• Jue. Oct 6th, 2022

Actualidad Canarias

Últimas noticias sobre Canarias. Toda la información de Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote

» Aldea de San Nicolás » José Miguel Rodríguez Rodríguez, Hijo Adoptivo «

Poractualidadcanarias

Nov 19, 2021

El Centro Municipal de Cultura acogerá este sábado, 20 de noviembre, la celebración del acto institucional de entrega de Honores y Distinciones La Aldea de San Nicolás 2021 en la que José Miguel Rodríguez Rodríguez recogerá la distinción de Hijo Adoptivo del municipio.

“He de reconocer que cuando el alcalde me comunicó en el año 2019 su propuesta para ser Hijo Adoptivo me sentí muy honrado”, además, Rodríguez ha subrayado el enorme orgullo de compartir protagonismo este sábado con tantas personas válidas y merecedoras de reconocimiento y, sobre todo, con quienes han contribuido a que La Aldea pueda soñar con una carretera digna.

«Aún tengo presente la complejidad que nos tocó sufrir durante años hasta que finalmente se encargó el estudio informativo para la carretera siendo concejal de Urbanismo y Celestino Suárez, alcalde. O cuando nos tocó salir a la calle en el 2014, caminando desde Gáldar hasta el Auditorio Alfredo Kraus, junto a centenares de aldeanos y aldeanas en un momento histórico con una amplia cobertura social en lo que fue conocida como la Marcha en defensa de la carretera de La Aldea”.

El Hijo Adoptivo no dudó en calificar este hito como “un logro de todo un pueblo que, con mayor o menor determinación, ha sabido unir sus esfuerzos individuales y de grupo para hacer realidad un proyecto de vital importancia para La Aldea”. Una conquista de la que “siempre me sentiré orgulloso como debemos estarlo todos los aldeanos”.

Orígenes

Atrás quedaron los recién estrenados años cincuenta del pasado siglo, cuando los socios de la Comunidad Bersabé le propusieron a su padre hacerse cargo de la empresa tomatera de exportación situada en La Aldea. Una oportunidad laboral que permitió a la familia Rodríguez, con sus dos hijos, mantener un respiro económico en plena posguerra y después de haber prestado servicio durante siete largos años en el ejército.

Como nuestro protagonista, La Aldea recibió en esos años la llegada de decenas de familias procedentes del Valle de Agaete, Tejeda, El Risco, Carrizal de Tejeda, Telde o Fuerteventura. “Recuerdo que el barrio de La Ladera estaba formado, en su mayoría, por galdenses que llegaron para trabajar en la incipiente economía tomatera de exportación”, ha destacado José Miguel Rodríguez.

“Mi madre insistió en buscar una casa que estuviera cerca de un colegio y, por eso, nuestro destino fue la calle Juan Marrero, estudié con Don Federico, después al Colegio de La Palmilla, continué mis estudios y me presenté por libre en Las Palmas de Gran Canaria hasta que, finalmente, me hice maestro de escuela”.

José Miguel Rodríguez hizo hincapié en que se siente “profundamente aldeano”, porque “uno no es de donde nace, sino de donde crece, se alimenta y se forma”. Pero también es importante destacar que ha insistido en que todo eso no importa porque “tu capacidad de arraigo depende de tu implicación con tu entorno”.

En este sentido, Rodríguez no ha pasado desapercibido en el pueblo. “A mi padre le encantaba el boxeo, yo le ayudé cuando fundó el club”, pero el deporte que siempre corrió por sus venas fue el balonmano, fundando el histórico club aldeano en el que jugó y, más tarde, entrenó.

Esa implicación con su tierra quedó patente en su faceta política. Concejal en la oposición, con responsabilidades de Gobierno y alcalde, Rodríguez siempre se sintió atraído por la gestión pública desde muy joven, presentándose en las primeras elecciones democráticas en la década de los años setenta. “Una cosa siempre he tenido claro y es mi convicción de trabajar por la ciudadanía desde el nacionalismo canario a lo largo de todo su proceso evolutivo”. Su trabajo comenzó con Unión del Pueblo Canario, participó de su transformación hacia Coalición Canaria desde Iniciativa Canaria (ICAN) hasta la actualidad con Nueva Canarias.

Entre muchos de sus objetivos durante su período como alcalde se encontraba la modernización del Ayuntamiento y, aferrado a la identidad de un pueblo que siempre luchó por proteger su herencia, José Miguel Rodríguez no desaprovechó la oportunidad para proponer, en sesión plenaria, recuperar el nombre de La Aldea de San Nicolás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.