»   Crónica »  C. D.  Tenerife   1  R.C.  Deportivo de la Coruña 1  »   Aketxe rescata al Depor en la prolongación  »   Por Tojimoadol » 

El Tenerife se adelantó con un penalti de Luis Milla, pero el zurdo puso justicia con un buen zurdazo.

Aketxe rescató al Depor de perder injustamente en el Heliodoro. Luis Milla había adelantado al Tenerife en la recta final del encuentro, pero el ‘10’ deportivista se aprovechó de un balón suelto en el área para empatar con un fuerte zurdazo. Los tinerfeños, casi certifican la permanencia de manera matemática.

Apenas un cambio introdujo Baraja en su once, mientras que Vázquez sí retocó un poco más su alineación titular. El duelo empezó frenético: con un aviso tempranero por parte de Aitor Sanz cuyo disparo desde la frontal fue repelido por el meta gallego (2’) y enseguida respondió David Simón con una cabalgada monumental que terminó con una gran atajada de Ortolá (3’).

Una mala salida defensiva volvió a asustar a los locales con un disparo de Mollejo que terminó en el córner. Al Depor se le veía mejor que un Tenerife algo atascado y que buscaba sorprender con balones largos. Milla, viendo lo bien parada que estaba la defensa deportivista, lo intentó desde fuera, pero lanzó fuera.

A los 20 minutos, Dani Gómez tuvo que pedir el cambio por un fuerte golpe. Miérez fue el elegido.Minutos después, quien se tuvo que marchar fue Uche por otro golpe ingresando Borja Valle. El duelo, en tanto, seguía siendo muy parejo y con poco protagonismo en las áreas. Los gallegos supieron tapar muy bien la banda derecha blanquiazul, uno de los argumentos más usados por Baraja.

Antes del descanso, las porterías seguían siendo vírgenes ya que ninguno de los dos encontraba los caminos para ponerse en ventaja. Lo más significativo fue un balón suelto en el área de Giménez que Miérez no supo controlar y un disparo flojo de Sabin Merino.

A la vuelta de los vestuarios, salió mucho mejor el Depor que tocó y tocó hasta que Gaku vio un hueco y disparó, obligando a Ortolá a despejar a córner. En la jugada siguiente, quien la tuvo fue Mollejo, pero cabeceó alto. Sabin Merino, de espuela, volvió a probar al meta local, que se ufanaba para mantener su portería imbatida.

Nahuel y Aketxe entraron en campo buscando soluciones para sus equipos aunque la sensación era que el Deportivo estaba más cerca de marcar que el Tenerife, que empezaba a acusar el cansancio en sus piernas.

El balón era de los coruñeses quienes trataban de cansar aún más a los tinerfeños que no encontraban su fútbol y no llegaban al área rival. Ortolá volvió a salvar a los suyos ante Cristian Santos que acababa de entrar (73’).

En la recta final, y por esos caprichos del fútbol, se adelantó el Tenerife merced a un dudoso penalti sobre Joselu que convirtió Luis Milla. El Depor, que perdonó mucho y lo pagó caro, fue con corazón en busca del empate agónico, algo de lo que está acostumbrado. Y fue Aketxe quien acertó en la prolongación nivelando el partido y poniendo justicia.