» Unos 180 empleados de Limpieza denuncian contratos fraudulentos «

Trabajadores de la bolsa eventual de 245 personas exigen al Ayuntamiento que les reconozca la condición de indefinidos no fijos. El gobierno culpa a los sindicatos de que no se les pueda renovar.

Unos 180 trabajadores de Limpieza, de la bolsa de 245 que se incorporó al servicio el pasado 8 de julio, han presentado recurso ante el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para reclamar la condición de indefinido no fijo por desempeñar funciones «estructurantes y, por tanto, con carácter permanente», según se desprende de los escritos registrados en las oficinas municipales.

Los afectados denuncian que el Consistorio ha cometido fraude de ley porque el encadenado de contratos de carácter interino en los últimos años ha superado el tiempo máximo de presencia en situación de interinidad. Por eso, concluyen, se ha producido una «contratación fraudulenta».

Se basan en que «la duración del contrato de interinidad será la del tiempo que dure la ausencia del trabajador sustituido con derecho a la reserva del puesto de trabajo», según el Estatuto de los Trabajadores; y en que «la ejecución de la oferta de empleo público o instrumento similar deberá desarrollarse dentro del plazo improrrogable de tres años», tal y como fija el Estatuto Básico del Empleado Público. Según los argumentos de los recurrentes, «se habría superado el tiempo establecido de permanencia en la situación de interinidad por cobertura de vacante».

Hay que tener en cuenta que hay trabajadores que llevan seis años seguidos encadenando contratos, bien de interinidad, bien de obras y servicios, bien de contratación eventual por necesidades de la producción.

La solución que reclaman es similar a la que ha tenido que afrontar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria con otro grupo de trabajadores, los 138, a los que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) obligó a readmitir. Estos trabajadores también tienen derecho al pago de los salarios dejados de percibir desde enero.

Los integrantes del grupo de los 138 entrarán a trabajar el próximo 2 de enero como laborales indefinidos y se mantendrán en sus puestos hasta que se convoque la oferta pública de empleo que determinará la asignación de cada una de estas plazas.

La solución impuesta por el TSJC es la que demandan para sí los integrantes de la bolsa de los 245, de los que hay que descontar un total de 47 porque a su vez procedían del cupo de los 138. Además, otros once renunciaron, con lo que el número final de personal afectado por la extinción de sus contratos es de 187.

«La contratación de los 187 es inviable dado que incumple la normativa de estabilidad presupuestaria», lamentó ayer la concejala de Limpieza, Inmaculada Medina, «hemos intentado por todas las vías evitar que estos trabajadores vieran extinguido su contrato pero no ha sido posible porque los sindicatos no aceptan la propuesta del Ayuntamiento».

La edil aclaró que «ante las negativas sindicales, nos vemos obligados a extinguir los contratos temporales que acaban el 7 y el 11 de enero».

Medina insistió en que sí se da respuesta «a lo acordado con los representantes de los trabajadores» en relación a la contratación de los 138 empleados, la mayoría de ellos (un total de 122) peones.