Actualidadcanarias
Toda la información de Canarias

” Aguimes ” Condenan al Ayuntamiento por cobros indebidos en la residencia de mayores “

El juez obliga a devolver casi 30.000 euros a una dependiente por no descontar cuotas ya subvencionadas. El Consistorio se quedó con dinero de residentes.

El Ayuntamiento de Agüimes deberá devolver 29.184,80 euros a una vecina interna en la residencia de mayores a causa del cobro indebido de prestaciones de dependencia por su plaza pública en el centro municipal entre enero de 2014 y julio de 2016, según la sentencia emitida por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria.

Además de imponer las costas procesales a la corporación local del sureste insular, la resolución judicial no admite recurso alguno, de acuerdo al fallo firmado el 3 de septiembre y difundido ayer en el marco de un conflicto administrativo con casi una decena más de residentes afectados y el Cabildo de Gran Canaria junto al Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) como codemandados. Tanto Coalición Canaria (CC) como Partido Popular (PP) han venido exigiendo desde la oposición insular al presidente del Cabildo y dirigente de Nueva Canarias (NC), Antonio Morales, explicaciones por las presuntas irregularidades detectadas en la residencia de mayores durante su última etapa al frente del Ayuntamiento de Agüimes. Unas denuncias que Morales atribuía solo a discrepancias administrativas.

El fallo cuestiona un modelo de gestión de asistencia social del que presume el presidente delCabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y revela cuanto menos una polémica distribución de abonos y subvenciones públicas en la residencia de la que siempre ha presumido y puesto como ejemplo el líder insular.

Pese a las denuncias de los internos y familiares, las quejas con pruebas de la oposición en el Cabildo y la intervención del Gobierno de Canarias Morales se ha opuesto a crear una comisión de investigación sobre estas irregularidades. En todo momento ha negado cualquier mancha en uno de los centros que ha expuesto como uno de sus mayores conquistas en la asistencia a los más mayores de Agüimes. Hasta una inspección del propio Cabildo descubrió en may unos incumplimientos en los gastos farmacéuticos generados por los usarios..

“Es patente que las cantidades abonadas (…) lo eran por los servicios recibidos y que las subvenciones recibidas por el Ayuntamiento estaban dirigidas a la financiación, de carácter finalista, de determinadas plazas ocupadas por personas identificadas por la propia corporación municipal, las cuales debieron ver minorada la aportación inicial exigida por las subvenciones que a esa plaza se destinaban y se destinan por el IASS y que percibió y percibe la administración municipal”, recoge con claridad el fallo.

El juez recuerda, en los fundamentos de derecho, que el documento suscrito en febrero de 2012 por la demandante con el Ayuntamiento para el ingreso y prestación de los servicios de la residencia de mayores Villa de Agüimes especificaba que la cuota inicial de 1.200 euros mensuales se reduciría si recibía una subvención de dependencia. Aunque el reconocimiento de la dependencia severa (grado II y nivel II) se obtuvo en agosto de 2009 y el derecho al servicio residencial en julio de 2012, otorgados por el Gobierno de Canarias, la vecina abonó la mensualidad íntegra durante casi dos años por el carácter innominado de las subvenciones percibidas hasta entonces, una situación modificada por el destino finalista de la ayuda a partir del 1 de enero de 2014 y renovada en los dos ejercicios posteriores en el convenio firmado entre IASS y Ayuntamiento.

El Ayuntamiento intentó compensar tras la denuncia los cobros indebidos por lo que la residente afectada solo paga 7,72 euros diarios (231,6 mensuales) desde julio de 2016 gracias a una tasa municipal, que según el propio Gobierno local es una “práctica administrativa de difícil por no decir nulo encaje legal”.

Para el magistrado-juez, sin embargo, “la administración no ha demostrado que la situación de financiación del servicio impidiera proceder a la minoración prevista, de hecho, ha llegado incluso a modificar su ordenanza fiscal para establecer una bonificación/exención de carácter general (más allá de las particulares circunstancias…) que provoca una novación del contrato en su día rubricado y que, además, como hemos visto ya se aplica a la hoy recurrente (algo no negado por la administración).”

Los comentarios están cerrados.