» Pablo Rodríguez se postula para recuperar el liderazgo perdido de Gran Canaria «

 

El cabeza de lista de Juntos por Gran Canaria presenta su candidatura con la aspiración de que el partido gobierne, al menos, en diez ayuntamientos de la Isla.

 

Pablo Rodríguez, el cabeza de lista al Parlamento regional por Juntos por Gran Canaria la alianza forjada por Coalición Canaria (C.C.) y Unidos por Gran Canaria- pisó ayer el acelerador en la carrera electoral. El actual vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Ejecutivo regional presentó su candidatura con una consigna clara: defender los intereses de Gran Canaria para que la isla recupere su posición de liderazgo.

Los antiguos Talleres Palermo sirvieron a Rodríguez para presentar, bajo el eslogan Pablo pinta bien, los objetivos que persigue en la próxima legislatura, en la que confía en que su partido no solo tenga una amplia representación en la Cámara canaria, sino también en el Cabildo de Gran Canaria y en hasta una quincena de ayuntamientos de la Isla. «En Canarias tenemos una tarea inmensa y en Gran Canaria, si cabe, más aún. No solo tenemos la tarea de resistir, sino también de avanzar», resaltó.

El número uno de la lista de Juntos Por Gran Canaria al Parlamento aseguró que la Isla «se ha ido quedando atrás» pese a la evolución del resto de islas porque «no ha logrado engancharse al tren del desarrollo y el avance». Un retraso, aseguró, que se debe en buena medida por el actual Gobierno con el que cuenta la Corporación insular, formado por Nueva Canarias, P.S.O.E. y dos consejeros no adscritos tras la ruptura interna de Podemos. «Nosotros somos los únicos que tenemos la libertad de poder defender nuestra isla en el Parlamento sin debernos a la obediencia de los partidos centralistas», añadió.

Ante un abultado público, conformado por numerosos cargos públicos y orgánicos y militantes de C.C. y UxGC, así como por representantes de colectivos sociales y empresariales, Rodríguez presentó la hoja de ruta que pretende seguir si los votantes depositan su confianza en él en las elecciones autonómicas. El político grancanario incidió en que Gran Canaria cuenta con una gran cantidad de proyectos generadores de riqueza y empleo «bloqueados» en el Cabildo, por lo que insistió en que es «clave» que José Miguel Bravo de Laguna, candidato de Juntos por Gran Canaria a presidir la Corporación Insular, consiga gobernar.

Este deseo lo hizo extensible a los 21 ayuntamientos de las Islas, especialmente en el de Las Palmas de Gran Canaria, donde Nardy Barrios encabeza la lista del pacto entre C.C. y UxGC. Rodríguez considera que el partido tiene posibilidades de hacerse con el bastón de mando en una decena de municipios y cogobernar hasta en una quincena de ellos.

El apoyo a las mujeres emprendedoras, la lucha contra el plástico, la culminación de la carretera de La Aldea o la apuesta por sectores ligados a la innovación y desarrollo para diversificar la economía canaria y así captar de nuevo el talento canario fugado fueron otros de los aspectos que trató Rodríguez tras las preguntas que formularon ciudadanos a través de un holograma, en el que él mismo apareció para dar la bienvenida a los asistentes.

Pero el acto no solo contó con la participación de Rodríguez, sino que también intervinieron Barrios, Bravo de Laguna, la diputada nacional de C.C., Ana Oramas, y el presidente canario, Fernando Clavijo, que también aprovecharon la ocasión para enviar recados a sus adversarios políticos y poner el acento en lo que, a su juicio, es imprescindible en este momento. La candidata a la Alcaldía de la capital grancanaria subrayó la importancia de impulsar un plan director para que los proyectos tengan continuidad en el tiempo aunque haya cambios de gobierno, mientras que Bravo de Laguna puso el énfasis en alejar a Gran Canaria del «aislamiento político» con Juntos por Gran Canaria, un pacto que negó que sea oportunista.

Después llegó el turno de Oramas y Clavijo, el dúo «Pimpinela» tal y como el propio candidato de C.C. a revalidar la Presidencia de Canarias. Oramas aseguró que Coalición se ha quedado sola defendiendo los intereses de Canarias en Madrid al entender que N.C. se ha desmarcado de esa senda mientras que Clavijo lamentó que en Gran Canaria no exista ni voluntad de liderazgo ni ambición, por lo que insistió en la necesidad de que se dé un cambio.