» Arquitectura » Una mirada colectiva por el bien común «

 

 

La pasada semana finalizó la V Semana de la Arquitectura, un evento vinculado al Día Mundial de la Arquitectura que se celebra hoy bajo el lema “Arquitectura… vivienda para todos”

 

Como cada primer lunes de octubre, hoy se celebra el Día Mundial de la Arquitectura, cuyo tema es “Arquitectura… vivienda para todos”, con el propósito de dar cumplimiento al objetivo número 11 de la Agenda de Desarrollo Sostenible propuesta por la ONU para 2030 que establece “hacer ciudades seguras, inclusivas y sostenibles”.

Vinculada a este Día Mundial, la pasada semana se celebró la quinta edición de la Semana de la Arquitectura organizada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Gran Canaria, una iniciativa durante la que se realizaron una decena de actividades gratuitas abiertas al público con el objetivo de transmitir a la ciudadanía la importancia que tiene la arquitectura para mejorar su calidad de vida.

 

El decano del Colegio de Arquitectos de Gran Canaria, Vicente Boissier, incidió en el “compromiso” que tienen los arquitectos “con la ciudadanía y con el planeta”, y subrayó la importancia de que el gremio haga un “esfuerzo para trabajar de forma colectiva” en la lucha contra el cambio climático, para hacer frente a la pobreza o para conseguir la inclusión de todas las personas en la sociedad.

 

Este es el objetivo de una semana en la que, a través de conferencias, talleres educativos, exposiciones, concursos de fotografía y rutas guiadas desarrolladas en la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, se ha invitado a la ciudadanía a reflexionar sobre cómo son las ciudades en las que viven y cómo quieren que sean las ciudades en las que vivirán en un futuro.

 

“A lo largo de los años se va viendo que la ciudadanía se interesa cada vez más por la arquitectura, que aún es una materia gris, así que nuestro reto para la próxima edición es conseguir que el sector empresarial que está invirtiendo en patrimonio participe y cuente su experiencia”, explica el arquitecto Ramón Cruz, vocal de la Junta del Colegio de Arquitectos de Gran Canaria.

Los retos de la ciudad, un compromiso colectivo

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, que volvió a ser la sede de la Semana de la Arquitectura, reunió en un mismo espacio a profesionales, comunidad educativa, administraciones públicas, empresariado y ciudadanía general con el objetivo de “que las personas vean la arquitectura como un bien común”, explica Sara Sarmiento, presidenta de la asociación cultural Estereoscopio Urbano, coordinadora del proyecto Arquiguaguas.

 

“En cualquier intervención debemos acercarnos a la ciudadanía y hacerla partícipe de los proyectos, escuchando, ateniendo sus demandas e intentando visibilizar todas las realidades y en este camino es importante ir hacia la infancia, la discapacidad y la mujer”, indicó Sarmiento.

 

Entre los retos de futuro que tiene la ciudad, Boissier destacó el de dar respuesta a todas aquellas personas mayores que viven solas, un colectivo que en la capital insular supera las 60 mil personas. “Es importante hacer propuestas de mejora para cubrir las necesidades de una sociedad que cambia y que se transforma con rapidez”, concluyó.

 

Pero la ciudad tiene también otros retos como el de “reducir el espacio destinado a los coches aparcados” y ocupar esos espacios pensando en “el ocio y el disfrute de las personas”, tal y como indicó el arquitecto Vicente Díaz, coordinador de los bici-paseos urbanos.

 

Es fundamental empezar a dar respuestas a las grandes preguntas que tiene la sociedad global creando ciudades en donde no existen diferencias entre barrios o donde las personas pueden disfrutar de una arquitectura de calidad, del ahorro de agua, del ahorro energético o de la reducción de residuos.

Así lo señaló el arquitecto, Jin Taira, coordinador de las actividades SEI MODERN, que planteó como reto “construir una visión colectiva coherente y ambiciosa para convertir la ciudad en un modelo que se pueda aplicar en otros lugares del mundo, como ya lo ha hecho la isla de El Hierro convirtiéndose en una isla 100% sostenible”. “Si no participamos en un sueño colectivo, nunca podremos conseguir una meta común”, concluyó.

 

La Semana de la Arquitectura o el Día Mundial de la Arquitectura ayudan a generar espacios de encuentro para transformar las ciudades con la ciudadanía, que al final es la protagonista, convirtiéndolas en ciudades más amables, más inclusivas y sostenibles.