• Lun. Sep 26th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Carta abierta a la alcaldesa de Telde » Por Manuel Rodríguez Hernández «

Poractualidadcanarias

Oct 12, 2021

Carta abierta a la alcaldesa de Telde

Tras escuchar las declaraciones de la Alcadesa de Telde en el programa “Las Mañanas” de Radio Faycán, publicadas por un medio local  el 10 de octubre de 2021, en las que manifiesta una utilización partidista y personal de la concentración del Movimiento Vecinal de Jinámar (MVJ), del pasado 23 de septiembre; y en la que dice entre otras: “solo había que observar las pancartas para ver que la manifestación era politizada partidariamente” y luego afirmar que estaba politizada “porque el portavoz era el líder de un partido político que no tiene representación en el ayuntamiento y que nunca la ha tenido” y “que cuando el portavoz de una manifestación es el cabeza de lista de un partido político…”.

Esa persona aludida y no nombrada por la alcaldesa se llama Manuel Rodríguez Hernández, (Lolo), ese que nació en el pueblo viejo de Jinámar hace más de 62 años, es hijo de un jornalero y una madre que crio, con mucho esfuerzo, a 8 hijos; ese que es comunista, que desde los 15 años está afiliado al P.C.E., que toda su vida la ha dedicado al activismo social y a la defensa de los derechos humanos y que tiene raíces bien agarradas, a Jinámar.

Alcaldesa, ese al que se refiere en sus declaraciones despectivas, soy yo, quien le escribe esta carta para decirle:

Que su ignorancia política y el desconocimiento de la historia reciente de Telde, le lleva a hacer afirmaciones como que el partido al que llevo afiliado toda mi vida, “nunca ha tenido representación política en Telde”. Desconoce que el Partido Comunista obtuvo representación en Telde y formó gobierno con su partido matriz (A.V.), en los dos primeros gobiernos democráticos postfranquistas y posteriormente también.

La Alcaldesa, miente a sabiendas. No es que esté mal informada, miente para ocultar su incapacidad, sus errores y sus pecados. Sabe que las denuncias del movimiento vecinal de Jinámar son una realidad, no las negó ni las puede negar, porque están ahí, son visibles y constatables. Solo ha mentido, ha descalificado y ha utilizado argumentos maniqueos. Sabe que los colectivos que le pidieron audiencia fueron catorce, que la inmensa mayoría son de Telde. Que con sus declaraciones está segregando a la población de Jinámar en función del lado del barranco en el que vivan y son los colectivos de Jinámar los que integran y no segregan, porque ellos atienden a las personas, al margen de donde hayan puesto la línea fronteriza de los dos municipios.

La Alcaldesa ha intentado demonizar la participación política de las personas, como si fuera un delito pertenecer a una organización política o haber participado en una lista electoral. Pero para ello ha utilizado mentiras, como que soy el cabeza de lista de un partido político, cuando lo cierto es Lolo fue, hace más de 10 años, cabeza de lista de una coalición, y por hacer uso de mi derecho a la participación política quiere convertirme en “un apestado”, quiere demonizar mi derecho a la participación ciudadana.

Si nunca obtuve un cargo político, fue por voluntad propia, porque ofertas no faltaron. Me dije que jamás, nadie iba “tapar mi boca” por un cargo político. Siempre tuve bien claro que jamás viviría de la política y que esta debe ser una tarea altruista. Por ello he vivido de mi trabajo, de mi salario y también tuve claro que mis inquietudes políticas irían encaminadas a potenciar los movimientos sociales como mecanismo de defensa de los derechos de la población trabajadora. Así he fundado y participado en asociación de vecinos, APAS (cuando mis hijos estudiaban), asociaciones juveniles, Patronatos, varias asociaciones de solidaridad internacional, sindicatos, movimiento de parados, redes de solidaridad popular, plataformas en defensa del territorio y el medioambiente, asociaciones en defensa de la Memoria Histórica, etc.

La Alcaldesa vuelve a mentir cuando dice que en estos quince años no nos hemos manifestado cuando estaban cerrada la escuela infantil y el pabellón Juan Carlos Hernández. Pero las hemerotecas no mienten, yo y organizaciones en las que participaba estuvieron presente en las manifestaciones por las escuelas infantiles de Telde, participé en marchas desde la Herradura hasta el Ayuntamiento. En el caso del cierre durante 13 años del Pabellón deportivo Juan Carlos Hernández, no solo participé sino que impulsé, solicité los permisos para las dos manifestaciones y estuve presente reivindicando la rehabilitación urgente del pabellón y la no privatización del mismo. Puede usted contrastar lo dicho en este enlace.  Ahí puede comprobar que también participaron cargos públicos de N.C., de antes y de ahora, y nadie dijo que se estaban utilizando partidariamente las reivindicaciones vecinales. Ahora, como es usted la alcaldesa, sí se hace un uso partidario de las denuncias vecinales.

Por otro lado, vuelve usted a mentir cuando afirma que se han invitado a todos los colectivos a reunirse con usted. La Red de Solidaridad Popular no ha recibido ninguna invitación ni física ni por e-mail, para sus reuniones, donde cuenta todo lo bien y abundante que ha hecho por Jinámar; y desde hace años estamos inscritos en el registro municipal de asociaciones y los datos actualizados por e-mail. Si bien es cierto que yo he recibido invitación personal vía telefónica, para el pasado 20 de septiembre, como colectivo no se ha recibido, lo que también indica un desprecio hacia la máxima responsable de la R.S.P. de Jinámar y al colectivo.

Usted afirmó que se reunió con cincuenta colectivos de Jinámar y por las referencias que tengo, usted es incapaz de reunirse con tantos colectivos de Jinámar, sobre todo porque no los hay. ¿Estará incluyendo a colectivos que no son de Jinámar y que reciben financiación pública para realizar actividades en Jinámar? Si es así, como es capaz de negar audiencia a colectivos de Jinámar, porque haya un presidente que vive del lado de Las Palmas o con colectivos que, aunque sean de Marzagán, utilizan servicios comunes de Jinámar (colegios, centro de salud, etc.).

Es usted la alcaldesa de todos y todas las teldenses y la presidenta del Plan Ingtegral de Jinámar, que abarca a los vecinos de ambos lados del barranco de Jinámar, pero sus manifestaciones son sectaria y excluyente, es usted quien no debe hacer un uso partidista y personal de su cargo público. No puede decir lo mismo de mi persona y del colectivo al que pertenezco, ambos hemos participado y participan de iniciativas de su gobierno, a pesar de las diferencias, porque tanto yo como la organización social con la que colaboro, quiere, de verdad, que su gobierno acierte en las decisiones que puedan mejorar las condiciones de vida de la población de Jinámar y de todo Telde. Muestra de ello es que la RSP respondió a la petición de su gobierno, en plena pandemia del COVID-19, con un denso documento con propuestas para el Plan de Activación Económica para Telde, enviado el 22/05/2020, que se hizo público en el enlace  A pesar de que nunca tuvimos respuesta, no hubo ni una sola nota de agradecimiento, y dudamos que alguna de tan elaboradas propuestas, haya sido tenida en cuenta.

También participo muy activamente, de forma constructiva y en nombre de la R.S.P. de Jinámar, en la Mesa de Salud que contempla en el Plan de Salud de Jinámar, iniciativa promovida por Fomentas, de la que es usted presidenta. Y lo hago no por usted, ni su partido, ni por el Plan Integral de Jinámar, sino porque entiendo la necesidad de implicación de los colectivos para mejorar las condiciones de salud de la población de la zona.

La alcaldesa se hace la víctima al manifestar que en el MVJ “no se reclaman mejoras, se ataca a su gobierno” con ello quiere convertir a los discrepantes en enemigos. Si alguien quiere atacar a su gobierno, no estaría colaborando con él, ni redactando laboriosas propuestas. Habría que ser muy soquete para hacer esfuerzos a favor del “enemigo”. Cualquiera puede observar en los comunicados y en la petición de audiencia publicadas por el MVJ, que se busca solución a problemas, se pide y ofrece participación vecinal e implicación de los colectivos.

Sus declaraciones, intentando poner el foco sobre mi persona, son maniqueas, ya que al afirmar que yo soy el portavoz, niega que la portavocía del Movimiento Vecinal de Jinámar es plural y diversa. Si usted o alguna autoridad municipal hubieran recibido el día de la manifestación, a la comisión de portavoces que le pedían audiencia, hubiera comprobado que entre los mismos no se encontraba “el líder” al que usted, tan obsesivamente, se refiere.

La Alcaldesa exagera algunas de sus obligaciones como grandes logros, hace una fiesta publicitaria las pocas veces que cumple con la obligación de realizar o mantener los servicios municipales, pero quiere silenciar los incumplimientos, los problemas y las discrepancias. Quiere que las organizaciones sociales miren para otro lado ante los graves problemas que tiene el municipio de Telde. Ve enemigos donde pueden tener aliados y colaboradores con objetivos sociales comunes.

Este comportamiento le traerá muchos problemas, porque la gente no lleva venda en los ojos y ve que las denuncias del movimiento vecinal son verdad, los baches, la falta de limpieza, las aceras levantadas, las zonas verdes secas, las escalinatas rotas… También la gente desatendida por los servicios sociales sufre las humillaciones, la falta de atención y las carencias de dichos servicios municipales.

En un momento de la entrevista realizada por Radio Faycán, la regidora manifiesta que uno de los principales objetivos de su proyecto es “recuperar la credibilidad”. Y le pregunto, ¿cree usted alcaldesa, que mintiendo, actuado de modo sectario, segregando a la población, negando el protagonismo a los colectivos más activos de Jinámar, manipulando a otros, haciendo una fiestas publicitarias de cada una de “sus logros” y negando los problemas, etc. va a conseguir recuperar la credibilidad?

Ese sentimiento de superioridad y de desprecio que muestra la regidora hacia el Movimiento Vecinal de Jinámar por la contrariedad que ha sufrido de este, se llama soberbia.

Alcaldesa, usted tiene un problema y no es conmigo. Su problema es consigo misma, su soberbia le pierde, las mentiras nunca le darán credibilidad y su sectarismo le hace ver enemigos en las personas que piensan de forma distinta.

Si usted no gobierna para todos y todas, sí que está haciendo un uso partidista y personal de su cargo político, excluyendo a los discrepantes, a los que tienen el valor de denunciar las carencias y la mala política.

Su pecado la soberbia, el mío el compromiso por la justicia social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.