• Lun. Dic 5th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Crónica » C.D. Leganes 0 Burgos C.F. 0 » El blindaje del Burgos es infinito » Por Laura Quintero «

Poractualidadcanarias

Sep 18, 2022

Un Leganés de más a menos fue incapaz de meterle mano a los de Calero, que siguen sin encajar.

El Lega apenas remató entre palos aunque tuvo los acercamientos más peligrosos.

Tiene algo Julián Calero que mezcla a la par científico y chamán. De su pizarra bien trabajada está creciendo el Burgos al ritmo de una defensa que, de nuevo en Butarque, se marchó sin encajar un gol. Imbatibilidad inédita en el resto de equipos de la categoría que con el Leganés de rival también tiene algo de maldición. Los pepineros no han ganado jamás a los castellanos, enemigo que con Calero al frente ya fue fuente de pesadillas madrileñas el curso pasado. Al menos el cero a cero cosechado esta vez permite a Idiakez sumar su primer empate y, de paso, su primera jornada sin encajar. Miramón (primera mitad) y Juan Muñoz (segunda) fueron los autores de las ocasiones más claras del choque para un Lega sin puntería, pero con mayor peligro que los visitantes.

Se le puso al inicio del partido cara de fiesta del fútbol. Fiesta modesta, se entiende. Duelo al calor del mediodía (se rozaron los 30ºC) con los bocatas de panceta retornando a Butarque tras tres años de veto y la afición del Burgos (400 hinchas) retando en un concurso de coros y danzas al enemigo blanquiazul. Día bonito típico de Segunda al que correspondió un Lega vibrante, de prólogo eléctrico y gusto por el balón.

Suyo fue el esférico durante la primera mitad. Y lo fue en una posesión de verticalidad bien entendida. Tenerla para hacer daño, no para manosearla. Actitud valiente que pivotó (quizá en exceso) en Arnáiz y Fede Vico, neutrones libres que al roce del verde cargaron de energía positiva a los suyos. También ayudaron un Durmisi novato en el once (acabó fundido y cambiado en el 66′), pero veterano en su despliegue y Rubén Pardo, la otra gran novedad del once de Idiakez.

Burgos blindado, duelo largo

Este cuarteto de jugones fue inspiración pepinera con decreciente iniciativa (al descanso se llegó entre bostezos) que gozó de su punto culmen cuando Nyom (de cabeza en el 13′ a falta botada por Pardo) y Miramón (a centro de Durmisi en el 23′) rozaron el gol ante la blindada defensa del Burgos, rival impasible y de negra camiseta, casi tan oscura como la esperanza que ronda a los rivales que pretenden meterle mano en su área. Todo lo contrario que sucede cuando son ellos los que encaran la zona de castigo rival. Menos vistosos, los de Calero al menos remataron entre palos (Ezegabal y Gaspar, sin peligro eso sí) en una tendencia llamativa que hizo bueno el vaticinio de Idiakez en la previa. El duelo se iba a un choque largo y mentes fuertes.

También de pulmones necesitados conforme la temperatura subía y acaloraba más un césped asfixiante que transmitió la desgana al encuentro. Los banquillos movieron ficha de refresco con el debut del desconocido Parzyszek en el Lega como nota exótica de las rotaciones. Ni por ésas resucitó un duelo que se fue al tramo final con los pánicos dominando las piernas de unos y otros. Las del Lega, temerosas de encajar en otro de sus típicos deslices. Las del Burgos, con recelo de perder su impoluta estadística de cero tantos recibidos pese a que Juan Muñoz y Raba tuvieron dos claras para romper la estadística. Así murió un duelo que comenzó alegre y acabó con de tanatorio futbolero, sin alegrías que festejar y el Burgos prolongando su condición de bestia negra pepinera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.