Actualidadcanarias
Toda la información de Canarias

Comienza el derribo de nueve bloques del viejo patronato de Tamaraceite

Las demoliciones liberarán suelo para la creación de un parque y para la construcción de 59 nuevas viviendas

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado el derribo de nueve bloques del antiguo Patronato Francisco Franco en Tamaraceite, al que seguirá la construcción en la misma parcela de dos nuevos edificios y un parque. Se trata de una nueva fase del proyecto perteneciente al Área de Renovación y Regeneración Urbana (ARRU) de Tamaraceite, que implica la sustitución de las viejas construcciones de los años sesenta, por inmuebles totalmente nuevos

Ya el pasado año el Consistorio acometió la demolición de otras 86 viviendas y la posterior construcción de dos edificios de 60 viviendas que comenzó a ejecutarse en 2017. Una obra que podrá finalizar en otoño de este año, después de que fueran realojadas las 86 familias que habitaban en los bloques demolidos. El Consistorio está a punto de finalizar otro edificio de 23 viviendas junto a la rotonda de entrada a Lomo de Los Frailes.

El Alcalde Augusto Hidalgo, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, y la concejala de Distrito, Mercedes Sanz, han asistido esta mañana para ver de primera mano los trabajos de derribo de estos bloques de viviendas junto al viceconsejero de Politicas Sociales del gobierno de Canarias, Francisco Candil.

Los bloques que están en proceso de demolición integran un grupo de nueve inmuebles con 64 viviendas distribuidas en nueve portales en las calles San Daniel, San Juan de Ávila y Fray Luis de León. En el solar resultante construirán un parque y 59 viviendas, dispuestas en dos bloques aislados, con planta baja común, destinada a accesos, locales, garajes y trasteros. La edificación se situará en una parcela de 1.580 metros cuadrados y alcanzará una superficie total de 7.160 metros cuadrados construidos, en seis plantas y sótano, con dos cajas de escaleras y dos ascensores en cada uno de los dos bloques.

El proceso de demolición de las viviendas se puso en marcha hace varias semanas con una serie de actuaciones previas, como el cerramiento de la zona mediante un vallado metálico, el tapiado de las viviendas que iban quedando desocupadas, el desmontaje de las farolas del alumbrado público y del cableado que discurre por las fachadas de los inmuebles, además de la carpintería de puertas y ventanas.

El alcalde, Augusto Hidalgo, ha afirmado que “la demolición de estas 72 viviendas, que vienen a sumarse a otras 86 que fueron derribadas ya el pasado año, un hecho que dará paso a la construcción de las nuevas viviendas y la consiguiente mejora de las condiciones de vida de 158 familias, pone de manifiesto que el Plan de Reposición de Tamaraceite ha supuesto un notable impulso desde la llegada del nuevo de gobierno municipal”.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que “la rehabilitación de la vivienda pública en los barrios populares de la ciudad es uno de los grandes objetivos del área de Urbanismo, prueba de ello es que además del Plan de Reposición de Tamaraceite, vamos a rehabilitar entre 2018 y 2019 más de 1.500 viviendas en barrios de la ciudad como la Vega de San José, Tres Palmas, Las Rehoyas y Escaleritas”.

El viceconsejero de Políticas Sociales del Ejecutivo autonómico, Francis Candil, ha reconocido por su parte que “esta es una operación que se está haciendo con inteligencia, en la medida en que sin sacar a la gente de su contexto, de su vida, conseguimos regenerar los barrios, dotándolos de nuevas viviendas en mejores condiciones con espacios públicos como parques, de los que no han podido disfrutar los residentes en muchos años”.

Los propietarios de las 72 viviendas que van a ser demolidas han sido realojados ya en diversas ubicaciones. Un total de 37 de estas familias han sido realojadas en régimen de alquiler, en las que permanecerán hasta que se les entregen las nuevas viviendas. El resto ya residían en nuevos hogares y otras tres familias se han marchado fuera del barrio.

La demolición de 72 viviendas del ARRU de Tamaraceite, que fue adjudicado a la empresa Transportes y Excavaciones Herodíaz, S.L., está consignado con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) y el Plan Estatal de Vivienda mediante un importe de 219.143 euros. Los trabajos tienen un período de ejecución de tres semanas. La construcción en la misma parcela de dos nuevos edificios de 59 viviendas, ya se encuentra en licitación por un importe de 5.461.584 euros. La inversión en conjunto asciende a una cantidad total de 5.680.727 euros.

El Ayuntamiento ha iniciado en lo que va de mandato la creación de 120 nuevas viviendas del ARRU de Tamaraceite, además de finalizar la construcción y entregar un edificio de 72 hogares en 2017. También se entregará a comienzos del 2019 otro edificio de 37 viviendas en La Galera que está en construcción y se levantarán otras 59 en el solar resultante de la demolición de las 72 casas del antiguo Patronato que ha comenzado a ejecutarse este año. El Consistorio calcula que al final del mandato se habrán entregado a sus beneficiarios 251 de las 354 casas a reponer, lo que supone más del 70% de las viviendas a reconstruir.

El ARRU de Tamaraceite implica la sustitución de las 354 viviendas de los 44 bloques del antiguo Patronato por viviendas de nueva construcción en la misma parcela o en los alrededores. La financiación de todo el ARRU, que asciende aproximadamente a 36 millones de euros, se reparte entre tres administraciones, el Estado (35%), el Gobierno de Canarias (30%) y el Ayuntamiento (25%). Los beneficiarios de las viviendas han aportado el 10% restante.

Los comentarios están cerrados.