» San Mateo » Santa Brígida » Tejeda » Acusan al Cabildo de discriminarlos en carreteras «

Los alcaldes critican que la corporación insular invierta más dinero en vías con menos tráfico que las del interior .

» Reclaman una actuación urgente en la G.C.-15 «

 

Tres municipios del Centro, Santa Brígida, San Mateo y Tejeda, están molestos por el «trato discriminatorio» que se da a las vías de esta comarca por parte del Cabildo de Gran Canaria, especialmente en el área de Carreteras.

Los ayuntamientos afectados señalan que el Cabildo está invirtiendo más de cuatro millones en la carretera de Ciudad del Campo a Teror (con un movimiento de 7.000 vehículos día) y 800.000 euros en la mejora de la salida de Teror hacia Valleseco-San Mateo (con aforo mucho menor), donde el Gobierno de Canarias financió un puente para salvar el barranco y la mejora de la carretera hacia Arucas.

Mientras, se quejan, en la carretera del Centro el Gobierno autónomo «no ha gastado un euro con los problemas diarios en el Monte Lentiscal, en el cruce de La Atalaya, el acceso a Santa Brígida o la sencilla colocación de un semáforo en El Madroñal» que demandan los vecinos.

Los alcaldes se quejan de que tampoco se ha invertido en las vías de titularidad del Cabildo, «presentan un estado calamitoso, salvo en la mejora de muros de contención, porque no les quedaba otro remedio dado el riesgo de hundimiento de las vías», como la curva del estanque del Galeón, la carretera de Los Silos o la carretera a Pino Santo bajo.

El pleno de Santa Brígida aprobó por unanimidad una moción en este sentido. En las mociones presentadas por los distintos grupos, fueron aprobadas por unanimidad la del grupo Ando Sataute, que plantea la revisión del Convenio de Carreteras Canarias-Estado para que se incluyan mejoras en la vía GC-15 (desde el Monte hasta Tejeda), bien por la incorporación de esta carretera entre las de interés regional o con el uso de los remanentes del convenio.

La moción fue ampliada con aportaciones de otros grupos políticos que plantearon que el Cabildo de Gran Canaria presente un plan de inversiones en las vías de la comarca. Los concejales destacaron las escasas actuaciones del Cabildo en este mandato y recordaron que la inversión para asfaltar la carretera de Los Silos a Pino Santo estaba presupuestada en el anterior mandato y su financiación fue cancelada.

La misma carretera es una de las vías en las que va a actuar el Cabildo por su pésimo estado, pero han pasado los años y se ha quedado sin ejecutar la obra , empeorando el firme.

Gestión

La moción de Ando Sataute versa sobre la parálisis del acuerdo de carreteras entre Canarias y el Estado. «Tras varios años de parálisis del convenio de carreteras, los gobiernos del Estado y de Canarias han negociado un nuevo convenio que incorpora siete obras recuperadas de anteriores convenios y otras siete nuevas a ejecutar en los próximos años» señala la moción. El convenio cuenta con una financiación superior a los 100 millones anuales.

Las obras acordadas se realizarán íntegramente en el entorno litoral de la Isla quedando al margen del mismo las vías interiores de la isla de Gran Canaria. «Sin embargo, la zona centro padece de los peores viarios, los de trazados más antiguos y la mayor pérdida de atractivo económico y turístico por estos motivos».

Esta situación provoca la permanente demanda de los habitantes de este territorio de la mejora de sus comunicaciones terrestres y la seguridad de sus vías, sin que se haya obtenido respuesta. De hecho, Santa Brígida, San Mateo y Tejeda no han recibido un solo euro en los distintos convenios de carreteras.

Por ello, la moción propone al Pleno solicitar una revisión del convenio de carreteras que contemple la mejora de la carretera GC-150 para que permita un mejor acceso a los municipios afectados, solicitar la solución urgente al acceso al Monte y que la inversión mejore la seguridad y comodidad del tráfico, mantener en condiciones el asfalto, estudiar y tomar medidas urgentes para las zonas de riesgo para peatones y vehículos. Los municipios piden que se realice un proyecto de tratamiento e intervención paisajística de todo el trayecto y aprovechar la inversión para convertir esta ruta en un atractivo turístico.

Asimismo exigen soluciones urgentes a los tramos que afectan al casco urbano de los municipios por los que discurre la GC-150, donde la carretera atraviesa los citados pueblos «con el consiguiente impacto sobre la población y los constantes problemas de tráfico que provoca».

El alcalde de Santa Brígida, afirma que «hemos tenido múltiples reuniones con los responsables de Carreteras, pero siguen pendiente varias actuaciones que consideramos urgentes». «Nosotros hemos contribuido a buscar soluciones a graves problemas de tráfico en nuestro municipio con la puesta en marcha de un proceso participativo para consensuar propuestas para la travesía del Monte, donde desde hace 20 años la población espera una intervención para dar seguridad, accesibilidad y dotar de aparcamientos», agrega el regidor satauteño.

Por su parte,  alcalde de San Mateo, afirma que «la carretera del Centro está olvidada. No solo la G.C.15, sino la circunvalación del Monte. Las carreteras están de vergüenza. La gran sacrificada del Cabildo siempre ha sido las medianías. Lo podemos comprobar con la G.C.15, las distintas carreteras como la de Pino Santo, la de Lomo Espino, la circunvalación con acceso a la rotonda del Monte? Todas están abandonadas. No hay inversión del Cabildo ni se ha hecho ninguna actuación de cara al futuro para mejorar una vía que se ha quedado obsoleta».

«En el Cabildo están matando pájaros a cañonazos, no están en la gestión. Ese es el problema. Se comprueba con las continuas modificaciones presupuestarias porque no son capaces de gestionar los presupuestos, dándole financiación a los municipios de su cuerda política e intentando asfixiar a aquellos que no lo somos»

«Tenemos una vía estratégica. Nosotros tenemos la entrada al casco antiguo, que es una carretera insular e incluso se nos ha intentado coaccionar diciendo que nos asfaltan la carretera de ellos, la insular que atraviesa el casco, si a cambio les cedemos la Avenida de Tinamar, que es municipal. Les he dicho que ni hablar. La que tiene que arreglar el Cabildo es la carretera antigua, la G.C.15, que pasa por el casco, porque es de su competencia», argumenta el alcalde de la Vega.

Asegura que en el Cabildo no son capaces de gestionar los dineros. «Están más pendientes del Sahara que de Gran Canaria. No tienen idea de la gestión, están en otro mundo, intentando vender imagen en los medios de comunicación».

«Tiene menos tráfico la autopista de Mogán que el movimiento de vehículos por San Mateo los fines de semana. Esa es la realidad. Estamos casi en 15.000 movimientos de vehículos. Sin embargo, a pesar de haberse solicitado en varias ocasiones, no vemos ninguna actuación de mejora en esa vía», agrega.

El alcalde veguero considera que es necesario que haya una vía alternativa que vaya desde el Monte a Santa Brígida en una primera fase, en una segunda a San Mateo y en una tercera a Tejeda. «En septiembre de 2017 mantuvimos una reunión con el Gobierno de Canarias y tanto el presidente como el vicepresidente y consejero de Obras Públicas se comprometieron con los empresarios en hacer un estudio de una vía alternativa». «Jamás ha habido tanta falta de gestión en el Cabildo como hay ahora. Están en otras cosas, en sus campañas publicitarias, en sus energías alternativas y sus historias», concluye el regidor.

Por su parte, el alcalde de Tejeda,  también reclama la mejora de la G.C.15. «En su tramo inicial debería desdoblarse para que en hora punta el tráfico esté más fluido». «En estas vías se sobrepasa el tráfico permitido», sostiene, «hace ocho años me reuní con técnicos de Carreteras y ya entonces decían que debía ser desdoblada, pero todavía no se ha intervenido».

Los problemas están en San Mateo, «En la actualidad, como consecuencia de la actividad comercial se forman grandes colas; se necesita un estudio urgente para aliviar el tráfico en la zona, porque los pueblos desde San Mateo a Tejeda somos los afectados»

«mucha gente que quiere subir el fin de semana acaba dando la vuelta y yéndose para no estar en caravanas».