» Inda pide personarse en el » caso Dina » al probarse el montaje de Iglesias y su abogada contra él «

El director de OKDIARIO, Eduardo Inda, ha pedido personarse como perjudicado en el ‘caso Dina’ que investiga el cada vez más dudoso robo del móvil de la ex asesora de Podemos después de que el juez rechazara el recurso de Pablo Iglesias y le negara la condición de víctima en el caso.

Inda ha hecho esta petición al juez Manuel García Castellón, que aún no la ha resuelto, tras haber quedado acreditado que la versión de Pablo Iglesias sobre «las cloacas del Estado» era completamente falsa.

El caso ha dado un vuelco después de que el juez constatara las contradicciones que se encuentran entre los testimonios de Iglesias y Dina Bousselham sobre cuándo fue el momento en el que le devolvió la tarjeta y el estado en que se encontraba.

Ahora Inda, tras una campaña de desprestigio orquestada por Podemos, es el que reclama ser reconocido como perjudicado. A su vez, la Fiscalía Anticorrupción apunta a Iglesias como autor de sendos delitos de revelación de secretos y daños informáticos (obstrucción a la Justicia), a los que podría añadirse un tercero de fraude procesal.

Cuando se abrió esta pieza, tras aparecer unos archivos en el domicilio de Villarejo coincidentes con los datos del móvil robado a Dina, el líder de Podemos pidió imputar a Inda al entender que había quedado en evidencia «la presumible colaboración activa para difamar» a Iglesias «entre un grupo de altos mandos del Cuerpo Nacional de Policía» y el «medio de comunicación OKDIARIO».

OKDIARIO publicó el chat de Iglesias sobre la periodista Mariló Monteroen donde decía que «la azotaría hasta que sangre» y se presentaba como un «marxista convertido en psicópata» para cumplir así con su obligación profesional de informar de un hecho relevante que afectaba a un personaje público, líder de un partido político que con el paso del tiempo se convirtió en vicepresidente del Gobierno.

Iglesias llegó a pedir el registro de las oficinas de este periódico, a lo que el juez se opuso, si bien acordó requerir a OKDIARIO que entregara los archivos de los que disponía y que se abstuviera de publicar más informaciones extraídas de los datos del teléfono.

Sin embargo, la realidad ha sido bien distinta. A la luz de las contradicciones apreciadas, los pantallazos del chat de Podemos, que se publicaron en OKDIARIO y que son coincidentes con la memoria del teléfono supuestamente sustraído, los mandó la propia Dina a terceros, por lo que la filtración al periódico pudo venir de cualquiera. Esta circunstancia también hace dudar de si el robo del móvil realmente se produjo. Es más, se especula con la posibilidad de que la filtración fuera una ‘vendetta’ de Dina o su pareja contra Iglesias.

Desde luego ningún periodista de OKDIARIO va a revelar su fuente le perjudique o le beneficie y ello es con lo que ha jugado Iglesias y su letrado a la hora de verter imputaciones delictivas contra este medio y su director durante más de un año

Vox denuncia a Iglesias

Vox ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción y la Criminalidad Organizada contra el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, la asesora de Podemos Dina Bousselham y la abogada de ésta, Marta Flor, y el fiscal Ignacio Stampa. Les atribuye seis delitos:denuncia falsa, falso testimonio y simulación de delito, estafa procesal, tráfico de influencias y revelación de secretos.

En su escrito, Vox reconoce que «no tiene acceso al procedimiento seguido ante la Audiencia Nacional, más allá de las noticias que han ido publicándose en medios». Sin embargo, destaca la información«coincidente todos ellos» y «la falta de desmentido de los mismos», lo que, argumentan, «hacen que se deban considerar como indicios sólidos, privilegiados y suficientes para el inicio de una investigación».

El origen del procedimiento y causa de la denuncia, según explica la vicesecretaria nacional jurídica Marta Castro, se encuentra en la denuncia de la asesora de Podemos del robo de su móvil. Sin embargo, «se están revelando hechos que ponen muy en entredicho la veracidad de la denuncia, al salir a la luz derivada de las contradicciones en las declaraciones de los implicados, y la investigación judicial que muestra que Pablo Iglesias tuvo en su poder una copia de la tarjeta de teléfono y su contenido».

En el procedimiento judicial están incorporados los mensajes de un chat interno del servicio jurídico de Podemos que muestran los contactos con los Fiscales anticorrupción que llevaban el procedimiento por lo que «al parecer, todo obedece a una estrategia política debidamente orquestada por Iglesias, de la que Podemos se beneficiaria de la causa contra Villarejo, estando, entonces (2015), próximas las elecciones», explican los servicios Jurídicos de VOX en la denuncia.