno de las claras ocasiones. Ninguna como el testarazo de Bruno que salvó de nuevo Femenías en el 88’. Y eso que, según fue apagándose el partido y los plomos de un Leganés agotado, los madrileños empezaron a dar por bueno el punto. Más aún ante las llegadas aisladas (y temidas) de un Oviedo que amenazó en alguna acción puntual con arrebatarle el botín (escaso) de una tarde de trabajo intenso, pero puntería desviada. Aún así, el Leganés de Nafti sigue sin perder y atisba en el horizonte la salida del descenso en una lejanía menor a la que Ziganda y sus chicos ven los playoff tras un punto que los oventenses saborearon casi como triunfo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.