Actualidadcanarias
Toda la información de Canarias

” El acuífero de La Aldea quintuplica el promedio de nitratos saludable “

La concentración entre 2001 y 2016 ha sido creciente, al igual que en Telde, estabilizándose en el Norte. El Plan Hidrológico propone extender la superficie vulnerable a esta contaminación a siete de las diez masas de agua subterránea.

La concentración de nitratos medida en las estaciones de control de calidad de la masa de agua subterránea de La Aldea de San Nicolás no solo no se ha reducido entre 2001 y 2016 sino que muestra una tendencia al incremento. El promedio a lo largo de los 16 años es de 247,04 miligramos por litro, cifra que quintuplica el umbral de 50 miligramos de nitratos por litro que la Organización Mundial de la Salud recomienda no superar para que el agua sea apta para el consumo humano.

La concentración de nitratos en los acuíferos de La Aldea es la más alta registrada en las siete masas de agua subterránea, de las diez que tiene la isla, afectadas por este tipo de contaminación difusa. En las otras dos zonas consideradas vulnerables a la contaminación de nitratos en el Plan Hidrológico vigente, la de Telde y la de Gáldar, Guía y Moya, el promedio entre 2001 y 2016 fue de 110,61 y 72,70 miligramos por litro.

El análisis tendencial muestra un incremento de la concentración de nitratos en la zona de Telde y cierta tendencia a la estabilización en la del Norte, aunque con valores que duplican el objetivo de rebajar el umbral de los 50 miligramos.

Los objetivos ambientales en las tres zonas declaradas vulnerables (todas bajo la cota de 300 metros de altitud) en el primer ciclo del Plan Hidrológico, en el año 2000, no solo no se han alcanzado sino que en la revisión del Plan Hidrológico se contempla una prorroga hasta 2027 para alcanzarlos. Además, el documento aboga por extender la superficie vulnerable a las siete masas en las que los test de evaluación del estado químico han concluido que la concentración de nitratos es alta. Son las Noroeste, Norte, Noreste, Este, Sureste, Suroeste y Oeste.

La acumulación de un exceso de nitratos, de origen agrícola, ganadero y urbano, sobre todo, en los acuíferos se produce desde hace décadas y sigue generándose por la presencia de un alto contenido en la tierra de estos iones formados por tres átomos de oxígeno, uno de nitrógeno y una carga negativa (NO3-), que no tienen color ni sabor, que son arrastrados al subsuelo por las aguas de lluvia y de riego. En la Comunidad Europea el nivel máximo permitido en aguas potables es de 50 miligramos por litro, siendo 25 el valor guía.

 

Los comentarios están cerrados.