Actualidadcanarias
Toda la información de Canarias

” Un submarinista fallece después de ser recuperado de una parada en Arinaga “

El martes había recibido el alta. El instructor de buceo Víctor el Portugués, de 50 años, había sufrido un infarto el pasado viernes en el paseo de Arinaga, mientras se preparaba para la segunda inmersión del día. Dos enfermeras consiguieron reanimarlo, por lo que fue trasladado al Hospital Insular, donde quedó ingresado. Una vez recibida el alta, en la mañana de ayer fue encontrado muerto en su vivienda al sufrir una nueva parada cardiorrespiratoria. Sus compañeros no salen de la incredulidad ya que nunca se le había achacado de ninguna enfermedad coronaria.

La muerte deriva, en principio, de una parada cardiorrespiratoria ocurrida sobre las 17.30 horas en la zona de los aparcamientos de los buzos de Arinaga. Allí, Víctor, conocido como el Portugués, se preparaba para realizar la segunda inmersión del día con un grupo, según indicó ayer Juan, del Centro de Buceo Margullar, en donde trabajaba. Entonces sufrió un desvanecimiento por un infarto. De inmediato, dos profesionales sanitarias que estaban en el lugar comenzaron a realizarle tareas de reanimación, en las que colaboraron los socorristas de la zona.

Entre todos ellos consiguieron revertir la parada. Una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) procedió a su traslado hasta el Hospital Insular donde, como indicó Juan, quedó ingresado hasta que el pasado martes recibió el alta al encontrarse mejor. “No me lo esperaba, anoche mismo, a las dos de la madrugada, hablé con él”, recordó Juan. A primera hora de la mañana fue encontrado muerto en su casa después de sufrir una nueva parada cardiorrespiratoria por, supuestamente, la obstrucción de sus venas.

Su compañero indicó que durante los muchos años en los que Víctor se había dedicado a la instrucción a submarinistas nunca se quejó de dolencia alguna. Lo ocurrido ha cogido por sorpresa a todos aquellos que lo conocían y ha consternado al mundo del submarinismo en el Archipiélago.

Su cuerpo será incinerado a lo largo del día de hoy y sus cenizas serán depositadas en el fondo del mar. Juan avanzó que durante las próximas semanas le rendirán un homenaje en la playa del Cabrón para recordar todos los años que el Portugués dedicó al submarinismo.

Los comentarios están cerrados.